jueves, 27 de enero de 2022

El acoso sexual es una realidad para las mujeres periodistas en Venezuela

@periodistas_ve realizó una encuesta a 111 mujeres. 45% de ellas respondió haber sido víctima de acoso sexual en el entorno laboral.

@periodistas_ve realizó una encuesta a 111 mujeres. 45% de ellas respondió haber sido víctima de acoso sexual en el entorno laboral.

@mlclisánchez

El jueves, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la Red de Periodistas Venezolanas (RPV) junto a Medianálisis presentó el primer informe que estudia de forma exploratoria la violencia de género -específicamente- dentro del gremio de periodistas en Venezuela.

El estudio que pretende medir la incidencia del acoso sexual dentro de las empresas de comunicación social contó con la participación de 111 trabajadoras de la prensa, radio, televisión y medios digitales.

Logró determinar y visibilizar que el acoso sexual es una realidad para más de la mitad de las periodistas venezolanas. 45% de las mujeres encuestadas afirmó haber sido víctima de acoso sexual en su entorno laboral y 5% manifestó no estar segura de haberlo sufrido.

Comentarios sexuales no solicitados y miradas lascivas

El acoso sexual verbal es la forma de violencia más reportada por las encuestadas, y es por lo tanto, la forma de violencia sexual más normalizada. 65% de las periodistas afirmaron que en el trabajo les han hecho comentarios sexuales o de doble sentido, que las incomodan, y a la mayoría le ocurrió más de una vez, o con frecuencia.

62% de las periodistas han recibido miradas lascivas de sus jefes, colegas o fuentes mientras que a 59% de las periodistas las han hecho sentir incómodas con comentarios sobre su forma de vestir o su aspecto.

63% de las mujeres que han sido acosadas en su trabajo señalaron que en su empresa no había ningún mecanismo o protocolo para presentar quejas por hostigamiento, acoso o agresión sexual

31% han recibido mensajes, llamadas o correos electrónicos con connotaciones sexuales sin consentimiento mientras que a 30% de las periodistas les han pedido que se vistan “femeninas” o “atractivas” para determinados eventos y reuniones.

A 23% de las periodistas les han condicionado entrevistas, información, exclusivas y demás, a cambio de invitaciones personales.

A 20% de ellas también las han tocado de forma inapropiada y a 21% las han besado sin su consentimiento.

Las encuestadas afirmaron que también les han condicionado permisos, horarios, vacaciones o crecimiento profesional, a cambio de invitaciones personales (10%), las han intentado alcoholizar con fines sexuales (8%) y las han agredido sexualmente (6%).

Apenas 5% de las mujeres formalizó una queja sobre el acoso sexual sufrido en la empresa. Ninguna de ellas recibió apoyo de la institución, al contrario, cuatro de ellas tuvieron obstáculos para denunciar, y una fue revictimizada en su trabajo.

¿Quiénes son los agresores?

Las cifras confirman que el acoso sexual está relacionado con un entorno laboral donde hay relaciones desiguales de poder, en el que los hombres -arropados por privilegios- son los agresores principales.

Del total de periodistas entrevistadas (111), unas 64 periodistas (58%) aseguraron que el acoso provino de sus superiores o compañeros de trabajo. De ese total 36% señalaron que su agresor fue un compañero de trabajo, el 23% afirmó que el agresor fue una fuente, 22% señaló a su superior directo como el agresor, 15% de las periodistas señaló que el acoso vino por parte de un funcionario público o cuerpo de seguridad.

Con respecto al 42% de las mujeres que aseguraron que han sufrido acoso por parte personas que no forman parte de la empresa en la que trabajan, la red resalta la necesidad de crear mecanismos de protección como políticas públicas o corporativas, que garanticen la seguridad de las periodistas en todos los espacios donde ejercen sus funciones profesionales.

El acoso sexual no es fácil de identificar o aceptar

La RPV también hizo un análisis cruzado de las preguntas que determinaban si una mujer había sido víctima de acoso sexual, y halló que muchas de las mujeres que afirmaban no haber sufrido ese tipo de violencia en su trabajo, en realidad sí lo había sufrido aunque no lo reconocía como tal.

3% de las que respondieron “no”, se han sentido incómodas con comentarios sobre su forma de vestir o aspecto físico.

45 % de las que respondieron “no”, han recibido comentarios sexuales sobre su persona o de doble sentido que les incomodan.

A 20% de las que respondieron “no”, se les ha pedido que se vistan “femeninas” o “atractivas” para determinados eventos o reuniones.

