martes, 28 de septiembre de 2021

“Gobierno busca desplazar a Guaidó y G4 en una estrategia de dispersión y abstención del voto opositor”

El director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, Benigno Alarcón, analiza variables y tendencias para proyectar los escenarios que se vislumbran en el ámbito político venezolano en lo que resta de año. | Foto captura

El director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, Benigno Alarcón, analiza variables y tendencias para proyectar los escenarios que se vislumbran en el ámbito político venezolano en lo que resta de año. | Foto captura

La negociación entre la oposición y el régimen de Nicolás Maduro, las elecciones del 21 de noviembre, el papel de la comunidad internacional y la factibilidad de un cambio político, son parte de las variables que se plantean entre las posibles rutas de acción para los actores políticos y la ciudadanía.

Hoy, uno de los principales dilemas del ciudadano es la participación electoral, una interrogante que también dirime la dirigencia opositora, en vista del riesgo de ir desunida si asumen asistir a los comicios, y cuál será la estrategia de unidad para enfrentarse en una contienda de condiciones desiguales frente al gobierno.

La Dirección General de Comunicación, Mercadeo y Promoción (Dgcmp) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) realizó el Foro Prospectiva Política Venezuela 2021, bajo la ponencia del director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno (CEPyG) de la UCAB, Benigno Alarcón Deza, quien analizó las variables y tendencias de la coyuntura actual, para proyectar los escenarios que se vislumbran en el ámbito político en lo que resta de año.

Las expectativas afectan la disposición de la gente. Si creen que no va a haber cambio, simplemente no votarán. Si las expectativas se mantienen baja, mucha gente no irá a los comicios

Como primera variable, se plantea la pregunta de si ¿un proceso electoral sirve para legitimar al gobierno o avanzar hacia una apertura democrática?

Alarcón explicó que siempre ha habido este debate que hoy tiene más pertinencia. Actualmente existe una especie de consenso entre los politólogos, quienes consideran que las elecciones no llevan a una dirección u otra sino que depende de algunas condiciones.

En su análisis, Alarcón desarrolla que las elecciones hacen la democratización más efectiva sí sirven para hacer la represión costosa y logra que la oposición se unifique, movilice y gane legitimidad. Asimismo, si el régimen se vuelve más tolerante con la oposición, ya que esto les hará ver más legítimo, pero también puede originar deserción de los suyos y aumentar la competitividad.

En cambio, las elecciones hacen la autocratización más probable si sirven para hacer la represión menos costosa y fácil de concentrar en líderes de la oposición que son inhabilitados y perseguidos, o incluso innecesaria para la desmovilización de la población. También si el régimen puede controlar el costo de tolerar a la oposición manteniéndola dividida, usando las elecciones como medio para generar clientelismo competitivo.

“Si el régimen puede dividir a la oposición, esta puede terminar perdiendo la elección. El gobierno genera un incentivo para que mucha gente participe como candidato y logra dividir a la oposición”, afirma Alarcón.

El ejemplo más reciente fue el de las cuestionadas parlamentarias de 2020, cuando más de 14 mil personas se postularon como candidatos, frente a los 277 que tenía la alianza del gobierno. El resultado fue que el oficialismo se quedó con el 92% de los curules del Parlamento, mientras que los que fueron con la etiqueta de oposición apenas un 8%. Los votos opositores se dispersaron en los más de 14 mil candidatos.

Primer escenario de cara a las elecciones 

En las encuestas presentadas durante el foro, se aprecia que 9.5% de las personas encuestadas se identificaron con Maduro, frente a un 15.8% que dicen ser del chavismo pero no respaldan actualmente a Maduro. En total suman 25.3% el sector oficial, mientras que la oposición tendría 35.9% de adeptos, entre 17.5% de los que siguen un liderazgo y 18.4% de opositores que no siguen un liderazgo específico. Además hay un tercer grupo que no se identifica con ningún grupo, que suman 38.8%.

En cuanto a la disposición de votar el 21 de noviembre, 53% de los encuestados está seguro de participar. 22.7% dijo que quizás, 12.1% dijo que no y un 12.3% está seguro de no ir a votar.

