jueves, 21 de octubre de 2021

Heredera de Picasso usa obra de su padre para pagar impuestos

Es la más modesta de las aportaciones de la familia, pero tiene un gran simbolismo, por ser la primera en 31 años y porque la selección ha sido hecha por la propia Maya, que ha querido “dar una visión global” de la obra de su padre. | Foto EFE

Es la más modesta de las aportaciones de la familia, pero tiene un gran simbolismo, por ser la primera en 31 años y porque la selección ha sido hecha por la propia Maya, que ha querido “dar una visión global” de la obra de su padre. | Foto EFE

Ocho obras de Pablo Picasso, propiedad de su hija Maya, pasaron este lunes a engrosar los fondos del Museo del artista malagueño en París, como pago de impuestos de donaciones al Estado francés, al igual que una escultura oceánica de su colección particular, que irá a otro museo de la capital francesa.

Es la tercera vez que el Museo Picasso recibe aportaciones familiares con esta fórmula de pago de tasas con arte, creada en 1968 por el entonces ministro de la Cultura André Malraux casi a la medida del español instalado en su país desde principios de siglo.

Consciente de que Francia apenas tenía obras del malagueño -tres solo antes de la Segunda Guerra Mundial-, el también escritor impulsó esa ley que permitió en 1973, en el momento de la muerte de Picasso, hacerse con un importante ramillete de su obra, que fue el embrión del actual museo.

Obras de Picasso en Francia

Las luchas fratricidas entre sus descendientes facilitaron la receta que permitió a Francia hacerse con 228 cuadros, 158 esculturas, 1.495 dibujos, 33 cuadernos, 1.704 estampas, 85 cerámicas y 77 obras de otros autores de la colección personal del español.

En 1990 fue su hija Jacqueline quien pagó los impuestos de la herencia con 49 pinturas, dos esculturas, 38 dibujos, 24 cuadernos, 247 estampas, 19 cerámicas y un “collage”.

En 1998 Dora Maar, amante de Picasso, se acogió a esa figura fiscal y dejó su huella en el museo, que abrió sus puertas en 1985 y que también ha efectuado compras y recibido otro tipo de donaciones.

Ahora es Maya Ruiz Picasso quien paga el impuesto de donaciones con seis pinturas, una escultura, un cuaderno de dibujos y una figura de arte polinesio que el artista tenía en su taller parisiense.

Es la más modesta de las aportaciones de la familia, pero tiene un gran simbolismo, por ser la primera en 31 años y porque la selección ha sido hecha por la propia Maya, que ha querido “dar una visión global” de la obra de su padre, en palabras de Diana Widmaier Picasso, hija de la donante.

El museo de papá

Fue ella, junto a su hermano Olivier, quien asistió al acto de entrega de las obras, puesto que la delicada salud de Maya, de 86 años, le impidió trasladarse hasta el palacete que alberga el que ella siempre denomina “el museo de papá”.

Junto a ellos, el Gobierno francés puso toda la carne en el asador, con los ministros de Cultura, Roselyne Bachelot, que recibió el material, y de Economía, Bruno Le Maire, que ha consentido el esfuerzo fiscal para hacerlo posible.

Un símbolo de la importancia que París concede a esta nueva aportación al museo que, según declaró Bachelot a EFE, es “el que tiene más obras del inmenso genio que es Picasso”.

“Hemos tomado una decisión política. Podríamos haber elegido el dinero, pero hemos optado por el arte”, agregó la ministra, quien a siete meses de unas elecciones presidenciales marcadas por ahora por discursos nacionalistas y de ultraderecha, señaló que Picasso muestra la capacidad francesa para acoger talento del extranjero.

Todas las etapas

“Hay testimonios de todas sus etapas, desde el retrato de don José, el padre de Pablo, de 1895, hasta uno de su último periodo, de 1971”, afirmó a EFE Olivier, nieto del artista.

También engloban las distintas expresiones de su arte: la pintura, la escultura, el dibujo… otra muestra de su prolífico genio.

Diana, que será la comisaria de una exposición que acogerá el Museo Picasso a partir de abril próximo sobre la colección de su madre, aseguró que en la selección parece haber “una conexión telepática” entre su madre y su abuelo.

