miércoles, 20 de octubre de 2021

Habitantes del kilómetro 70 se movilizan en colas, vehículos de carga o camiones agrícolas a falta de transporte público

Quienes viven en poblados a las afueras de Ciudad Guayana necesitan movilizarse para comprar comida, pues en su comunidad solo hay dos bodegas cuyos precios son 50% más altos que en la ciudad.

@mlclisanchez

Habitantes de la zona agrícola del kilómetro 70, vía Guri, denunciaron una disminución agravada del transporte público en medio de la flexibilización de la cuarentena por la pandemia de COVID-19. Para salir de la comunidad, en las afueras de Ciudad Guayana, las personas se trasladan en colas, en vehículos de carga de ganado o camiones agrícolas.

   
El servicio BTR suspendió la ruta de transporte en el km 70 como parte de las políticas de contención por la COVID-19, de acuerdo con el director del INTT en Caroní, Richard Brito | Fotos William Urdaneta | Archivo

Las 600 familias que habitan en el kilómetro 70 dependen de la movilización hacia Puerto Ordaz y San Félix para comprar comida, pues cerca de sus casas solo hay dos bodegas cuyos precios son 50% más altos que en la ciudad. El sector está prácticamente aislado e imposibilitado para movilizarse a trabajar o hacer compras alimenticias.

Solo una unidad de Transbolívar fue asignada para cubrir la ruta de la comunidad rural y los vecinos aseguran que ha estado suspendido desde diciembre. Quienes cubren la ruta hasta ahora son cooperativas privadas que cobran 70 mil bolívares en efectivo, que el sector rural no siempre puede costear por la escasez de efectivo, por lo que los habitantes exigen un transporte accesible o que se restituya la ruta del BTR con las medidas de bioseguridad para evitar los contagios de COVID-19.

“Hemos pasado varias notificaciones al gobernador Justo Noguera para la ruta del transporte en el km 70; el transporte no debería fallar cuando la cosa está crítica”, expresó Froilán Yaguaramay, vecino de la zona agrícola.

Informó que luego de las 12:00 del mediodía, las personas que salen a trabajar, no tienen cómo devolverse al kilómetro 70. A él mismo le ha tocado en más de una ocasión recorrer a pie al menos 8 kilómetros: desde el Core 8 hasta el km 70. Otros corren con la suerte de agarrar cola y solo irse caminando desde el peaje hasta la comunidad, contó.

Déficit de combustible

El director del Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTT) en el municipio Caroní, Richard Brito, informó a Correo del Caroní que las cooperativas privadas asignadas a la zona no han podido cumplir con la ruta por fallas en el suministro de combustible. “Tenemos otras dos líneas que hacen vida ahí, transporte público normal pero que no habían podido prestar el servicio por fallas en el suministro del gasoil”.

El nuevo esquema de suministro de combustible solo permite al sector público de transporte surtir 20 litros. Brito informó que a las unidades que cubren la ruta del 70 no las están surtiendo para limitar la cantidad de vehículos en la calle por la cuarentena.

Por las políticas de seguridad para contener la COVID-19, informó el funcionario, el servicio BTR suspendió el servicio en ese sector, aunque los habitantes denuncian que el problema data de mucho tiempo atrás. No fue posible contactar al gerente de operaciones de Transbolívar, Carlos Peraza.

Peticiones sin respuestas

Jhon Echeverri, otro habitante del kilómetro 70, informó que desde hace dos años se han solicitado líneas de transporte de la Misión Transporte a Fontur y a la Alcaldía de Caroní, pero la petición no ha recibido respuesta. “Nunca llegó nada, autobuses, carros por puestos, se le pidió a la Alcaldía, a Fontur, yo fui a Caracas y llevé el expediente. Y tampoco se asignó nada”.


Vecinos del kilómetro 70 han solicitado líneas de transporte públicas y privadas a la Alcaldía de Caroní y Gobernación durante dos años, y no han recibido respuesta
     

Por lo lejano de la zona, es común que las personas excedan el horario establecido de la cuarentena por no contar con un medio para movilizarse a tiempo en medio del estado de emergencia sanitaria.

