viernes, 22 de octubre de 2021

Hace dos meses la Alcaldía no recoge la basura en las calles de Río Caura y Curagua 

En la avenida principal de Curagua, algunos residentes depositan sus derechos en un vertedero improvisado, ya que el aseo pasa una vez al mes. Los zamuros y perros infectan la zona. | Foto William Urdaneta

En la avenida principal de Curagua, algunos residentes depositan sus derechos en un vertedero improvisado, ya que el aseo pasa una vez al mes. Los zamuros y perros infectan la zona. | Foto William Urdaneta

La última vez que el camión que recoge desechos pasó por Río Caura en Unare II, Puerto Ordaz, fue hace casi dos meses. Simón Fuentes, habitante de la zona, reitera las denuncias de las fallas del servicio de recolección de aseo, problema que afecta a Ciudad Guayana desde hace años y que se ha agudizado con la pandemia.

De acuerdo con Fuentes, los vecinos reúnen la basura en bolsas y las colocan frente a sus casas, esperando que el camión recolector pase. Explicó que los desechos se van apilando, creando caldos de cultivo para bacterias, generando la proliferación de moscas, ratas, zamuros y toda clase de alimañas. “Un camión particular recorre esporádicamente las casas, cobrando para llevarse la basura de los residentes, solo unos pocos aceptan”, afirmó.

El vecino desconoce hacia dónde lleva ese camión los desechos recogidos. “Cuando salgo de mi casa (…) por la avenida principal de Unare II, veo a los recolectores de basura recogiéndola, pero por estos sitios. A estas urbanizaciones no entran, y aquí hay sitios como la clínica Ceciamb”, acotó.

El sector en el que vive Simón Fuentes está cerca del mercado municipal de Unare y la clínica Ceciamb, centros de servicio los cuales son vulnerables a la contaminación que genera la basura acumulada en la urbanización y que la lluvia arrastra por las calles. A pesar de las denuncias que los afectados han realizado en redes, la situación se mantiene.

En otros sectores

José Ordosgoiti, residente de Curagua, se aqueja del mismo problema. Tienen más de un mes sin ver al aseo urbano en su zona. Algunos vecinos deciden no acumular la basura frente a sus casas y la depositan en un vertedero improvisado cercano al Club del Sindicato de Trabajadores de Alcasa (Sintralcasa), en la avenida principal de Curagua.

“En el frente de mi casa yo llegué a tener un cerro de más o menos 40 kilos de basura. Compraba cajas y la metía ahí porque yo no iba a botarla en la avenida”. Orgosgoiti explicó que junto a otros vecinos ha hecho llegar la problemática a la junta de vecinos, pero no han recibido respuesta satisfactoria.

De noche se escuchan las peleas de perros por la carroña, y los zamuros ya duermen en los árboles. “Esto es un olvido por parte de las autoridades competentes. Esto es un olvido total a la gran Ciudad Guayana”, lamentó.

El problema de recolección de desechos

Supra Guayana, ente adscrito a la Alcaldía de Caroní, es el encargado de la recolección y el procesamiento de la basura en Ciudad Guayana. En un trabajo previo de Correo del Caroní, voceros oficiales explicaron que de 33 vehículos para atender el sistema de aseo en toda la urbe guayanesa, solo se hallaban operativas 22 unidades debido a la escasez de combustible. Estas unidades estaban destinadas a abarcar 700 toneladas de basura, de las cuales para el momento de la reseña solo llegaban a recoger 400.

Más del autor

De emporio cementero de oriente a empresa de escombros y ruina

36 años atrás, Cementos Guayana alcanzó una producción de 30 mil toneladas y un valor en activos de 200 millones de bolívares. Participó en grandes proyectos en diversos estados en el oriente del país.

La gran competencia nacional de karting que tuvo como escenario el kartódromo de Guri

Hace 35 años fue celebrada en Guri una competencia de karts en la que participaron 160 pilotos de diez estados de Venezuela. | Foto referencial

La breve gira de la primera dama a oriente

A mediados de los años 80, Gladys de Lusinchi viajó durante dos días a Ciudad Bolívar y Ciudad Guayana para supervisar el estado de los hogares de cuidado diario.

Los sueños de expansión al mercado asiático de Ferrominera Orinoco

La empresa exportadora de hierro firmó hace 35 años un prometedor contrato con Japón.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Autoridades desatienden riesgo sanitario por aguas contaminadas en sector Core 8

Diarrea, cólera, fiebre tifoidea, y hasta poliomielitis son enfermedades que pueden contraerse por ingesta accidental de aguas residuales. Aunque los habitantes de Core 8 han solicitado reparar la red de cloacas colapsadas, no han sido atendidos. | Foto cortesía vecinos

Constante quema de basura en Campo A2 afecta a pacientes con COVID-19 y aumenta enfermedades respiratorias

Afectados por la quema de basura en Campo A2 de Ferrominera exigen a la Alcaldía de Caroní restituir el servicio de aseo urbano en el sector, y que los vecinos opten por otra forma de gestionar los residuos mientras tanto. | Foto William Urdaneta

Detienen a uno de los cuatro implicados en estafa inmobiliaria en Ciudad Guayana

Víctor Hugo Albornoz Torrez fue detenido la mañana del viernes 8 de octubre. Afectados por las estafas inmobiliarias exigieron justicia y están atentos ante cualquier irregularidad judicial. | Foto @mascia_ventas

Transbolívar reactiva rutas urbanas con apenas 25 buses en campaña electoral adelantada del PSUV

Trabajadores de la estatal informaron que el pasaje terrestre será subsidiado durante dos semanas. Se desconoce la tarifa de pasaje que se cobrará luego. | Foto Twitter @OviedoPSUV

Luego de más de 24 horas encuentran sin vida a pescadores desaparecidos en La Llovizna

Los dos hombres salieron a pescar la mañana del domingo cuando fueron sorprendidos por la apertura de las compuertas. La corriente de agua los arrastró hasta la caída del parque. | Foto William Urdaneta

Parroquia San Onofre se ofrece como centro de recepción de fármacos para pacientes psiquiátricos

Desde hace dos años las farmacias del IVSS no expenden medicamentos psiquiátricos, lo que obliga a la sociedad civil a organizarse para apoyar a los pacientes y sus familiares. | Foto cortesía Génesis García