lunes, 25 de octubre de 2021

Persiste la minería ilegal por grupos irregulares en territorio indígena pemón

Además del Parque Nacional Canaima, las reservas forestales de Imataca y La Paragua, la reserva de biósfera del Alto Orinoco y el Parque Nacional Yapacana se han visto afectadas por la minería ilegal.

La organización Kapé Kapé denunció que la minería ilegal se sigue practicando en los territorios ancestrales de los pueblos y comunidades indígenas pemón, a lo largo del Río Carrao, en el centro del Parque Nacional Canaima, contaminando los ríos que alimentan las represas.

Esta práctica sigue sucediendo en los mismos territorios donde fue asesinado el indígena pemón Charlie Peñaloza, en un incidente donde también hubo heridos por armas de fuego.

El aprovechamiento indiscriminado e ilegal de estos recursos naturales dentro del llamado Arco Minero del Orinoco sigue generando también la invasión y amedrentamiento a los pueblos indígenas, violando sus derechos en los municipios Sifontes y Gran Sabana, llevándolos a una vulnerabilidad social, cultural, política, filosófica, económica y reduciendo su ámbito territorial.

Los ríos del Parque Nacional Canaima suelen ser de aguas cristalinas y rojizas. A la distancia lucen oscuras, negras, un aspecto que se deriva de la poca presencia de sedimentos y un alto contenido de cierto tipo de ácidos. Sin embargo, esa apariencia ha ido cambiando. Ahora es más frecuente ver que el agua luce turbia y de color marrón. La causa de esta transformación no es otra que la minería ilegal, que prolifera dentro del área protegida por las leyes -un territorio de aproximadamente 3 millones de hectáreas.

Canaima no es la única área protegida del sur de Venezuela que sufre la acción de la minería ilegal. Otras zonas afectadas son las reservas forestales de Imataca y La Paragua, la reserva de biósfera del Alto Orinoco y el Parque Nacional Yapacana. A la lista habría que sumar el Parque Nacional El Caura, donde está avanzando rápidamente la deforestación.

Desde los años ochenta son conocidas las actividades de extracción de oro dentro del Parque Nacional Canaima, sin embargo, la ilegalidad se ha repotenciado gracias a las alianzas entre los mineros y miembros disidentes de guerrillas colombianas.

Se habla de la presencia de hasta 2.000 hombres de grupos irregulares, practicando actividades delictivas asociadas con la explotación del mineral en el sur del país, una situación que comunidades y organizaciones indígenas han alertado repetidas veces.

Los daños que sigue ocasionando esta actividad no son sólo sobre la naturaleza. Las comunidades indígenas también están amenazadas por la degradación social, cultural y económica, así como por el envenenamiento por mercurio y el aumento de enfermedades transmisibles.

Líderes del pueblo pemón expresaron a Kapé Kapé que sus representantes ante el gobierno, tales, como concejales y diputados no defienden sus intereses, y que de la misma manera, el Ministerio Indígena y la Defensoría de los Pueblos Indígenas no se manifiestan ni se pronuncian a favor de las comunidades y pueblos indígenas. (Prensa Kapé Kapé)

Más del autor

Arturo Peraza: “Las circunstancias particulares de la región no impedirán el funcionamiento de la UCAB Guayana”

El Vicerrector de Extensión corrobora la decisión tomada en el Consejo Universitario de dar continuidad al semestre bajo modalidad de educación remota, incorporando encuentros académicos presenciales, según cronograma establecido por las autoridades.

Aumentan actos violentos en contra de la defensa y exigencia de derechos humanos

El Centro para los Defensores y la Justicia (CDJ) denunció que la política de criminalización contra defensores de DD HH se consolida en el país. En septiembre registraron casos de estigmatización, descalificación e intimidación, hostigamiento y amenazas contra defensores. | Foto William Urdaneta

Contabilizan 372 ejecuciones extrajudiciales en Venezuela durante tercer trimestre de 2021

Lupa por la Vida, un proyecto de la ONG Provea y Centro Gumilla, reitera la denuncia sobre una alta letalidad de organismos policiales y militares persiste en el país, bajo un contexto de impunidad estructural.

Parlamento controlado por Maduro acelera trabajo para normalizar relaciones con Colombia

Jorge Rodríguez informa que a raíz de un acuerdo del senado colombiano empezarán a trabajar en las relaciones diplomáticas y comerciales entre ambos países. | Foto Asamblea Ven

¡Síguenos!

Notas relacionadas

En Ciudad Piar y Tumeremo están incomunicados y cocinando en fogón por cortes de electricidad

Las fluctuaciones e interrupciones condenan a los pobladores del sur de Bolívar a comprar alimentos a diario, sin agua potable y dormir a la intemperie, situaciones que lesionan sus derechos fundamentales. | Foto Wiliam Urdaneta

Habitantes de Barrio Guayana trancan avenida Dalla Costa en protesta por electricidad

Más de 20 casas quedaron sin energía eléctrica desde el pasado miércoles, luego de que el corta corrientes del poste principal se averiara. Hasta el cierre de la edición Corpoelec no había resuelto el problema. | Foto Joelnix Boada

Conviasa oferta vuelos desde y hacia el estado Bolívar hasta el 31 de enero de 2022

Aunque el INAC no ha comunicado oficialmente la reapertura de los vuelos, ni la fecha de inicio, agencias de viaje ofertan boletos a precios que oscilan entre los 70 y 90 dólares. | Foto William Urdaneta

Falla eléctrica condena a residentes de Ciudad Piar a tres días sin servicios básicos

Los residentes ya incomunicados por la escasez de gasolina, tuvieron que lidiar con la caída de la señal telefónica, consecuencia de la falla eléctrica. | Foto Degrain Marichales

Corte de Apelaciones ratifica libertad plena para cinco implicados en femicidio de Ángela Aguirre

La defensa de la familia Aguirre impugnará la sentencia ante la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, instancia que decidirá si ratifica o no la sentencia de la Corte de Apelaciones. | Foto cortesía

Kapé-Kapé: 15 mil niños indígenas están afectados por deterioro de infraestructura educativa en Delta del Orinoco

Estudiantes de al menos 320 caseríos warao de Delta Amacuro enfrentan graves dificultades para continuar con sus estudios, desde que inició la alarma sanitaria.| Foto William Urdaneta