martes, 28 de septiembre de 2021

Rezago salarial en empresas básicas impide a los trabajadores cubrir gastos de educación de sus hijos

Servicios funerarios, seguro médico y transporte son algunos de los tantos beneficios que han perdido los trabajadores de las estatales. A poco tiempo de comenzar el nuevo año escolar, las limitantes también aumentan en el plano educativo.

Trabajadores de las empresas básicas sufren cada vez más complicaciones para garantizar una educación de calidad a sus hijos. Con salarios inferiores a los 30 dólares están lejos de costear las mensualidades de los colegios privados, que oscilan entre los 15 y 40 dólares por estudiante.

César Soto, delegado de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), manifestó que mensualmente cobran 7 millones de bolívares, que equivalen a 19 dólares, un monto alejado de las mensualidades escolares que pueden superar los 40 dólares. De acuerdo con el dirigente, la estatal solo tiene convenio con dos colegios privados en la zona a los que les pagan directamente, por lo que el gasto en educación de un trabajador siderúrgico supera su salario.

Soto señaló que anteriormente el trabajador podía cubrir la educación de sus hijos porque contaba con un salario ajustado a la realidad y, además, la siderúrgica les reembolsaba el pago. Ahora, cuando los trabajadores logran pagar los colegios, la estatal demora en el reembolso entre uno y tres meses.

Además de las mensualidades, los costos adicionales a la inscripción implican una inversión mayor. Algunos colegios piden el pago por adelantado de los meses de agosto y diciembre. “¿De dónde tenemos nosotros para una inscripción?”, preguntó. “Sidor no va a reconocer los montos que están estableciendo los colegios”, agregó.

Ante los pocos ingresos, los trabajadores optan por cambiar a los hijos a colegios públicos, con capacidades operativas limitadas por la falta de inversión y hurtos. El dirigente sostiene que la estatal debe garantizar un salario en dólares que permita acceder a bienes y servicios básicos.

Periodo académico en riesgo

Ángel Brito, miembro del Sindicato Único de Trabajadores Profesionales Universitarios de Venalum (Sutrapuval), inscribió a sus dos hijos en un colegio privado a riesgo, dado que tuvo que pagar 33 dólares por cada uno, más del triple de los 7 millones de bolívares (19 dólares) que recibe como trabajador de la estatal del aluminio.

Tres meses antes de terminar el último año académico, Venalum impuso un tope en el gasto educativo, violando el contrato colectivo de 2016, dijo. La cifra no podía superar el millón de bolívares, por lo que la diferencia de 1 millón 300 mil bolívares que debía cancelar salió de su presupuesto. Teme que con este aumento sus dificultades económicas se agraven.

“Es un riesgo alto porque después tengo que parir las mensualidades”, afirmó. Para Brito es fundamental hacer el sacrificio ante las condiciones de deterioro y retraso de los colegios públicos. “No puedo dejar a los chamos sin estudiar”, agregó.

El dirigente ha logrado sobrevivir económicamente vendiendo alimentos y reparando computadoras, pero advierte que hay trabajadores que aún no han inscrito a sus hijos, debido a los bajos ingresos y las tarifas en dólares que tienen los colegios para mantener su operatividad.

La realidad de todos

Las carencias ocurren en prácticamente todas las empresas. Miguel Ekar, secretario de Cultura y Propaganda de Sintralcasa, comentó que a los empleados se les hace difícil cubrir los gastos en educación, pues cobran salarios de cuatro dólares y los reembolsos del pago de colegios no se hacen en el tiempo debido.

“Muchos colegios privados no están aceptando a los trabajadores de las empresas”, relató, debido a los bajos salarios y la morosidad de la estatal con los centros educativos con los que tenía convenio.

Aunque Ekar no tiene hijos estudiando, recalcó que son pocos los trabajadores con capacidad de pago. De los cinco mil empleados en nómina, solo asisten 600 a planta. El resto se rebusca vendiendo en mercados informales o trabajando en las minas al sur del estado.

La pérdida de beneficios laborales que vino con la caída de la producción empeoró drásticamente sus condiciones de vida y las de sus familias. “El trabajador se siente desasistido por la empresa”, sentenció.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Gremios empresariales de Bolívar solicitan mayor autonomía para atender carencias regionales e incrementar la productividad

Reunidos en Caicara del Orinoco, insistieron en que deben darse garantías y condiciones para que privados tanto nacionales como internacionales puedan invertir para aumentar la actividad económica. | Foto Fedecámaras Bolívar

Fedecámaras juramenta nueva directiva de Camcaroní 2021-2023

Esta nueva directiva cuenta con la particularidad de que será presidida por una mujer por primera vez en los 68 años de la organización, quien además es la persona más joven en asumir el cargo. | Foto José Rivas

Corte de fibra óptica genera caos en comunicaciones y transacciones económicas en Bolívar

Desde el pasado jueves en la mañana falla el servicio de internet de Cantv, a lo que se sumó intermitencias en los servicios de datos de las operadoras de telefonía celular. | Foto William Urdaneta

Agrónomos exigen eliminar arancel para importar maíz ante la insuficiente producción nacional

La Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines (Sviaa) prevé que la cosecha alcance para tres meses y propone abrir una cartera de créditos al sector primario para incentivar la producción y lograr así un abastecimiento seguro sin perjudicar al consumidor final. | Foto William Urdaneta

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Instalaciones de la UDO San Félix no están aptas para el reinicio de clases

El movimiento estudiantil afirma que las autoridades universitarias y estadales han desatendido sus reclamos por las condiciones de infraestructura de la universidad, así como el tema salarial del personal y la inmunización contra la COVID-19. | Foto cortesía Franklin Rodríguez

Docentes consideran muy cuesta arriba retorno a clases presenciales en Guayana

La deplorable situación de los planteles, las dificultades de movilidad por la escasez de combustible y los bajos salarios del personal docente caracterizan un panorama muy adverso para la vuelta a clases presenciales. | Foto William Urdaneta

Sector universitario de Guayana rechaza firma de contrato que fija el salario en 11 dólares

Con un sindicato patronal y sin dar a conocer públicamente el contenido del contrato, gobierno firmó este miércoles en la noche las convenciones colectivas del sector educación superior. | Foto cortesía

Aula en la Calle apuesta por la educación para ayudar a niños en condición de calle en Guayana

La organización inició ayudando a niños de la Torre Loreto y espera expandirse a otros puntos de la ciudad y colaborar con otras necesidades, además de la educativa. | Foto Aula en la Calle

Dirigencia estudiantil de UDO San Félix ve improbable regreso a clases sin atender graves problemas de la sede

Movimiento Unidad Estudiantil propone una mesa técnica para abordar temas medulares como la recuperación de buena parte de la infraestructura del recinto, el patrullaje policial y la restitución del servicio eléctrico. | Foto cortesía

Cumpleaños 60 de Ciudad Guayana motiva II Simposio Venezolano de Ciudades Inteligentes y Sostenibles

El objetivo del evento es delinear la Agenda Ciudad Guayana 2030, enmarcada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el desarrollo de una polis innovadora.