martes, 28 de septiembre de 2021

Más de 20 familias indígenas huyen de la violencia armada en el Caura

La migración forzada de los grupos indígenas del Caura se aceleró desde el asesinato del capitán general del pueblo jivi, Nelson Pérez. | Fotos William Urdaneta

La migración forzada de los grupos indígenas del Caura se aceleró desde el asesinato del capitán general del pueblo jivi, Nelson Pérez. | Fotos William Urdaneta

@mlclisanchez 

Al menos 20 familias indígenas de la cuenca del Caura, en el municipio Sucre del estado Bolívar, huyeron en las últimas semanas de sus hogares y conucos debido a la violencia generada en las zonas mineras del sector, reportó la oenegé defensora de derechos indígenas Kapé-Kapé.

El vocero de la organización dijo a Correo del Caroní que el detonante del desplazamiento forzado de los indígenas fue el asesinato de cuatro personas a mediados de abril en la mina El Silencio. Una de las víctimas era el capitán del pueblo jivi, Nelson Pérez.

Desde entonces, las familias del lugar abandonan sus caseríos y conucos para trasladarse a una zona donde se sientan seguras. Algunos se trasladan a otras comunidades al otro lado del río y otros deciden migrar hacia Puerto Ayacucho, estado Amazonas.

Cuatro líderes indígenas asesinados 

Entre 2018 y 2020 han sido asesinadas cuatro autoridades indígenas en medio de disputas por el control de los territorios mineros. En la zona operan grupos armados, guerrilla extranjera y también ocurren conflictos entre etnias.

Desde que la minería ilegal comenzó a ejercerse con mayor frecuencia en territorios indígenas, a partir de la creación del proyecto extractivista Arco Minero del Orinoco (AMO) aumentó la incursión de grupos armados, la presencia de cuerpos de seguridad del Estado, las disputas entre etnias por el control de los yacimientos auríferos y, por lo tanto, la violencia, sin que el Estado tenga capacidad -o intención- de imponer el orden.

En esta zona, donde habitan más de cinco pueblos indígenas, han ocurrido al menos cuatro enfrentamientos armados en lo que va de 2021. De acuerdo con Kapé-Kapé, hasta abril no se había reportado ninguna muerte indígena.

En marzo, una maestra del Grupo Escolar Maripa y su esposo fueron asesinados durante la incursión de un grupo armado en la mina El Kino, mismo lugar donde trabajaban tres mineros que desaparecieron en mayo cuando regresaban a la población de Guarataro, donde residen.

Sin protección

La presencia de cuerpos policiales y militares en el territorio no es sinónimo de seguridad sino que estimula la tensión. En febrero de este año, la organización reportó la incursión de distintos grupos policiales y militares, que inició en el sector Alto Caura, y luego se desplazó hasta el Bajo Caura.

Aunque en principio se trató de un “operativo de seguridad” para desplazar a los grupos armados que actúan en la zona (bandas armadas y guerrilla colombiana), los habitantes del sector denunciaron que recibieron malos tratos y el destrozo de los conucos por parte de los oficiales.

Los indígenas continúan siendo víctimas de desplazamiento forzado, abusos, destrucción de sus pertenencias, amenazas y demás tratos crueles, inhumanos y degradantes. Quienes aún se oponen a la minería, o quieren controlar la forma en la que esta se ejerce en sus territorios, continúan exigiendo la demarcación de sus tierras así como el respeto y resguardo de sus territorios ancestrales. 

Los grupos desplazados de indígenas se trasladan hacia el otro lado del río Caura o hacia Puerto Ayacucho, capital del estado Amazonas

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Hampa y escasez de combustible sentencian a muerte producción de pesca artesanal en La Ceiba

La producción se redujo al consumo propio y la venta local ante la imposibilidad de sacar mercancía a mercados municipales, aun así, siguen soñando con las potencialidades pesqueras y turísticas de su comunidad. | Foto William Urdaneta

Entre amenazas de desalojo y un reciclaje caótico avanza plan de reorganización del vertedero de Ciudad Guayana

Las más de 800 personas que desde hace décadas viven de la basura piden ser incluidos en un proyecto de disposición de residuos como segregadores o recolectores oficiales en el vertedero de Cañaveral. El Ministerio para el Ecosocialismo rechaza de plano la petición y dice que son “delincuentes”. | Foto William Urdaneta

Parroquia San Onofre se ofrece como centro de recepción de fármacos para pacientes psiquiátricos

Desde hace dos años las farmacias del IVSS no expenden medicamentos psiquiátricos, lo que obliga a la sociedad civil a organizarse para apoyar a los pacientes y sus familiares. | Foto cortesía Génesis García

Trabajadores informales del vertedero de Cañaveral denuncian desalojo a la fuerza por cuerpos de seguridad

El vertedero está en proceso de privatización desde hace al menos seis meses y la empresa que obtuvo la concesión controlará el aprovechamiento final de materiales como el plástico y la chatarra. | Foto William Urdaneta

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Hampa y escasez de combustible sentencian a muerte producción de pesca artesanal en La Ceiba

La producción se redujo al consumo propio y la venta local ante la imposibilidad de sacar mercancía a mercados municipales, aun así, siguen soñando con las potencialidades pesqueras y turísticas de su comunidad. | Foto William Urdaneta

Accidentes en la vía El Tigre-Ciudad Bolívar cobra la vida de siete personas en menos de 15 días

En una misma semana se registraron tres accidentes vehiculares en la carretera nacional que conecta los estados Bolívar y Anzoátegui. El total de fallecidos ascendió a siete, incluyendo una niña de cinco años. | Foto Archivo

Corte de fibra óptica genera caos en comunicaciones y transacciones económicas en Bolívar

Desde el pasado jueves en la mañana falla el servicio de internet de Cantv, a lo que se sumó intermitencias en los servicios de datos de las operadoras de telefonía celular. | Foto William Urdaneta

Del gimnasio en honor al medallista olímpico Marcelino Bolívar en Soledad solo quedan cuatro paredes desconchadas

El criollo medallista olímpico de Los Ángeles 1984 vive en su pueblo natal anzoatiguense, Soledad, donde la desidia y la falta de mantenimiento reinan en el gimnasio y en la calle que llevan su nombre. | Foto Joelnix Boada

En Pueblo Guri solicitan donaciones para niños y adultos mayores con desnutrición 

Desde hace ocho meses, cinco habitantes de la comunidad se dedican a colaborar con comida para 85 niños y 25 adultos mayores. Sin embargo, la ayuda se dificulta por falta de recursos. | Foto cortesía Soraida Rigu

Tras enfrentamiento armado Organización R tomó control de otro yacimiento aurífero en El Callao

La banda delictiva despojó la mina Tomi, restando terreno al Tren de Guayana que controla las minas de Guasipati. En el sitio del enfrentamiento encontraron dos cédulas de menores de edad. | Foto cortesía Germán Dam