martes, 27 de julio de 2021 | 1:44 PM

Usuarios de la bomba Santa Inés denuncian maltrato militar y privilegios a cambio de pagos en dólares

Uno de los usuarios de la estación de servicio reportó que las autoridades permiten la venta de puestos en la cola en 10 dólares, pago que también garantiza el surtido de combustible a tanque lleno.

@mlclisanchez

Usuarios de la estación de servicio Santa Inés en San Félix denunciaron este lunes el maltrato por parte de militares de la Guardia Nacional en la cola de la gasolina, además de venta de puestos en dólares con la garantía de despacho a tanque lleno.

Después de tres días en la cola de la estación de servicio para recibir un número y así garantizar el puesto para proveerse de combustible este martes 03 de noviembre, el teniente de la Guardia Nacional a cargo mandó a 100 usuarios a salir de la fila unas tres veces.

“Tuvimos que soportar las humillaciones del teniente y su sargento. De tanto hablar se logró que nos enumeraran los carros y anotaran las placas de los vehículos”, manifestó uno de los usuarios de la estación que prefirió mantener su nombre en reserva por temor a represalias.

La razón del altercado es que solo está permitido hacer colas para recibir el número de atención el mismo día en el que corresponde abastecerse de combustible, según su número de placa y no con días de antelación. Con este criterio, los militares intentaron desalojar a quienes por días hicieron la cola para retirar un número y así surtir este miércoles, cuando corresponde a las placas terminadas en tres y cuatro.

Esta normativa no se cumple en ninguna estación de servicio, pues todas están colapsadas y los usuarios deben hacer colas para pedir un número con días de antelación, como la única forma de garantizar ser atendidos.

En medio del altercado para hacer cumplir esta normativa, los usuarios alegaron ser maltratados por los uniformados militares y acusaron a los encargados de organizar la fila de permitir la venta de espacios en la cola en 10 dólares. Este pago también garantiza el surtido de combustible a tanque lleno, en medio del racionamiento en las estaciones de servicio subsidiadas.

“¡Eso mientras a nosotros nos dan 30 o 20 litros!, queremos hacerle un llamado a los superiores del teniente que metan la lupa a la estación de servicio Santa Inés aquí en San Félix”, instó.

El hombre también informó que los uniformados estuvieron a punto de detener a su compañero, quien estaba grabando con su celular la disputa entre usuarios y funcionarios. Otro de los conductores, que también pidió mantener su nombre en reserva, aseguró que uno de los uniformados estuvo a punto de golpearlo. “Ellos están alzados, ofenden a la gente, un guardia me ofendió y estuvo a punto de golpearme”, dijo.

Las irregularidades en torno al surtido de combustible son un patrón que se repite en todas las estaciones de servicio, con elementos diferenciadores, mientras la seguridad, integridad y la salud de los conductores se ven amenazadas.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/IlKCo7gVPIx2RQo4UGj1js 
| https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Habitantes de la calle Ventuari exigen a Corpoelec restitución de alumbrado público

La poca iluminación obliga a los vecinos a colocar bombillos de luz amarilla frente a sus casas, por temor a que la oscuridad aumente la delincuencia en la zona. | Foto William Urdaneta

Transportistas de Upata exigen restringir transporte pirata y reactivar el pico de gasolina subsidiado

Los conductores piden condiciones justas para competir con los precios de los piratas que usan gasoil, entre ellas, que se reactive la venta de combustible en la estación San Onofre. | Foto cortesía

Vecinos de Campo B se concentraron en oficinas de Cantv para exigir restitución de telefonía e internet

Más de 70 familias no cuentan con servicio de la telefónica estatal desde hace siete años. Otros sufrieron la interrupción tras la caída de tres árboles por las lluvias. | Foto cortesía Karla Ávila Morillo

CIDH declara al Estado responsable del asesinato y tortura de Jimmy Guerrero y Ramón Molina

Por el delito cometido en 2003, la corte ordenó ejecutar las investigaciones y procesos penales en un plazo razonable, así como reparar con prontitud a los familiares de las víctimas. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Carlos Ortiz, un carismático audiovisualista que inspiró a una generación de ucabistas

El profesor dejó huella imborrable en alumnos, compañeros de trabajo y vecinos, prueba de ello fueron los cientos de testimonios compartidos en su novenario. | Diseño Roberth Delgado

Vecinos de Campo B se concentraron en oficinas de Cantv para exigir restitución de telefonía e internet

Más de 70 familias no cuentan con servicio de la telefónica estatal desde hace siete años. Otros sufrieron la interrupción tras la caída de tres árboles por las lluvias. | Foto cortesía Karla Ávila Morillo

Rotaract Guayana busca formar jóvenes líderes y tomar acción a través de proyectos sostenibles

La nueva directiva de esta organización sin fines de lucro espera aumentar el alcance de sus labores bajo el lema “Servir para cambiar vidas”. | Fotos Rotaract Guayana

Solar Energy promueve en Ciudad Guayana uso de la energía solar ante la crisis eléctrica

La tienda ofrece para la venta diversos equipos de almacenamiento energético a partir de una tecnología que emplea las baterías de ion-litio en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. | Foto Jhoalys Siverio

En Delta Amacuro dos mil familias indígenas están en riesgo por la crecida del Orinoco

La organización Kapé-Kapé hace un llamado a las autoridades a que tomen las medidas necesarias para salvaguardar la vida de las comunidades indígenas en riesgo. | Foto William Urdaneta

Listados, sobornos y pernoctas: el viacrucis ciudadano para sacar la cédula de identidad

Correo del Caroní vivió junto con una usuaria del Saime de Puerto Ordaz el proceso para renovar la cédula de identidad, lo que permitió constatar todas las incidencias que denuncian los ciudadanos. | Foto Jhoalys Siverio