sábado, 27 de noviembre de 2021

“Los más afectados con un fracaso de una mesa de negociación son los venezolanos”

Margarita López Maya afirma que pese a las expectativas de algunos actores, las elecciones de noviembre no deberían afectar el proceso de la actual mesa de negociación. | Foto cortesía Prodavinci

Margarita López Maya afirma que pese a las expectativas de algunos actores, las elecciones de noviembre no deberían afectar el proceso de la actual mesa de negociación. | Foto cortesía Prodavinci

En el contexto de las elecciones regionales y municipales convocadas para noviembre de 2021 y la crisis que afecta la cotidianidad de los venezolanos, el gobierno de Nicolás Maduro y una representación de la oposición intentan nuevamente una salida política mediante el diálogo y negociación con el amparo del Gobierno de Noruega.

La historiadora y analista política Margarita López Maya, en entrevista con Correo del Caroní ofrece un breve análisis sobre las condiciones y expectativas en relación con este nuevo encuentro entre gobierno y oposición, iniciado el pasado 13 de agosto, con la firma del memorándum de entendimiento, el cual parte de una agenda de siete puntos o prioridades: “Derechos políticos para todos; garantías electorales para todos y cronograma electoral para elecciones observables; levantamiento de sanciones y restauración de derecho a activos; respeto al Estado Constitucional de Derecho; convivencia política y social, renuncia a la violencia y reparación de las víctimas de la violencia; protección de la economía nacional y medidas de protección social al pueblo venezolano; garantías de implementación, seguimiento y verificación de lo acordado”. 

– ¿Cuál es la importancia de este nuevo proceso de diálogo con un sistema represivo y una población venezolana agotada por la crisis general que afecta al país?

– Es un proceso al que se llega muy trabajosamente por parte del Gobierno noruego y, aparentemente, con algunos incentivos por ambas partes. Creo que el Gobierno noruego se ha fortalecido y pienso que está en una buena posición para negociar, tiene interés en negociar las sanciones, poder rebajar algunas de ellas y que se le dé un reconocimiento.

Es un poco lo que busca el gobierno de Maduro, tener reconocimiento en el exterior y puede llegar a algunas concesiones a cambio de que se le rebajen sanciones individuales. El reconocimiento no significa que se le va a reconocer como un gobierno democrático ni mucho menos. La oposición está muy limitada y está buscando también tener una legitimidad política. La oposición también está siendo desplazada internamente por otros actores políticos. 

– Se han hecho varios intentos de diálogo sin resultado satisfactorio. ¿Qué significa empezar de cero y hacer un nuevo intento para llegar a acuerdos?

– Es bastante claro que aquí no van a desembarcar los marines y va a haber un bloqueo para deponer a Maduro, eso no va a pasar. La propuesta de una salida violenta en Venezuela no es factible, no es viable, quizás es la aspiración de algunos actores políticos, pero no es viable. Hay algunos intentos de salir por la vía violenta que han sido francamente bochornosos, como la del 30 de abril o la que se dio en Macuto. Eso está descartado.

Por del lado de la oposición no ha habido tampoco una intención de irse a las montañas y crear algún tipo de cuerpo violento armado para tomar el poder por asalto, eso tampoco está planteado. Se está buscando una salida democrática, entonces la salida debe ser negociable. Es una realidad que todos deben asumir. En Venezuela la salida va a ser negociada.

No creo que se esté partiendo de cero en México. Hay lecciones aprendidas de las anteriores (…) El memorándum de entendimiento tiene compromisos con valores democráticos, están los derechos políticos y que implican que se trate el derecho que tenemos todos de ser electos y elegidos, también sobre la convivencia y protección social a la población, que implica que haya una agenda social. 

– ¿Cuáles áreas o temas deberían ser prioridad y enfocarse los esfuerzos para lograr acuerdos entre las partes? 

– Sobre la convivencia pacífica y la protección social. Creo que ahí hay algunas pinzas, esto no va a ser un proceso rápido ni mucho menos es un proceso que puede demorarse meses y años, es mi manera de verlo, estamos entrando en un tipo de negociación donde el gobierno autoritario hegemónico de Maduro está consolidado, y lo que trata de buscar la oposición es un posicionamiento dentro de esa situación.

A diferencia de Voluntad Popular y Guaidó, los otros partidos parecieran estar más claros en esa realidad y buscan un reacomodo por vía de la negociación, que puede demorarse años hasta que logremos el cambio político que queremos, pero ya no es ‘vamos a un cambio y se van a dar las elecciones’. 

– Parte de la oposición aspira que en la negociación se logre prorrogar las elecciones del 21 de noviembre. ¿Qué escenarios pueden darse en esta negociación de cara a esos comicios? 

– Yo creo que esa negociación no pasa por las elecciones del 21 de noviembre, no hay tiempo para que se pueda hacer algo distinto ya al cronograma electoral que está. Hay que poner los pies en la tierra, llegar a una negociación exitosa que permita dar garantías a la población de que el gobierno va a unir esfuerzos con la oposición para sacar a Venezuela de la crisis humanitaria que tenemos, un plan de vacunación más transparente con derecho a todos los venezolanos a vacunarse, con derecho a reactivar el aparato productivo, producir empleo, darnos las remuneraciones dignas que necesitamos, todas esas cosas están sobre la mesa y son prioridad en este momento.

