miércoles, 1 de diciembre de 2021

Donación voluntaria de sangre disminuye drásticamente en Guayana

La falta de insumos médicos, especialistas, la crisis de transporte y gasolina, entre otros factores, así como la ausencia de una campaña de concientización, son claves en la caída de la donación de sangre voluntaria y, en consecuencia, en la capacidad de respuesta del sistema de salud.

@mlclisanchez

El Hemocentro Guayana, bajo la administración del Instituto de Salud Pública (ISP), es el único centro que extrae, prepara y distribuye sangre en Ciudad Guayana pero solo 1% de las unidades de sangre recolectadas provienen de donantes voluntarios, así lo informó la coordinadora del banco de sangre del hemocentro, Beatriz Ortiz.

La licenciada explicó que en el municipio Caroní nunca ha habido una cultura de donación voluntaria de sangre. Sin embargo, en el último año disminuyó drásticamente por factores asociados a la restricción de movilización.

Como consecuencia, hay menos disponibilidad de sangre en stock para distribuir a los hospitales que lo requieren para solventar emergencias y que, de por sí, tienen una reserva mermada de sangre en sus neveras.

“La donación voluntaria ha estado un poco baja por la situación del transporte, por la situación de la COVID-19 y de paso nosotros no tenemos una cultura de donación de sangre”, dijo Ortiz.

Hoy la mayoría de los donantes que ingresan al hemocentro son de reposición, es decir, personas que donan directamente para su familiar o conocido.

Ortiz aprovechó el espacio para resaltar que todos los bancos de sangre administrados por el ISP están operativos.

¿Por qué urge la donación voluntaria?

Mientras más unidades de sangre se puedan procesar, mayor será la probabilidad de contar con sangre en el stock para emergencias y para disminuir el tiempo de espera por transfusión de los pacientes cuya vida está en peligro.

    Urge un aumento de donantes de sangre voluntarios para garantizar una reserva de sangre para emergencias en el estado Bolívar | Fotos William Urdaneta

Tanto el banco de sangre del Uyapar como el de Dr. Raúl Leoni dependen de las bolsas de sangre preparadas que vienen del Hemocentro Guayana.

No todas las personas son aptas para donar sangre por padecer infecciones como el Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH), otras enfermedades, o desnutrición. Por lo general, más son los donantes o bolsas de sangre que se descartan, que las que son aptas para proceder al trasplante, por ello la disposición de donantes siempre debe ser amplia.

Este lunes, de 51 donantes atendidos por el hemocentro, solo 19 fueron aptos para donar, es decir, más del 60% fueron descartados. La mayoría fueron referidos por padecer anemia asociada a la mala alimentación. Lo que quiere decir que en la nueva recolección solo había 19 unidades de sangre disponibles para distribuir a los pacientes de los centros de salud públicos de Caroní.

“Las emergencias las cubren los hospitales. Tienen que tener sangre disponible para las emergencias, nosotros solamente somos centro de recolección de sangre y distribución”, aclaró Ortiz.

Hospitales sin bancos de sangre

“La donación de sangre voluntaria es un trabajo que tiene que ser constante, para que entendamos que hace falta que las neveras estén dotadas para atender la emergencia, y no esperar que llegue la emergencia”, manifestó de forma anónima una hemoterapista con más de 30 años de servicio en el banco de sangre del Hospital Uyapar.

Desde hace tres años los bancos de sangre de los hospitales Uyapar y Dr. Raúl Leoni comenzaron a trabajar como una unidad transfusional y dejaron de atender donantes por dos razones fundamentales: escasez de personal capacitado y escasez de reactivos para realizar la serología, una prueba clave para detectar patógenos en la sangre.

Esto impacta directamente en la capacidad de respuesta hacia emergencias que requieran una –o varias– transfusión sanguínea porque el stock que viene del hemocentro para solventar emergencias es reducido.

    Hemocentro Guayana opera con 50% del personal que requiere, y el banco de sangre del Hospital Uyapar opera con 21% de personal capacitado

Los bancos de sangre de los hospitales Uyapar y Dr. Raúl Leoni no pueden atender donantes ni preparar serologías por falta de insumos y personal desde hace 3 años

La escasez de personal capacitado también es un factor clave. En el Uyapar, de 19 hemoterapistas que había en cuatro turnos, solo quedan cuatro. En el turno de la tarde no hay hemoterapista.

“Así como nosotros en Uyapar estamos carentes de personal, en el Hospital Dr. Raúl Leoni también hay una carencia. Una cosa incide en la otra y lamentablemente quien paga las consecuencias es el usuario”, lamentó la licenciada.

La enfermera informó que antes el Hospital Uyapar atendía entre 30 y 40 donantes diarios mientras que en el Hospital Dr. Raúl Leoni se atendían entre 60 y 70 donantes diarios.

Tampoco hay insumos para los procedimientos. “Para hacer serología, o pedidos especiales para pacientes hematológicos faltan equipos como lectores de Elisa, pipetas automatizadas, reloj multitiempos… Y faltan reactivos”, informó.

El hospital de Guaiparo está en la misma situación: una hemoterapista con más de 20 años de servicio en el banco de sangre de este centro asistencial informó que los reactivos hemoclasoficadores son distribuidos de forma intermitente.

“Por ejemplo, hace poco estuvimos dos semanas sin un reactivo, tuvimos que pedir apoyo al sector privado”, afirmó.

La presencia de estos reactivos en estos hospitales es clave porque se necesitan para hacer las pruebas cruzadas de compatibilidad de la sangre donada para el paciente que la necesita, sin esa prueba, es un riesgo administrarle la sangre al paciente.

