martes, 11 de mayo de 2021 | 1:30 PM

Obligación de registro en Oficina contra la Delincuencia Organizada limita labor de las ONG y empeora condición de víctimas del Estado

Luego de inhabilitar partidos políticos, censurar a la prensa, desmantelar a los sindicatos, el Gobierno nacional ahora busca impedir el trabajo humanitario con regulaciones que vulneran a las víctimas y exponen a colaboradores. | Foto cortesía

Luego de inhabilitar partidos políticos, censurar a la prensa, desmantelar a los sindicatos, el Gobierno nacional ahora busca impedir el trabajo humanitario con regulaciones que vulneran a las víctimas y exponen a colaboradores. | Foto cortesía

@g8che

El Gobierno nacional creó una nueva normativa que atenta contra las organizaciones defensoras de derechos humanos, organizaciones sin fines de lucro y sus beneficiarios. Ya que se obliga a las ONG a registrarse en la Oficina Nacional contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento del Terrorismo y a entregar una serie de información que vulnera la labor humanitaria.

Alí Daniels, director de la ONG Acceso a la Justicia, consideró que la norma debe ser derogada ya que atenta contra la labor de las ONG y contra la ayuda que pueda brindarse a ciudadanos en condiciones vulnerables o a las víctimas del mismo Estado.

La medida fue aplicada a través de la providencia administrativa número 001-2021, la cual fue publicada en la Gaceta Oficial número 42.098 del 30 de marzo del presente año.

En esta nueva exigencia de registro las organizaciones deberán dar datos de los miembros que forman parte de sus juntas directivas, listado de quienes financian su labor, la identidad de los beneficiarios, personas que reciben ayuda humanitaria u otro tipo de asistencia, listado de sucursales extranjeras de organizaciones sin fines de lucro y de las asociaciones con las que se hayan acordado alianzas, además de otro tipo de requerimientos generales.

 

El Estado que desaparece personas, las ejecuta extrajudiciales exige que las ONG le entreguemos los nombres de las personas que llevan adelante las denuncias contra el propio Estado violador de DD HH, ¿dónde estará el fallo?”.

Daniels alertó que identificar a las víctimas las deja en estado de vulnerabilidad y estigmatización ya que en muchos casos reciben asesoría y ayuda por violaciones del mismo Estado entre las que resaltan las ejecuciones extrajudiciales o desapariciones forzosas. “Ponen en peligro a las víctimas y a los investigadores”, cuestionó.

Asimismo insistió que limitaría el auxilio que puedan recibir personas con problemas de alimentación o las jornadas de prevención y atención de VIH, donde los beneficiarios piden permanecer en anonimato y bajo esta providencia no podrían hacerlo. “Los que van a pagar son las víctimas de la emergencia humanitaria”, sostuvo.

Para el abogado la medida viola totalmente la presunción de inocencia ya que con toda la información a entregar prácticamente deben demostrar que desde las organizaciones no se cometen delitos. “Tenemos que demostrar que no somos terroristas y que no legitimamos capital”, cuestionó.

“Buscan darle un trato de enemigo interno a las organizaciones defensoras de derechos humanos”, advirtió. Para el abogado toda esta medida surge por las investigaciones, documentación y monitoreo de violaciones de derechos humanos que al final se terminan entregando en instancias de la Organización de las Naciones Unidas y la Corte Penal Internacional.

Resaltó que el proceso de registro se debe empezar aplicar en un periodo de 30 días luego de publicada la gaceta y que no dan los tiempos para que organizaciones puedan cumplir con los requisitos los cuales no son de fácil obtención ante las trabas del mismo Estado.

Significa poner en riesgo a las victimas

Los representantes de la ONG Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea) fueron los primeros en recriminar la normativa en redes sociales. Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea, expresó en Twitter: La dictadura venezolana quiere que las ONG nos convirtamos en “patriotas cooperantes” y delatemos a las víctimas que son beneficiarias de nuestra acción.

Marino Alvarado, también representante de Provea, cuestionó: “Son las organizaciones las que deben demostrar que están actuando de forma correcta. No solamente en los recursos que reciben, sino en la forma en la que los usan”.

De acuerdo con Alvarado, la medida es contraria con el artículo 102 de la constitución que establece la obligación de promover y defender los derechos humanos.

“Esta es una normativa que afectará el trabajo de miles de organizaciones de la sociedad civil que vienen atendiendo sobre todo a los sectores más pobres de la sociedad venezolana y a víctimas de las violaciones de derechos humanos”, denunció.

Al igual que Daniels, el representante de Provea resaltó que lo más preocupante es que deba darse información sobre las personas que reciben ayuda. “Eso significa poner en riesgo, en el caso de las organizaciones de derechos humanos, a todas las personas que denuncian los abusos de la FAES, los allanamientos arbitrarios, torturas, detenciones arbitrarias”, dijo.