Hay que entender que las elecciones del 21 de noviembre no deben afectar esas negociaciones. Las elecciones están en su carril, tienen su cronograma, sus auditorías, su campaña. En noviembre vendrá una polarización, es inevitable, sobre todo si los candidatos de la oposición se ponen de acuerdo y salen unitariamente en los estados, se va a producir mucha tensión por los cargos que están en competencia regional y municipal. Entonces ese proceso no debería alterar la mesa de negociación, que es de mucho más largo alcance y más sólida para el cambio político.

El proceso de negociación debería protegerse con algunas iniciativas, gestos por parte de ambos actores. Tiene que haber unas medidas de respeto mutuas que se deben acordar. Tiene que bajar la violencia verbal, cierta disposición a revisar las inhabilitaciones políticas, respetar las negociaciones en otros carriles como la ayuda humanitaria, la vacunación.

– ¿Qué arriesgan tanto el gobierno como la oposición en este proceso, en caso de que nuevamente no haya acuerdo? 

– Lo que me preocupa es lo que arriesga la población. Si no hay capacidad de producir algunos efectos positivos para aliviar la situación de la población venezolana, sería realmente perjudicial para el gobierno y para la oposición. El gobierno se va a quedar siendo gobierno y seguirá aislado internacionalmente.

Para la oposición lo principal, pienso que seguiría su deterioro y falta de apoyo a la población. Pero los más afectados de un fracaso de una mesa de negociación son los venezolanos que estamos viviendo una situación como nunca la habíamos vivido, de penuria social, económica y política. Un sistema de educación colapsado, no tenemos claridad de si vamos a ser vacunados o no. Si esa mesa fracasa pienso que aparecerán otros actores políticos y sociales que seguirán buscando una salida al país porque está colapsado.

Emergencia humanitaria como prioridad 

Sobre el proceso de negociación que se da en México, la organización Human Rights Watch (HRW) manifestó el lunes, que la prioridad en los acuerdos debe ser la emergencia humanitaria compleja en Venezuela y los derechos humanos.

“Venezuela atraviesa una emergencia humanitaria y de derechos humanos devastadora que debería ser el eje central de cualquier negociación política que se lleve a cabo”, dijo en un comunicado José Vivanco, director de HRW para las Américas.

Reiteró que el éxito de esa negociación dependerá que se puedan restablecer el Estado de derecho y el ejercicio de derechos humanos en Venezuela, así como el cese a la censura y la represión, la liberación de presos políticos y el ingreso de la ayuda humanitaria.

Más del autor

Indígenas denuncian que el proceso para elegir a su representación estuvo plagado de vicios

Por segunda vez, las elecciones de concejales y legisladores se hicieron a través de asambleas generales, en las que sólo votan los voceros delegados en cada jurisdicción, elegidos en asambleas comunitarias.

El Callao, Caroní y Heres son los municipios con más femicidios en Bolívar durante 2021

De acuerdo con el Observatorio Guayanés de Violencia Basada en Género, el municipio minero acumula el 21% de los asesinatos de mujeres reportados en la entidad este año.

Partidos de oposición lograron cuatro diputados para conformar el Consejo Legislativo en Bolívar

De acuerdo con el método D'Hondt, a la alianza de la MUD le corresponden dos diputados por voto lista, uno para el Movimiento Ecológico y uno para el partido Unión y Progreso.

Franklin Franchi: “Si no atendemos las recomendaciones, le damos poder al virus”

La autoridad única de Salud en Bolívar, Franklin Franchi, hizo un balance de su gestión e insiste en mantener las medidas de contención de la COVID-19, ahora que se perfila un repunte de contagios.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Partidos de oposición lograron cuatro diputados para conformar el Consejo Legislativo en Bolívar

De acuerdo con el método D'Hondt, a la alianza de la MUD le corresponden dos diputados por voto lista, uno para el Movimiento Ecológico y uno para el partido Unión y Progreso.

Despliegue proselitista en votación del candidato Ángel Marcano contrasta con colapso de servicios en Core 8

“Vivimos entre la insalubridad, el dengue, la sarna y el mal olor, ¡las aguas negras se mezclan con las blancas! Ni la Alcaldía de Caroní ni la Gobernación de Bolívar nos toman en cuenta, y este viene con su propaganda”, denunció un elector en torno al despliegue propagandístico de Marcano.

Derrota electoral de la oposición en Bolívar trasciende a la baja participación en las regionales

Si bien la división de candidaturas en factores de oposición influyó en una victoria inminente para el PSUV, la suma de votos de los tres principales candidatos igual no eran suficientes. En cambio, en Caroní se asomó una figura emergente ante la falta de identificación de los electores hacia los abanderados de cada alianza opositora.

Desánimo ciudadano y denuncias electorales marcan inicio de las regionales en Ciudad Guayana

Constitución tardía de las mesas y reubicación de electores. Estos dos contratiempos dominan la escena matutina de las elecciones regionales de este domingo en el municipio Caroní.

Jornada electoral avanza en medio de denuncias y el reporte de un fallecido y dos heridos en Zulia

Minutos antes en rueda de prensa el presidente del CNE, Pedro Calzadilla, calificó los hechos de “aislados” e “insignificantes”, desestimando las denuncias de presencia de colectivos en varios centros de votación del país.

En Cachamay la tercera edad se movilizó con la esperanza de cambiar a los gobernantes

Los electores de los principales centros de la parroquia recriminaron la precariedad de los servicios básicos y pide a los candidatos “que volteen más hacia el pueblo y no hacia ellos mismos”.