martes, 11 de mayo de 2021 | 1:34 PM

Irregular entrega del CLAP agrava situación de vecinos del Core 8 en medio de la pandemia

Desde la 338 hasta Villa Celestial y Sierra Parima, el servicio de las cajas gubernamentales es cada vez más irregular. “No es que nosotros queramos que el gobierno nos resuelva todo, es que el momento de emergencia lo amerita”. | Foto cortesía

Desde la 338 hasta Villa Celestial y Sierra Parima, el servicio de las cajas gubernamentales es cada vez más irregular. “No es que nosotros queramos que el gobierno nos resuelva todo, es que el momento de emergencia lo amerita”. | Foto cortesía

@mlclisanchez

Habitantes de los sectores Core 8 y Villa Celestial denuncian que la caja de los comités locales de abastecimiento y producción (CLAP) no llega a sus sectores desde hace más de cinco meses.

Exigen a Alimentos Bolívar que restituya el programa lo antes posible. “Yo sé que no dura mucho, pero es que es una ayuda para quien está mal económicamente. Yo estoy sin trabajo y no tengo ni para un kilo de sardinas”, manifestó José Altores, de 58 años, residente de Core 8.

Altores trabajaba en el sector de mecánica automotriz, también venido a menos durante la pandemia, previo al confinamiento. El hombre relata que ha tenido que trabajar como carretillero de basura en su sector para poder llevar algo de comida a su hogar.

“No es que nosotros queramos que el gobierno nos resuelva todo, es que el momento de emergencia lo amerita. No hay trabajo, no hay sueldo digno, ¿qué hacemos? Ahorita no tenemos es nada”, cuestionó.

El programa gubernamental es cada vez más irregular durante la pandemia por COVID-19, aunque el Ejecutivo nacional prometió lo contrario: que garantizaría el suministro constante de los alimentos de la caja mientras dure la alarma sanitaria por la COVID-19.

Aunque los CLAP se han utilizado como herramienta de control político, al obligar a los beneficiarios a tener “carnet de la patria”, y son los hogares con mayor inseguridad alimentaria los que menos se benefician del programa gubernamental, estas cajas siguen siendo un paliativo para quienes están desempleados o dependen del salario mínimo para comer, que no cubre 1% de la canasta alimentaria.

“Aquí hay muchas personas necesitadas, hay gente que no tiene nada que comer, personas de la tercera edad que viven solos y no tienen que comer, hay que ayudar, el gobierno debe entender que esto no es fácil para el pueblo, deben aceptar la realidad”, denunció Froilan Yaguaramal, vocero comunitario del sector y habitante de Villa Celestial.

En un principio, el programa CLAP prometía dispensar una caja de alimentos mensual o quincenal por familia, pero con el tiempo desmejoró el servicio, el programa apenas cubre 10% de la demanda alimenticia del país pese a que nació para “erradicar el hambre” en el país que hoy tiene a 9,3 millones de venezolanos en inseguridad alimentaria de acuerdo con las cifras del estudio del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA o FAO).

La organización estima que los niveles de inseguridad alimentaria durante 2021 superarán las cifras de 2019. Este año, finalmente ingresó al país el programa como parte del Plan de Respuesta Humanitaria para Venezuela.

Más del autor

Venezolanos retornan por frontera con Brasil en condición de desamparo y expuestos a la COVID-19

Los migrantes retornados esperan hasta seis días o más para ser trasladados hasta un albergue en Puerto Ordaz. Denuncian que militares cobran 30 dólares por llevarlos, pese a que debe ser gratuito. | Foto cortesía

Expansión de cárcava amenaza tránsito y estabilidad de viviendas en una calle de Campo B de Ferrominera

Habitantes de Campo B de Ferrominera denuncian que colapso de las cloacas tapadas, más las constantes lluvias, provocaron la apertura de una cárcava que hace peligroso el tránsito en la calle afectada. | Foto cortesía

Avalancha de testimonios de violencia sexual abre debate público para sensibilizar y fomentar denuncias legales

En un conversatorio propiciado por el medio Cinc8, cuatro expertas exponen el mapa de ruta a seguir tras las múltiples denuncias de violencia y acoso sexual emitidas vía Twitter en Venezuela desde el 23 de abril. | Foto cortesía

Solicitan reubicación urgente de triaje respiratorio del hospital Ruiz y Páez tras colapso por lluvias

Pacientes y personal sanitario del triaje respiratorio del hospital Ruiz y Páez, en Ciudad Bolívar, enfrentan la inundación del espacio, el riesgo de daño de equipos y la contaminación de insumos médicos por las lluvias. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Producción de maíz en Bolívar cae 50% en el último lustro de siembra

El municipio bolivariano Angostura (antiguo Raúl Leoni) producía hace cinco años atrás 20 mil hectáreas de maíz, el doble de lo que estiman sembrar esta temporada. Esta semana empezó el suministro de gasoil a algunos productores. | Foto William Urdaneta

Fallida búsqueda del joven desaparecido en una alcantarilla abre nuevas interrogantes sobre el caso

Cuerpos bomberiles no se explican cómo el cuerpo del muchacho pudo haber recorrido todo el trayecto inspeccionado. También les extraña la falta de señales de un cuerpo en descomposición en la red de aguas residuales. | Foto William Urdaneta

Trabajadores de Bauxilum Los Pijiguaos advierten retaliaciones tras denuncias por precariedad laboral

Delegados de prevención de la estatal señala que la empresa busca medidas sancionatorias contra los empleados que han visibilizado las condiciones laborales, alimentarias y de salud desfavorables. | Foto cortesía

Jubilados de industrias de Guayana introducen amparo constitucional para exigir que se reactive el seguro médico  

Desde 2018 con la aplicación del memorando 2792 las contrataciones colectivas y sus beneficios fueron eliminados, algo que los jubilados quieren cambiar, ante el desamparo que ello implica en materia de salud. | Foto cortesía

Extrabajador de Venalum diseña piezas para Renault en España y trabaja en la generación de energía limpia

Jesús Álvarez dedicó 30 años a la industria del aluminio en Guayana. Aunque quedaron proyectos pendientes por desarrollar, en España ha potenciado procesos productivos en la industria automotriz y colaborado con un mundo menos contaminado. | Foto cortesía

Trabajadores de Guayana que emigraron tras ruina de empresas básicas potencian industrias en el exterior

Venezuela protagoniza la segunda ola migratoria más importante del mundo. 5 millones de venezolanos han salido forzadamente del país producto de una crisis sin precedentes, que arrastra a los trabajadores de Guayana que hoy desde el exilio relatan sus aprendizajes y añoranzas desde sus nuevos empleos. | Foto William Urdaneta