lunes, 19 de abril de 2021 | 11:09 PM

El Pao exige liberación de pobladores que extraen chatarra de antigua mina de FMO

Denuncian que lo que extraen sale en gandolas que llegan hasta Guanta en el estado Anzoátegui, a más de 433 kilómetros y que, los vehículos que transportan el material tienen guías de tránsito. | Foto cortesía

Denuncian que lo que extraen sale en gandolas que llegan hasta Guanta en el estado Anzoátegui, a más de 433 kilómetros y que, los vehículos que transportan el material tienen guías de tránsito. | Foto cortesía

@g8che

Habitantes de El Pao trancaron por segundo día consecutivo la comunidad, luego de la detención de cinco pobladores por extraer chatarra de la mina, donde en otrora extrajeron mineral de hierro la Orinoco Mining Company y luego, Ferrominera Orinoco.

Carmen Díaz, familiar de uno de los privados de libertad, recriminó que los detenidos son cabeza de familia y la extracción de este material les permite percibir ingresos ante las nulas fuentes de trabajo en la comunidad. “No hay fuentes de trabajo, no hay nada, siembras algo y tienes que esperar tres años para que te dé el producto”, sostuvo.

Ante la urgencia de ingreso, en la extracción del mineral participan más de 400 personas entre mujeres, hombres y niños. “Eso lo que da es dolor, un pueblo tan productivo que era, porque el mejor mineral de hierro lo tenía El Pao”. De acuerdo con Díaz en la población no hay servicio de agua, gas y las fuentes de empleo desaparecieron. “El Pao está a la merced de Dios”, dijo.

El Pao es un pueblo del municipio Piar con casi 100 años. Desde 1950 fue una fuente importante de empleo por la explotación de mineral de hierro. Quienes no trabajaban en esta área se dedicaban a la agricultura o trabajaban en San Félix, algo que ahora no es rentable ante los costos de pasaje y la escasez de combustible y transporte.

Sus pobladores han quedado aislados y sin fuentes de empleo. La extracción de chatarra en esta mina se convirtió en la alternativa para generar recursos desde hace más de año y medio, y desde hace más de tres meses de forma continua, hasta la detención de los cinco hombres esta semana.

Los detenidos por la Guardia Nacional son: Robert José Villarroel Gutiérrez, Eugenio de Jesús Acuña, Eduard José Zanabria Figuera, José Manuel Ascanio Uribe y Fredy José Muñoz Maita. Los acusan de formar parte de un grupo delictivo llamado “Los Chatarreros”.

Según la GNB, les incautaron cinco toneladas de material ferroso, dos bombonas de oxígeno industrial, una bombona de gas doméstico, dos juegos de mangueras con manómetros y picos de oxicortes, tres barras de metal, un pico y una pala.

Pese a que no tienen autorización para extraer la chatarra, Díaz recriminó que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) sabían de dicha extracción y cobraban dinero por el tránsito del material entre Piar y Caroní. “Esas volquetas pasaban por el comando de La Chinita, ahora es que van a ver ellos que es material estratégico”, sostuvo.

En 2018, a través del decreto N° 3.586, el Ejecutivo declaró los residuos sólidos de aluminio, cobre, hierro, bronce acero, níquel o chatarra como “material estratégico”. Luego de eso, el 24 de febrero de 2021, Nicolás Maduro firmó el Decreto Estratégico de la Chatarra con la finalidad de ejecutar un proceso de reciclaje e invertir los recursos.

Única forma de empleo

Gertrudis Dugarte, una de las protestantes que se mantenía hasta este viernes trancando el acceso a la comunidad por la liberación de los hombres, señaló: “Nosotros pedimos la liberación de nuestros muchachos y que nos dejen trabajar”.

Aseguró que la extracción del material se estaba haciendo de forma ordenada bajo la organización de la misma comunidad, ya que consideran es la única forma que tienen para sobrevivir y percibir ingresos. “Para nosotros es ilegal, si lo hace el gobierno no es ilegal”, criticó.

Dugarte denunció que la población no cuenta con servicios ni con ningún tipo de ayuda social o económica para dedicarse a otra labor. “Estamos huérfanos, nadie nos presta atención”, recriminó.