“Aquí se gozaba de un servicio Yutong (BTR) y fue suspendido, se colocó un transporte privado en 70 mil bolívares que es difícil de pagar para una población rural que no tiene dinero, porque estamos aquí sin producir”, explicó Echevarri.

Quienes ayudan con la movilización son personas particulares que cargan 2 o 3 personas para ganar efectivo para surtir gasolina. “Yo me llevo dos o tres para Puerto Ordaz”, dijo. Echevarri lamentó las condiciones deplorables en las que deben movilizarse quienes viven en el sector rural. “La gente sale en cola, como cochinos, detrás de un camión, se transportan en condiciones que no son buenas”.

De la comunidad que antes fue minera, luego agrícola y atraía a los visitantes por sus llamativos balnearios, quedan algunas casas vacías, familias sin acceso a atención médica, agua, saneamiento y transporte.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Familiares buscan a menor de edad desaparecido al sur del estado Bolívar desde hace seis días

Yonahtan López, de 12 años, está desaparecido desde el miércoles 13 de octubre al medio día. Fue visto por última vez en Santa Elena de Uairén. | Foto cortesía

En Ciudad Piar y Tumeremo están incomunicados y cocinando en fogón por cortes de electricidad

Las fluctuaciones e interrupciones condenan a los pobladores del sur de Bolívar a comprar alimentos a diario, sin agua potable y dormir a la intemperie, situaciones que lesionan sus derechos fundamentales. | Foto Wiliam Urdaneta

Autoridades desatienden riesgo sanitario por aguas contaminadas en sector Core 8

Diarrea, cólera, fiebre tifoidea, y hasta poliomielitis son enfermedades que pueden contraerse por ingesta accidental de aguas residuales. Aunque los habitantes de Core 8 han solicitado reparar la red de cloacas colapsadas, no han sido atendidos. | Foto cortesía vecinos

Recaudarán fondos para diagnóstico de cáncer de mama en la caminata 5K Senos Saludables

La caminata para recolectar fondos para diagnóstico de cáncer de mama se hará el domingo 17 de octubre y partirá desde Ciudad Mineros en Puerto Ordaz. | Foto Archivo William Urdaneta

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Constante quema de basura en Campo A2 afecta a pacientes con COVID-19 y aumenta enfermedades respiratorias

Afectados por la quema de basura en Campo A2 de Ferrominera exigen a la Alcaldía de Caroní restituir el servicio de aseo urbano en el sector, y que los vecinos opten por otra forma de gestionar los residuos mientras tanto. | Foto William Urdaneta

Detienen a uno de los cuatro implicados en estafa inmobiliaria en Ciudad Guayana

Víctor Hugo Albornoz Torrez fue detenido la mañana del viernes 8 de octubre. Afectados por las estafas inmobiliarias exigieron justicia y están atentos ante cualquier irregularidad judicial. | Foto @mascia_ventas

Autoridades desatienden riesgo sanitario por aguas contaminadas en sector Core 8

Diarrea, cólera, fiebre tifoidea, y hasta poliomielitis son enfermedades que pueden contraerse por ingesta accidental de aguas residuales. Aunque los habitantes de Core 8 han solicitado reparar la red de cloacas colapsadas, no han sido atendidos. | Foto cortesía vecinos

En Ciudad Piar y Tumeremo están incomunicados y cocinando en fogón por cortes de electricidad

Las fluctuaciones e interrupciones condenan a los pobladores del sur de Bolívar a comprar alimentos a diario, sin agua potable y dormir a la intemperie, situaciones que lesionan sus derechos fundamentales. | Foto Wiliam Urdaneta

Falla eléctrica condena a residentes de Ciudad Piar a tres días sin servicios básicos

Los residentes ya incomunicados por la escasez de gasolina, tuvieron que lidiar con la caída de la señal telefónica, consecuencia de la falla eléctrica. | Foto Degrain Marichales

En Urbanización La Llovizna unas 700 familias tienen cinco semanas sin ABA de Cantv

Mientras la telefónica reinstala un equipo que aseguró repararía, los vecinos deben pagar montos elevados en recargas telefónicas para cumplir con actividades cotidianas de clases y teletrabajo. | Foto William Urdaneta