 

La RPV explicó que la naturaleza del acoso sexual tiene más que ver con el ejercicio del poder y la dominación, que con el sexo, es decir, “los acosadores no buscan despertar agrado o atracción sexual, sino perturbar a la víctima y hacerla objeto de burla y de humillación”, versó el documento

 

31% de las que respondieron “no” han recibido miradas lascivas.

16% de las que respondieron “no” han recibido llamadas telefónicas, mensajes o correos con connotaciones sexuales sin su consentimiento.

Y la red explica que eso sucede, en parte, cuando son formas de acoso normalizadas, como los comentarios sexuales no solicitados, y las miradas lascivas.

“La dificultad para nombrar el acoso también responde a un sesgo de género en la manera como nos relacionamos. Cuando los límites apropiados entre un hombre y una mujer en el contexto laboral no están estipulados, muchas personas pueden considerar exagerada la catalogación de acoso a ciertos comportamientos (Velázquez, 2003), aun cuando los viven en carne propia”, explicó la red en el informe.

Entorno de trabajo cómplice, desempeño laboral perjudicado

Tres cosas hacen posible el acoso sexual dentro del gremio periodístico: el ambiente hostil en el que se desempeñan las periodistas, la complicidad, inacción e indiferencia de las empresas periodísticas y la inacción e indiferencia del Estado.

El acoso sexual afecta negativamente el desempeño laboral de las periodistas, rompe la cotidianidad laboral y las impulsa, en muchos casos, a renunciar

63% de las mujeres que han sido acosadas en su trabajo, señaló que en su empresa no había ningún mecanismo o protocolo para presentar quejas por hostigamiento, acoso o agresión sexual. 29% aseguró que no sabía que la empresa tenía uno, y de tenerlo, no se le notificó.

El acoso sexual impacta negativamente el desempeño laboral de las periodistas, y ese impacto también trasciende a su vida personal. 42% de las mujeres encuestadas aseguró que el acoso sexual afectó su desempeño en el trabajo. Eso porque el acoso las obliga a estar alertas y a la defensiva, y eso las distrae de perseguir sus objetivos profesionales, la rutina laboral como la conocían, se rompe.

Muchas periodistas que sufren acoso sexual, ante la desprotección del medio de comunicación, optan por dejar de cubrir información sobre ciertas instituciones ante las amenazas de funcionarios o colectivos que las agredían sexualmente, acosaban u hostigaban.

También han tenido que dejar de ir a lugares, o dejar de perseguir información por miedo a avances sexuales no solicitados de las fuentes involucradas. Además de ello, muchas optan por cambiar su forma de vestir, usar prendas más masculinas para no llamar la atención e incluso, fingir que tienen pareja para disuadir, cambiar la fuente en la que se especializan o simplemente, optan por renunciar a sus puestos de trabajo.

¿A qué se refiere la red con acoso sexual?

La red se basó en la definición más actualizada de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre acoso sexual en el mundo del trabajo, que es:

“Cualquier comportamiento verbal, no verbal o físico de naturaleza sexual u otro comportamiento basado en el sexo, que afecta la dignidad de las mujeres y de los hombres, el cual es no deseado, irrazonable y ofensivo para la persona destinataria; el rechazo de una persona, o la sumisión a ella, siendo este comportamiento utilizado, explícita o implícitamente, como el fundamento de una decisión que afecta el trabajo de esa persona”.

 

Frente a los hallazgos de la investigación exploratoria, la Red de Periodistas Venezolanas emite una serie de recomendaciones que incentiven a las personas líderes de medios de comunicación a tomar medidas para garantizar que los medios sean espacios libres de sexismo, violencia y discriminación.

Al Estado recomienda que: 

  • Garantice que la Ley Orgánica del Derecho de las Mujeres a una vida libre de violencia se aplique sin restricciones, obstáculos ni instrumentalización política. Asimismo, que establezca un reglamento para facilitar su cumplimiento.
  • Proporcione al poder judicial los recursos necesarios para atender e investigar, de forma sistemática, justa y sin revictimización, los casos de acoso sexual laboral y condene a los responsables de manera expedita.
  • Incentive a los medios de comunicación a generar protocolos para la prevención y atención de casos de acoso sexual laboral con una perspectiva de género.
  • Reeduque con una perspectiva de género a los funcionarios públicos, especialmente de los cuerpos policiales, militares y de orden público, para prevenir el acoso sexual y cualquier agresión sexista.