En el caso de que toda la oposición llame a votar, se elevaría en más de 70% la intención de voto opositor que está seguro de ir a votar y un 44% entre los que no apoyan a ningún factor político.

Un evento comicial con observación internacional y una oposición unida configura una opción hoy poco probable

La encuesta también refleja que en cuanto a participación en las elecciones, la voz que tiene mayor fuerza es la de Guaidó y los partidos mayoritarios. Si son ellos lo que llaman a votar, elevarían la intención de votos, distribuida en 24.1% por Guaidó, 28.5% PSUV, 14.1% la alianza de “la mesita”, 30.4% no sabe y 2.8% otro. Una vez más se evidencia que la unidad entre factores de oposición (38.2 %) supera al oficialismo.

Es por ello que “el gobierno busca sustituir a la oposición de Guaidó con la estrategia de dispersión del voto y abstención del voto opositor”.

Con respecto a la observación internacional, que estarían por terminar su informe y digan si van a enviar una misión de observación electoral, el problema surge en que se tendría esa misión por lo menos hasta septiembre, lo que implica perderse la mitad del proceso, en vista de que las postulaciones se abren en agosto, así como otras actividades del cronograma.

Se tendría entonces una figura híbrida, entre la observación electoral y el acompañamiento que llama el gobierno.

La estrategia del gobierno es entonces una elección con muchos partidos pero que no es competitiva. Alarcón señaló, además, ciertos factores que hacen ruido dentro de las Fuerzas Armadas, como los enfrentamiento con las FARC en Apure, que son elementos que generan dudas, molestias y problemas internos que podrían impactar los acuerdos en el interior de las Fuerzas Armadas sobre si mantenerse con el gobierno o volver a su funcionalidad institucional.

Por otra parte, la disposición a protestar contra el gobierno está por el orden de 40.5%, que si bien es menos del 50%, es una disposición bastante alta si se consideran los riesgos en las manifestaciones y el temor por la integridad física.

Además, el gobierno teme que los reclamos se terminen viralizando, por lo que actualmente tendría un ojo puesto en Cuba y otro en Venezuela. De hecho, después de las protestas contra la dictadura en Cuba, se dio el intento de apresar a Guaidó y detuvieron a Freddy Guevara. Una respuesta para prevenir cualquier intento de revuelta en el país. 

Desconfianza en los políticos 

Otro de los elementos que inciden en los posibles escenarios es el nivel de desconfianza hacia los actores políticos.

Entre los opositores que siguen liderazgos, está Guaidó a la cabeza por encima del 70%, seguido de otros actores como Henrique Capriles, María Corina Machado y Leopoldo López. Mientras que el nivel de confianza de Bernabé Gutiérrez está por debajo del 1%. Por eso clave de cuáles actores llaman a elecciones.

Sobre los escenarios, Alarcón planteó cuatro: la autocratización, en el que se sigue profundizando las condiciones que hoy en día; la militarización, en la que ante un posible colapso del gobierno por protestas, conflictos o división interna, el sector militar -que también tiene costo importante de salida si hay colapso del gobierno- tiende a tomar el control para evitar salir intempestivamente del poder.

Como tercer escenario está el de la transición tutelada, la cual es negociada con actores gubernamentales, normalmente con el sector militar. Y un cuarto escenario es el de la transición plena, el que quizá quiere la mayoría, uno donde mediante elecciones haya un nuevo gobierno. 

Altas y bajas expectativas 

El director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB también destacó que las expectativas afectan la disposición de la gente. “Si creo que no va a haber cambio, simplemente no voy a votar. Si las expectativas se mantienen baja, mucha gente no irá a votar”.

De acuerdo a este escenario, aunque el gobierno domina las elecciones, habrá un rechazo de los comicios justificado por la no observación internacional

Ante la pregunta de qué cree que pasará, la opción de que habrá elecciones regionales y Maduro seguirá tuvo 78.6% de respuestas que creen que sí será este el escenario; y 34.5% dijo creer en la posibilidad de que haya un nuevo líder que saque a Maduro del poder.