“No hay sangre porque la que llega del hemocentro llega con nombre y apellido para el paciente, y una que otra bolsa para solventar emergencias, pero no es suficiente y nosotros no atendemos donantes”, explicó la hemoterapista.

Ambos hospitales están bajo la administración del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), responsable de dotarlos de equipos e insumos.

El Hemocentro Guayana debe atender casi 80% de los donantes de los centros de salud públicos con un déficit de 40% del personal capacitado y limitaciones en el espacio físico, por lo que no hay capacidad logística para atender una amplia cantidad de pacientes.

Vidas que se pierden

Los baches en la distribución de sangre pueden cobrarse la vida de una persona si la nevera de los hospitales permanece vacía para las emergencias, de ahí la importancia de la donación voluntaria, aunque no es el único insumo que hace falta.

Aunque las hemoterapistas de los recintos hospitalarios intentan solventar la carencia con la sangre que tienen disponible para otros pacientes, y el Hemocentro Guayana distribuye para emergencias según su capacidad logística, no siempre es posible hacer llegar a tiempo el recurso.

Juana Quilarte murió hace un mes a causa de una infección de catéter. La paciente renal requería una transfusión sanguínea, pues cuando se complicó, tenía la hemoglobina en 4.5 y un sangrado que no paraba.

    La directora del Hemocentro Guayana informó que todos los bancos de sangre administrados por el ISP están operativos 100%

Su hijo, Manuel González, sostiene que ella murió porque no le pusieron la sangre a tiempo en el Hospital Uyapar, por falta de disponibilidad. “Si le hubiesen colocado aunque sea una bolsa en el momento en el que ingresó, ella no se hubiese agravado”, lamentó.

Juana estuvo hospitalizada cinco días esperando la sangre para poder aumentar la hemoglobina y ser dializada.

“Uno no puede dejar a una persona que está séptica, con un catéter infectado y una hemoglobina de 5.1, ¿la vas a hospitalizar cinco días hasta que consigas los donantes para que le coloquen la sangre? No puede ser”, manifestó.

Juana no podía ser dializada hasta conseguir las tres bolsas de sangre que necesitaba, porque tenía la presión arterial y la hemoglobina bajas. “Pero cuando llegó la sangre, lo hizo bastante tarde”, afirmó Manuel.

Hubo tiempo de colocarle solo dos bolsas, la tercera llegó un día después de que la paciente murió.

“Conseguir donantes de ya para ya no es fácil, uno tiene que consultar con la familia, entre los amigos, ¿cómo se gestiona esto cuando tu mamá se está muriendo y no tienes donantes? Me pidieron tres donantes por cada bolsa, llevé seis”, relató González.

Son estas fallas en la cadena de distribución de unidades de sangre, lo que hace que –quienes tengan la posibilidad– recurran al sector privado para comprar bolsas de sangre valoradas entre los 80 y 90 dólares.

Más del autor

Codehciu contabiliza 54 mujeres víctimas de violencia de género y cuatro femicidios en Bolívar en tercer trimestre

12 mujeres, niñas y adolescentes han sido víctimas de violencia sexual en Bolívar durante el tercer trimestre del año. Codehciu instó una vez más al Estado a crear políticas que garanticen el derecho de las mujeres a vivir sin violencia.

¿Qué se sabe del Molnupiravir? Primer fármaco aprobado para prevenir hospitalizaciones y muertes por COVID-19

Nicolás Maduro anunció, sin mayores detalles, que el medicamento Molnupiravir llegó al país. De ser así, Venezuela sería uno de los primeros países de Latinoamérica en adquirir el fármaco que es, además, de alto costo.

El acoso sexual es una realidad para las mujeres periodistas en Venezuela

@periodistas_ve realizó una encuesta a 111 mujeres. 45% de ellas respondió haber sido víctima de acoso sexual en el entorno laboral.

Monjas de Librería Paulinas solicitan a Corpoelec una toma eléctrica independiente luego de tres meses sin electricidad

La explosión de dos transformadores en el centro comercial en donde está la librería bajó en 60% las ventas, por la falta de punto de venta. Además, no pueden trabajar la jornada completa de flexibilización por el calor y la falta de ventilación.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

La nueva variante es una amalgama de 30 mutaciones que preocupan al mundo

La detección de una nueva variante del coronavirus en Sudáfrica, preocupa a la comunidad científica porque, si bien algunas ya se habían observado en otras variantes, como la beta, esta es la primera vez que se ven juntas .

Franklin Franchi: “Si no atendemos las recomendaciones, le damos poder al virus”

La autoridad única de Salud en Bolívar, Franklin Franchi, hizo un balance de su gestión e insiste en mantener las medidas de contención de la COVID-19, ahora que se perfila un repunte de contagios.

¿Qué se sabe del Molnupiravir? Primer fármaco aprobado para prevenir hospitalizaciones y muertes por COVID-19

Nicolás Maduro anunció, sin mayores detalles, que el medicamento Molnupiravir llegó al país. De ser así, Venezuela sería uno de los primeros países de Latinoamérica en adquirir el fármaco que es, además, de alto costo.

Más de 30 países blindan sus fronteras ante la nueva variante ómicron de la COVID-19

España impone cuarentena a los viajeros procedentes del sur de África por la nueva variante de coronavirus, designada como una vertiente “preocupante” por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

OMS advierte que la variante ómicron tiene un riesgo global de propagación “alto” y pide preparación

Apuntan que ómicron es una variante “altamente divergente” con “un alto número de mutaciones”.

Región Guayana es una de las regiones con mayor restricciones al tratamiento de VIH

La pandemia por COVID-19 profundizó la precariedad preexistente en las personas con VIH que han sobrevivido los últimos años gracias a la cooperación internacional que está por expirar. | Foto William Urdaneta