“Abandonaron El Pao”

Un residente de la zona comentó que les avisaron que no desmantelaran un molino de la empresa Ferrominera, que seguía dentro de la mina. De acuerdo con un hombre, que también saca material, en la extracción de chatarra no se había desarmado dicho molino.

Señaló que dependiendo de lo que extraen salen más de seis gandolas de El Pao y estos camiones llegan hasta Guanta en el estado Anzoátegui, a más de 433 kilómetros. Además, agregó que los vehículos que transportan dicho material tienen guías de tránsito. “El Material no se mueve aquí si no cuenta con esa guía. Todo está legal. Ahora no se cuál es el interés, quien está detrás de esto”,

Sostuvo que la chatarra que están sacando tiene más de 35 años enterrada sin nadie que cuidara de dicho material. “Después que explotaron El Pao, abandonaron El Pao”, recriminó el hombre.

Aunque años atrás, El Pao fue uno de los pilares principales en la producción de mineral de hierro y de -posteriormente- acero, hoy está desasistido y olvidado por las autoridades.

Los ciudadanos, ante la escasez de gasolina, el costo del pasaje y la pérdida de oportunidades de empleo migraron a la extracción de chatarra, en busca de alternativas para paliar la crisis y el hambre. Aun así, el Estado les niega esta posibilidad, no genera oportunidades de trabajo sostenibles y apresa a pobladores que procuran soluciones por sus propios medios.

Más del autor

Jubilados de las industrias de Guayana piden ser vacunados contra la COVID-19 de manera prioritaria e inmediata

Los jubilados además de no ser vacunados aún, cobran menos de cinco dólares quincenal y no cuentan con seguro médico para atender sus complicaciones de salud | Foto cortesía

Conductores de Caroní recriminan que la ZODI reanude suministro de combustible para evitar protestas

La última vez que se despachó fue el 25 de marzo. Conductores denuncian que las autoridades regionales priorizan abastecer de combustible el sur de Bolívar para favorecer la explotación de oro. | Foto William Urdaneta

Nuevas trabas judiciales vulneran derecho a la defensa del ferrominero Rodney Álvarez

Prohíben al abogado entrar a las audiencias. La medida, denuncia, es una forma de presionar al trabajador para que acepte los cargos por el asesinato de Renny Rojas, un caso que lleva casi 10 años. | Foto archivo

Residentes de Campo B de Ferrominera exigen a Corpoelec sustituir cable subterráneo averiado hace ocho meses

Corpoelec no ha sustituido el cable subterráneo que surte a gran parte de la urbanización. Trabajadores alegan no contar con materiales para reponerlo. | Foto William Urdaneta

Notas relacionadas

Más de 100 vacunas anti COVID-19 estuvieron en riesgo de perderse por apagón en Hospital Dr. Héctor Nouel Joubert de Bolívar

La falla que dejó tres horas sin luz al centro asistencial ocurrió el mismo día en que el gobernador Justo Noguera aseguró que las plantas eléctricas de los hospitales estaban equipadas y operativas. | Foto Camilo Torres

Desde hace un año familiares buscan a José Rafael Romero en las minas del sur de Bolívar

Durante 2020 al menos 12 personas desaparecieron en los territorios mineros. Son víctimas de la violencia que impera en el Arco Minero o pierden contacto con sus familias por la falta de telecomunicaciones. | Foto Reuters

Indígenas del Caura exigen a Minsalud investigar brote de 100 casos sospechosos de sarampión

Los casos están en tres comunidades del Alto Caura y fueron detectados por los médicos de la zona. La autoridad sanitaria desestimó que se trate de sarampión. | Foto William Urdaneta

Familiares denuncian negligencia en investigación del femicidio de Milanyela Carvajal y exigen justicia

Señalan a funcionarios del Cicpc por incumplir con el debido proceso. La víctima era comerciante informal en la población minera de El Dorado desde hace tres años y tenía un hijo de cinco años. | Foto cortesía de la familia

Inhumaciones por COVID-19 en Ciudad Bolívar se harán en terrenos aislados de los cementerios

Seracem señaló que, si se programa una inhumación de dos fallecidos el mismo día, ambos serán sepultados en la misma fosa de los cementerios municipales de Angostura del Orinoco. | Foto Alcaldía de Angostura