Esa muestra será el momento de ver las nuevas obras, porque en la presentación de la donación solo se expuso una, Niño con piruleta sentado en una silla, de 1938, en el que pintó a la propia Maya y que representa las tensiones políticas del momento, con la guerra civil en España y a punto de lanzarse la Segunda Guerra Mundial.

Primera etapa de Picasso

El retrato de su padre, de 1895, refleja el realismo de su primera etapa, mientras que la Cabeza de hombre, de 1971, fue la elegida para ilustrar la portada del catálogo de la última exposición consagrada a Picasso en vida.

Entre medias está el Estudio para una tocadora de mandolina, de 1932; el Retrato de Emilia Marguerite Walter (llamada Mémé), abuela de Maya, de 1939; la Venus del gas, escultura de 1954; y El bobo, recreación de los enanos de su admirado Velázquez, de 1959.

Un cuaderno de dibujos, bocetos para sus desayunos sobre la hierba, de 1962, completan la donación pictórica.

Junto a ellos, el conjunto incluye una escultura antropomorfa típica de las islas Marquesas en el siglo XIX, uno de los motivos votivos que comenzó a coleccionar a los 25 años, tras pintar Las señoritas de Aviñón, y que mantuvo durante años en sus diferentes talleres parisienses.

Más del autor

Secuestradores de misioneros en Haití exigen un millón de dólares por cada rehén

En declaraciones al diario The Wall Street Journal, el ministro de Justicia Liszt Quitel explicó que el FBI y la Policía están en contacto con la banda que secuestró a los misioneros en las afueras de Puerto Príncipe. | Foto AP

“La palabra tiene filo”: SIP aseguró que sin prensa libre no hay democracia

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa, Jorge Canahuati, del grupo OPSA de Honduras, dijo al inaugurar la 77 Asamblea General que el último fue un “semestre desastroso” para la libertad de prensa.

Muere Hiroshi Ono, creador del logo y gráficos del videojuego Pac-Man

Conocido como Mr. Dotman en referencia a sus populares diseños basados en píxeles grandes, se hizo popular trabajando en Namco, compañía a la que se unió en 1979.

Colin Powell, ex secretario de Estado de EE.UU., fallece de COVID-19

El condecorado general y el primer afroamericano en ocupar el cargo de secretario de Estado de Estados Unidos (EE.UU.) falleció este lunes a los 84 años de edad por complicaciones relacionadas con el coronavirus.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Medianálisis ofrece dos cursos virtuales gratuitos a periodistas y jóvenes profesionales  

“Ética periodística en tiempos de pandemia” y “Democracia en la era de la desinformación” conforman la oferta académica diseñada por la asociación, que arranca el 1 de noviembre.

Muere Hiroshi Ono, creador del logo y gráficos del videojuego Pac-Man

Conocido como Mr. Dotman en referencia a sus populares diseños basados en píxeles grandes, se hizo popular trabajando en Namco, compañía a la que se unió en 1979.

Oenegés exigen al Ministerio Público investigar crímenes de odio contra personas Lgtbi

En lo que va de año, 16 personas gays, lesbianas y trans han sido asesinadas por su orientación sexual o expresión de género.

Medianálisis lanza nueva colección de libros de periodismo y comunicación con “Crónicas de un oficio”

La obra digital del periodista larense Alfredo Álvarez, reúne trabajos sobre la hegemonía comunicacional, hitos y eventos a partir de experiencias del autor desde 2004. | Foto Medianálisis

Estado venezolano incumple medidas cautelares en favor de las mujeres con cáncer de mama

La ONG Cepaz denuncia que ninguna acción ha sido realizada en pro de las beneficiarias, y que la CIDH tampoco ha recibido información por parte del gobierno sobre las medidas que debía adoptar luego de la resolución.

El acceso a un medio ambiente sano fue declarado derecho humano por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El texto, propuesto por Costa Rica, Maldivas, Marruecos, Eslovenia y Suiza, fue aprobado por 43 votos a favor, entre los que está el de Venezuela, mientras que Rusia, India, China y Japón se abstuvieron. | Josue Mulala | © Unicef