Agregó que esto dejaría a los beneficiarios vulnerables de posibles detenciones, allanamientos, discriminación en los lugares donde vive y donde reciben ayudas sociales del gobierno. “No los vamos a poner en riesgo de libertad e incluso de vida”, aseguró.

Por otro lado, Luis Cabezas, director de la asociación civil Convite, expresó en Twitter: “El Estado que desaparece personas, las ejecuta extrajudiciales exige que las ONG le entreguemos los nombres de las personas que llevan adelante las denuncias contra el propio Estado violador de DD HH, ¿dónde estará el fallo?”.

Arremetida contra las organizaciones

Entre los casos más recientes de la arremetida del gobierno contra las ONG, está la detención de cinco trabajadores humanitarios de la organización Azul Positivo los cuales fueron acusados por delitos de asociación para delinquir y legitimación de capitales.

En Bolívar organizaciones no gubernamentales y fundaciones se han dedicado a ayudar a personas que necesitan medicamentos e insumos en hospitales, sobre todo en estos meses de pandemia. Además de realizar jornadas de entrega de alimentos y hasta ropa con distintas colaboraciones que se hacen desde el extranjero.

También, organizaciones monitorean la violencia basada en género, documentan la desaparición de personas en las minas al sur de Bolívar producto de la violencia de grupos irregulares y cuerpos policiales y las ejecuciones extrajudiciales que se perpetran en el estado.

Toda una labor que se vería afectada por las medidas restrictivas para recibir financiamiento y la exposición a la que quedarían las personas que reciben ayuda, las cuales en muchos de los casos son víctimas de funcionarios del mismo Estado.

Daniels señaló que hay colaboradores y financistas que exigen permanecer bajo anonimato, lo que impediría las ayudas a personas en condiciones vulnerables | Foto William Urdaneta

Más del autor

Segundo accidente del año en Acería de Palanquillas confirma condiciones inseguras de trabajo en Sidor

En enero delegados solicitaron a Inpsasel una inspección de las condiciones laborales en la empresa. Reclaman que hasta la fecha la revisión no se ha realizado. | Foto cortesía

Defensa de Rodney Álvarez exige agilizar juicio tras dos audiencias sin avances por falta de testigos

Consideran que el retraso es otra medida dilatoria del caso, el cual ha pasado por 10 reanudaciones, mientras el ferrominero está proximo a cumplir 10 años sin sentencia. | Foto cortesía

Observatorio Venezolano de Finanzas: actividad económica cayó 33,7% en un año

Los especialistas señalan que mantener una productividad petrolera por encima de los 500 mil barriles diarios, sería la alternativa para lograr levantar de a poco la economía. | Foto William Urdaneta

Jubilados de industrias de Guayana introducen amparo constitucional para exigir que se reactive el seguro médico  

Desde 2018 con la aplicación del memorando 2792 las contrataciones colectivas y sus beneficios fueron eliminados, algo que los jubilados quieren cambiar, ante el desamparo que ello implica en materia de salud. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Dos de los nuevos rectores del CNE no están en línea de subordinación con el gobierno de Maduro

Aunque este martes el expreso político Roberto Picón y Enrique Márquez, representante de la extinta MUD, fueron designados como rectores del ente, la oposición que lidera Juan Guaidó rechazó nuevamente la imposición unilateral del árbitro electoral. | Foto Asamblea VE

Avalancha de testimonios de violencia sexual abre debate público para sensibilizar y fomentar denuncias legales

En un conversatorio propiciado por el medio Cinc8, cuatro expertas exponen el mapa de ruta a seguir tras las múltiples denuncias de violencia y acoso sexual emitidas vía Twitter en Venezuela desde el 23 de abril. | Foto cortesía

“Ley de Cooperación Internacional busca obstaculizar y neutralizar acciones de cooperación y asistencia internacional en Venezuela”

La ONG Acceso a la Justicia respondió siete preguntas claves sobre el proyecto de Ley de Cooperación Internacional, que nos es más que una arremetida en contra de las organizaciones de la sociedad civil. | Foto William Urdaneta

Acusaciones imprecisas de acoso sexual contra periodistas pueden constituir estrategia de censura

César Bátiz, director de El Pitazo y Víctor Amaya, editor-jefe de TalCual Digital, son investigados por el Ministerio Público tras señalamientos vagos de acoso sexual y violencia vía Twitter. | Foto cortesía

TSJ ordena a los jueces penales que inicien cinco juicios por semana para combatir el retardo procesal

La Sala de Casación Penal aprobó resoluciones en las que gira instrucciones a los jueces para acelerar los procesos. La instancia también tomó medidas para la fase de investigación y la ejecución de las sentencias. | Foto cortesía

Embajador James Story advierte que designación del CNE “no basta” para EE.UU.

La Asamblea Nacional oficialista escogió a los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral donde la oposición cuenta con dos rectores inclinados a su sector.