A los medios de comunicación que: 

  • Sensibilicen y eduquen a su personal sobre las causas y el impacto del acoso sexual y promuevan una cultura laboral de tolerancia cero a cualquier forma de violencia, hostigamiento y sexismo.
  • Implementen campañas transversales y con perspectiva de género en torno a la prevención de las violencias de género, haciendo hincapié en el acoso sexual.
  • Establezcan un protocolo para prevenir y abordar todas las formas de abuso y violencias sexistas que puedan producirse en sus espacios de trabajo y fuera de estos, realizados con una sólida perspectiva de género. Que garanticen que dicho protocolo incluya la provisión de un sistema integral de apoyo a las víctimas con asistencia psicosocial y legal y que sea ampliamente y periódicamente difundido entre el personal de la empresa y constaten que es revisado y asimilado por toda la plantilla.

A los periodistas hombres recomienda que: 

  • Escuchen abierta y respetuosamente a las mujeres y asuman su papel (como agresores o cómplices silenciosos) en el sostenimiento de la cultura que fomenta y legitima el acoso sexual contra las mujeres y otras formas de violencia de género.
  • Reflexionen individual y colectivamente sobre sus propios sesgos de género; se dispongan a deconstruir comportamientos sexistas y violentos que atentan contra la dignidad de las mujeres y promuevan formas de masculinidades alternativas más empáticas, respetuosas e igualitarias.

Al gremio periodístico recomienda que: 

  • Aborde el tema del acoso sexual laboral contra periodistas, y también contra mujeres en todos los gremios profesionales del país, con mayor amplitud y profundidad en reportajes e investigaciones que informen y sensibilicen a la población en general y a las autoridades sobre esta problemática.

Más del autor

Docentes y representantes del Colegio Puerto Ordaz exigen vigilancia policial ante asedio de delincuencia

En la institución solo quedan paredes y pocos pupitres. En el último robo, un antisocial atacó a una docente y le provocó fracturas, hematomas y pérdida de visión en un ojo.

Diputados se comprometen a instalar mesa técnica para venta de acciones clase B de Sidor

Los accionistas discuten la venta desde enero de 2021. Las acciones pertenecen mayormente a trabajadores de más de 60 años, que ven en la venta una oportunidad de mejorar sus condiciones de vida.

¿Qué hacer frente al repunte de COVID-19 en Venezuela?

Expertos sostienen que educar a la población para que extreme las medidas de bioseguridad fijadas por la OMS y acuda a los centros de vacunación es más eficiente para controlar el pico de transmisión que volver al esquema 7+7.

GPS exige asignación urgente de presupuesto para sanear más de 70 cárcavas en Ciudad Guayana

Al llamado de la asociación civil Gente Para Servir Caroní se suma José Villarroel, diputado al Consejo Legislativo quien informó que elevará la solicitud a esa instancia, para promover que se aboquen a buscar soluciones al problema.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

“Cuando tenemos sistemas educativos debilitados es muy fácil que se imponga un totalitarismo”

José Francisco Juárez, decano de la Facultad de Humanidades y Educación de la UCAB, afirma que es necesario desarrollar políticas que prioricen la formación de los docentes y el acondicionamiento de los planteles para salir de la crisis educativa nacional.

“La exploración espacial es el siguiente paso para evolucionar como especie”

Aunque algún aventurado pudiera decir que sus 13 años de vida son una breve historia del tiempo, lo cierto es que el barquisimetano Miguel Rojas, certificado por la NASA como descubridor de un asteroide, no se limita por ello y se entrega a la observación del espacio mientras sueña, más allá y quizás al infinito, con ser astronauta.

ProBox: Estado venezolano manipula la conversación virtual con perfiles automatizados

Mariví Marín, directora del observatorio digital, expondrá sus hallazgos en un foro virtual coordinado por Medianálisis el 27 de enero, a las 3:00 de la tarde.

Espacio Público: Persisten trabas que obstaculizan derecho a la información pública en Venezuela  

El balance de la organización alerta que en 2021 se mantuvo la cultura de opacidad promovida por el Gobierno nacional, a pesar de promulgar una nueva ley de transparencia.

Héctor Torres: “Gallegos era más un activista que un político”

El escritor venezolano es el guionista de la más reciente publicación de Provea, que en formato de comic recoge la biografía del primer presidente de Venezuela elegido de manera directa, secreta y universal.

Médico venezolano es galardonado en España por crear una app para pacientes operado

Carlos Alberto Fraile se recibió de médico cirujano en la Universidad de Carabobo en 2009. Trabajó en el Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde. Fue a España y se graduó en la Universidad de Barcelona en Patología Pleural en 2015.