jueves, 23 de septiembre de 2021

Las kilométricas colas por gasolina se han convertido en la rutina de los guayaneses

Con o sin presencia militar, de inteligencia y todos los mensajes de Justo Noguera, las irregularidades en las estaciones de servicio continúan.

Pasar horas en cola para surtir gasolina parece convertirse en una rutina para los guayaneses. En el mejor de los casos pasan entre una a tres horas esperando, otros se arriesgan a la pernocta, buscando la manera de “adaptarse a la crisis”.

Una vez cerrada la estación de servicio, porque se acabó la gasolina y no llegarán más gandolas o porque simplemente llegó la hora de cierre, unos vehículos se retiran sin éxito, otros empiezan una nueva cola para ser los primeros al día siguiente.

Se van preparados, unos banquitos y mesa para sentarse en las caminerías o algún terreno libre, a conversar, a jugar dominó o a tomar, sobre todo si es fin de semana. Agua y algo de comer tampoco faltan, otros compran algo en algún lugar cerca si es necesario.

Tanto en las mañanas, como en horas de la noche pasa uno que otro vendedor de café o helados.

El riesgo de los que pernoctan es que ni hay garantía de que a primera hora del día vayan a surtir. Fue el caso, por ejemplo, de Alejandro Medina.

Estuvo toda la noche en la estación de servicio de Ventuari. La cisterna apenas llegó a las 3:00 de la tarde. Estaba de número 10, pero al llegar la gandola, no fue ese precisamente el lugar en que quedó. Pronto llegaron otros carros y se aglomeraron en la entrada de la estación y fueron los primeros en surtir, incluso bajo complacencia de los militares que, en horas de la noche y la madrugada, supervisan las colas para evitar las ventas de puestos.

Entonces, de nada ha valido el personal de inteligencia que el gobernador Justo Noguera Pietri dijo tener en cada una de las estaciones de servicios, para -afirmó- que naaadieee se colee, sin excepción.

Por lo general, según cuentan quienes han pernoctado, la Guardia Nacional monitorea la cola a las 10:00 de la noche y a las 4:00 de la mañana realizan al menos dos rondas. Si hay puestos vacíos entre un carro y otro, ordenan al conductor avanzar y no dejar espacio entre ellos para otro vehículo.

Sin embargo, no siempre se trata de venta de lugares en cola, cuando son estas jornadas nocturnas, los conductores se apoyan para guardarse el puesto mientras tardan unos minutos haciendo una diligencia.

En las conversaciones, al tocar el tema de la gasolina, la pregunta es la misma: “¿Hasta cuándo será esto?”, y la respuesta también coincide: “nadie hace nada”. Y sí, hay quienes esperan reclamos mayores, protestas, la calle encendida, pero a la vez se enfrentan a la realidad de sobrevivir al día a día. La mayoría limita los trayectos de su rutina diaria a lugares cercanos, incluso faltan días al trabajo para tratar de extender el suministro de gasolina.

Por otra parte, Noguera anuncia planes y planes para que no se coleen, para informar dónde pueden surtir los vehículos oficiales y el horario para los motorizados, pero ninguno de sus mensajes ha hecho referencia a la raíz del problema, una Pdvsa destruida, mientras Nicolás Maduro ya aplica su argumento de rutina, el saboteo.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

En Ciudad Bolívar defensores de DD HH promueven la defensa de servicios básicos de calidad

La irregularidad en la prestación de servicios públicos básicos no solo viola derechos constitucionales, sino que afecta la calidad de vida y derechos fundamentales del ser humano. | Foto cortesía Hernán Bethelmy

Accidentes en la vía El Tigre-Ciudad Bolívar cobra la vida de siete personas en menos de 15 días

En una misma semana se registraron tres accidentes vehiculares en la carretera nacional que conecta los estados Bolívar y Anzoátegui. El total de fallecidos ascendió a siete, incluyendo una niña de cinco años. | Foto Archivo

En Pueblo Guri solicitan donaciones para niños y adultos mayores con desnutrición 

Desde hace ocho meses, cinco habitantes de la comunidad se dedican a colaborar con comida para 85 niños y 25 adultos mayores. Sin embargo, la ayuda se dificulta por falta de recursos. | Foto cortesía Soraida Rigu

Persiste el caos tras caída de la plataforma del Banco de Venezuela por cinco días

La mayoría de las personas que lograron acceder a la plataforma de la banca estatal, sin ninguna irregularidad en su cuenta bancaria, inmediatamente transfirieron el dinero a otra cuenta por temor a una nueva falla del sistema.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Luego de más de 24 horas encuentran sin vida a pescadores desaparecidos en La Llovizna

Los dos hombres salieron a pescar la mañana del domingo cuando fueron sorprendidos por la apertura de las compuertas. La corriente de agua los arrastró hasta la caída del parque. | Foto William Urdaneta

Denuncian que gerencia de Transbolívar en Ciudad Bolívar utiliza las unidades para servicio privado

En la sede de la ciudad capital quedan apenas dos autobuses que solo ofrecen transporte institucional, mientras los ciudadanos caminan largas distancias por falta de transporte público. | Foto William Urdaneta

Tras enfrentamiento armado Organización R tomó control de otro yacimiento aurífero en El Callao

La banda delictiva despojó la mina Tomi, restando terreno al Tren de Guayana que controla las minas de Guasipati. En el sitio del enfrentamiento encontraron dos cédulas de menores de edad. | Foto cortesía Germán Dam

Kapé-Kapé: 15 mil niños indígenas están afectados por deterioro de infraestructura educativa en Delta del Orinoco

Estudiantes de al menos 320 caseríos warao de Delta Amacuro enfrentan graves dificultades para continuar con sus estudios, desde que inició la alarma sanitaria.| Foto William Urdaneta

Del gimnasio en honor al medallista olímpico Marcelino Bolívar en Soledad solo quedan cuatro paredes desconchadas

El criollo medallista olímpico de Los Ángeles 1984 vive en su pueblo natal anzoatiguense, Soledad, donde la desidia y la falta de mantenimiento reinan en el gimnasio y en la calle que llevan su nombre. | Foto Joelnix Boada

Derrumbe de árboles por fuerte lluvia daña una casa y deja a otras sin internet en Campo A2 de Ferrominera

Vecinos de la zona informan que hasta el momento han solucionado la emergencia por cuenta propia con motosierras prestadas. Esperan la llegada del personal de Protección Civil para superar la emergencia. | Foto cortesía Mariflor Gamboa