La coordinación de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica) exige ocho acciones a los países amazónicos para garantizar la protección y supervivencia de los pueblos indígenas históricamente desatendidos durante la pandemia del nuevo coronavirus.

@mlclisanchez

La coordinación de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica) y sus miembros denuncian que los Estados no han generado protocolos específicos para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus en las poblaciones indígenas como grupo vulnerable. Esta denuncia y exigencias van dirigidas a los nueve países que integran la cuenca amazónica: Venezuela, Bolivia, Ecuador, Perú, Surinam, Colombia, Guyana y la Guayana Francesa.

   
Coica exige a los países amazónicos que se le garantice el acceso a la alimentación, y la protección de la economía de las comunidades productoras

Coica es una organización indígena de convergencia internacional “que orienta sus esfuerzos a la promoción, protección y seguridad de los pueblos y territorios indígenas”, y que, en esta oportunidad, exige a los países amazónicos tomar medidas urgentes de protección para las comunidades indígenas iniciando por la promoción de campañas de prevención en sus propios idiomas, así como el fortalecimiento de los sistemas de salud pública que brindan servicios a sus comunidades.

El reconocimiento público de la responsabilidad de los Estados para con los pueblos y nacionalidades indígenas es otra de las exigencias de Coica, pues resaltan la necesidad de que los países amazónicos reconozcan a los indígenas como población especialmente vulnerable sobre todo ancianos y personas inmunosuprimidas y que, por lo tanto, se tomen las medidas culturalmente adecuadas y eficientes para proteger tanto a los indígenas como a su territorio, que para ellos es herencia ancestral.

En caso de omisión o acción contraria a las exigencias, la Coica pide a la comunidad internacional mantenerse en alerta máxima ante posibles actos de genocidio, que es un delito perpetrado con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, según la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, un documento de Naciones Unidas.

Alimentación y salud

La organización solicita que se establezca una cooperación con las organizaciones de los pueblos indígenas y las autoridades de cada país, una coordinación ágil para mantener a las comunidades libres de contagio, así como para garantizar el acceso a derechos fundamentales como la alimentación y la salud integral.

Los pueblos indígenas exigen a los países amazónicos que se les garantice el acceso a la alimentación, y la protección de la economía de las comunidades productoras: pesca, cacería y recolección, vigilando que las fuentes de su economía no resulten contaminadas por terceros como empresas hidroeléctricas, mineras, petroleras y de explotación forestal que ejerzan sus actividades en el territorio de forma legal o ilegal.

Además piden que les sea garantizado el acceso a la salud integral para los pueblos y nacionalidades indígenas a través del emprendimiento de acciones culturalmente apropiadas de prevención primaria, secundaria y terciaria: para evitar que la Covid-19 llegue a las comunidades, la detección temprana de casos y la reducción al máximo de la mortalidad, versa el documento.

Insumos y vigilancia

Coica exige a las autoridades de los países amazónicos la dotación de la cantidad necesaria de medicinas y productos de aseo personal, así como un constante flujo de reposición.

Pide que se intensifique la vigilancia y la protección de sus territorios ya invadidos por mineros, petroleros, madereros y otras personas ajenas al territorio, pues asegura que hay zonas en las que las medidas de excepción dictaminadas no son acatadas por las empresas y el avance de las actividades extractivistas ponen en riesgo a las etnias asentadas en esas zonas.

Un llamado a la comunidad internacional

   
Coica invita a todas las personas a establecer redes de solidaridad que ayude a las comunidades a enfrentar la crisis generada por la pandemia

La organización solicita a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y al Relator especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas que se pronuncien sobre la histórica desatención que han sufrido estos pueblos en torno al acceso a los sistemas de salud pública.

Solicita la activación de la cooperación internacional con fines solidarios y humanitarios para que se pueda dar atención oportuna a las comunidades indígenas afectadas por la Covid-19 y se pueda también suplir sus necesidades básicas.

Además, en el documento la organización insta a una intervención de la ONU y otras organizaciones que defiendan derechos humanos a que se mantengan vigilantes ante cualquier eventualidad durante la emergencia sanitaria por la pandemia que pueda afectar a las comunidades indígenas. También apela a la solidaridad de los Estados de la comunidad internacional.

Coica invita a todas las personas a establecer redes de solidaridad que ayude a las etnias a enfrentar la crisis generada por la pandemia.

Template by JoomlaShine