jueves, 27 de enero de 2022

#Fotogalería | Reacondicionamiento de relleno sanitario de Ciudad Guayana quedó en promesas

A ocho meses de haberse anunciado un nuevo plan de adecuación ambiental del vertedero de Cañaveral para habilitar finalmente el relleno sanitario, Ciudad Guayana ya no tiene uno, sino dos vertederos de cielo abierto, y cero fosas operativas.

A ocho meses de haberse anunciado un nuevo plan de adecuación ambiental del vertedero de Cañaveral para habilitar finalmente el relleno sanitario, Ciudad Guayana ya no tiene uno, sino dos vertederos de cielo abierto, y cero fosas operativas.

@mlclisanchez

La entrada de las fosas del relleno sanitario de Ciudad Guayana que nunca se ha inaugurado continúa sepultada entre basura y maleza a ocho meses de haberse anunciado un nuevo plan de adecuación ambiental del vertedero de cielo abierto, con el fin de despejar vías y fosas y privatizar el aprovechamiento de residuos.

La adecuación ambiental hasta el momento se limita a un terreno provisional -también de cielo abierto-, que en un principio se utilizaría para la disposición de residuos mientras se trabajaba en el reacondicionamiento de las dos fosas del relleno sanitario que la Gobernación de Bolívar y el otrora Ministerio del Ambiente, prometieron tener listas en 2016.

El espacio acondicionado entonces hoy está colapsado otra vez, las fosas no están operativas y la Alcaldía de Caroní comenzó a depositar más basura en un terreno ubicado en la avenida Los Trabajadores desde hace más de un mes, pese a que el 18 de noviembre, la autoridad del Ministerio para el Ecosocialismo (Minec) en Bolívar declaró a Correo del Caroní que las fosas estaban listas.

De lo que sería el relleno sanitario, en el que según el exdiputado del CLEB César Ramírez, se invirtieron más de 10 millones de dólares, solo queda el esqueleto. El material de impermeabilización de las fosas para evitar la filtración de lixiviados es ahora el techo de las casas de trabajadores informales y población indígena que habitan cerca de Cañaveral.

En un entorno donde abundan recolectores informales de materiales aprovechables como plástico y metal se sigue depositando a la intemperie una gran cantidad de desechos biológicos, como muestras de sangre en tubos de ensayo, material médico-quirúrgico usado, gasas ensangrentadas, inyectadoras y demás desechos considerados amenaza para la salud humana.

La presencia de este material biológico en un vertedero de cielo abierto viola las normas para el manejo de desechos en establecimientos de salud y la Ley de Residuos y Desechos Sólidos, que prohíbe la disposición de desechos tóxicos en sitios destinados a la disposición de residuos y desechos sólidos no peligrosos (artículo 78).

Acondicionamiento de espacio adicional de cielo abierto | 23 de septiembre de 2021 | Fotos William Urdaneta

Espacio adicional de cielo abierto acondicionado en septiembre, toma actual | 1 de diciembre de 2021

Basural improvisado en terreno de avenida Los Trabajadores | 16 de noviembre de 2021 | Foto Laura Clisánchez

Sin vigilancia de MinSalud: Una gran cantidad de desechos biológicos se deposita indiscriminadamente en el vertedero, lo que atenta contra la salud humana

¿Qué debe tener un relleno sanitario?

Según la Ley de Manejo Integral de la Basura, un relleno sanitario debe contar con un control de acceso y báscula de pesaje para la basura que ingresa, áreas administrativas, galpón de mantenimiento preventivo y correctivo de los vehículos, maquinarias y equipos, rampas de acceso a la fosa, celda de  operaciones  diarias (que es  la  porción  de  la  fosa  que debería ser utilizada diariamente para la descarga de los desechos sólidos) y una laguna de lixiviados (para la recepción de los lixiviados generados como consecuencia de la descomposición de los desechos sólidos, unido a los líquidos de agua de lluvia que caen sobre la fosa).

También debe contar con áreas de acopio separadas para escombros y chatarra, desechos de origen vegetal, y área de acopio para el material de cobertura, que es donde se almacenará la tierra, arcilla y demás materiales destinados a cubrir diariamente los desechos que se dispondrán en la fosa, después de que estos ya estén compactados.

La ley además considera un sistema de captación de biogás, que sería el encargado de extraer los gases que se generan como consecuencia de la descomposición de los desechos sólidos, para que estos no contaminen el ambiente.

Y principalmente debe contar con fosas de almacenamiento de desechos con sistema de impermeabilización, control de gases y control de lixiviados.

Toda esa estructura fue lo que prometieron Rangel Gómez y el Minec en 2016.

¿Cuál es la diferencia entre un vertedero de cielo abierto y un relleno sanitario? 

La Ley de Gestión Integral de la Basura define un vertedero de cielo abierto como “terrenos donde se depositan y acumulan los residuos y desechos sólidos en forma indiscriminada, sin recibir ningún tratamiento sanitario, ambiental ni de control técnico”.

Un relleno sanitario, por otro lado, es una “obra de ingeniería destinada a la disposición final de desechos sólidos, que debe cumplir con las normas técnicas para su ubicación, diseño y operación”.

¿Por qué los vertederos de cielo abierto son ilegales, aunque el Estado está lejos de clausurarlos? 

La ley establece que el Estado debe garantizar la clausura de los vertederos de cielo abierto porque son altamente contaminantes para la biosfera. Además contribuyen con las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los vertederos de cielo abierto propician la proliferación de agentes infecciosos, como animales portadores de virus, bacterias y parásitos que afectan la salud humana provocando dengue, mal de rabia, cólera, amibiasis, paludismo, dermatitis, entre otras enfermedades.

Y si no se tratan adecuadamente pueden contaminar acuíferos, suelos y subsuelos.

Más noticias

SOS Orinoco advierte que guerrillas colombianas participan en ecocidio de la Amazonía venezolana

En entrevista con la revista colombiana Semana, Cristina Burelli, fundadora de la organización socioambiental, denuncia los efectos de la minería ilegal al sur del Orinoco controlada por grupos criminales amparados por el gobierno.

Pdvsa corre el riesgo de ser sancionada por su alta emisión de gases contaminantes

En Venezuela no hay un organismo regulador que fije a grandes rasgos la política energética y ambiental, ni obligue a Pdvsa a cumplir con las normativas.

Clima21 crea Observatorio Venezolano de Derechos Humanos Ambientales

El objetivo es promover la prevención, la exigibilidad y la incidencia política que cambie la actual situación de destrucción ambiental.

UCV califica al 2021 como “año lluvioso” y prevé que 2022 sea más seco

Se espera, de acuerdo a las estadísticas, que el 2022 sea menor al promedio porque ya el 2021 superó las cifras promediadas.