En cambio, para la pregunta de qué quiere la gente que suceda, la opción del referendo revocatorio tuvo 79.6% de apoyo entre la oposición que sigue un liderazgo y 87.4% entre los que no siguen a un líder.

Las últimas tres opciones menos apoyadas, con menos del 50%, fueron golpe de Estado, invasión militar extranjera y elecciones militares y que Maduro siga en el poder.

Cinco escenarios 

Según la decisión que tome la oposición con respecto a la participación electoral y el cómo participar, Alarcón presentó cinco posibles escenarios.

El primero de ellos lo denomina el escenario “Atrévete a soñar”, basado en un hipotético evento que cuente con observación internacional y una oposición unida participando en los comicios. Los resultados podrían derivar en que gane y tenga un nuevo aire de legitimidad y posible negociación con el gobierno. Pero también podría significar que el gobierno se atrinchere con apoyo de las Fuerzas Armadas, generando más presión internacional, conflicto y menos gobernabilidad.

El escenario denominado “La pesadilla” es básicamente con la decisión anterior de ir a las elecciones pero que la oposición pierda. El gobierno seguirá dominando todos los espacios, haya además un informe positivo de la observación, llevando a la debacle de los partidos del G4. De haber un informe negativo de la observación, apuntaría hacia el conflicto, la presión internacional y menos gobernabilidad.

Un tercer escenario es del “divide et impera” o divide y vencerás. En este caso sería con elecciones con observación internacional, pero con la participación de una oposición dividida, en la que es más probable que pierda. Esto llevaría a una legitimidad de las elecciones por la observación internacional, si hay un informe positivo, y la debacle del G4.

El escenario “menos malo”. Este es un escenario en el que sin observación internacional, la oposición unida decida no participar. Aunque el gobierno domina, hay un rechazo de esos comicios justificado por la no observación internacional, lo que podría provocar un aumento de las sanciones (lo que busca erradicar el gobierno), llevando a su vez a una eventual negociación.

Luego está el escenario del “tono inútil”. Unas elecciones sin observación internacional, con oposición dividida que decida participar. De perder los comicios, habría una cooptación de la oposición que pierde.

Alarcón recordó que en regímenes autoritarios, la práctica común es inhabilitar candidatos, pero es un mecanismo desgastado y genera presión internacional. El mecanismo más potable es la dispersión del voto, que busca reemplazar a una oposición mayoritaria por una minoritaria. Sería desplazar a Guaidó y el G4, y reemplazarlos por los partidos minoritarios que no representan una competencia real. Demás que no es una oposición que tiene credibilidad y confianza.

Sobre las condiciones electorales, señaló que no las hay desde hace mucho tiempo. Sin embargo, “la realidad es que eso no hace imposible una transición política por vía electoral, son muchos los casos de transición electoral sin condiciones. No es que cualquier elección va a permitir una transición, sino que hay que prepararse para ese proceso entendiendo que se va a un terreno desigual. Se debe tener cantidad de tácticas, estrategias, fuerza humana organizada para poder derrotar al gobierno de esa naturaleza”. “Ha pasado en Serbia, Ucrania con la revolución naranja, en Polonia, República Checa”, sostuvo Alarcón.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Carlos Chancellor: “Las persecuciones no nos van a detener”

El candidato a alcalde de Caroní fue detenido por tercera vez -el sábado 25 de septiembre- por la misma orden de captura por la que estuvo detenido 5 años y 7 meses. | Foto cortesía Carlos Chancellor

Especial | Desidia y negligencia gubernamental hunde a Ciudad Guayana en más de 60 cárcavas

Los últimos estudios oficiales reportan entre 62 y 64 cárcavas. A pesar de los recursos aprobados de 2013 a 2016, solo una de ellas se reparó luego de las constantes denuncias y protestas vecinales. Del resto de los recursos no hay rendición de cuentas. | Fotos Jhoalys Siverio

Instalaciones de la UDO San Félix no están aptas para el reinicio de clases

El movimiento estudiantil afirma que las autoridades universitarias y estadales han desatendido sus reclamos por las condiciones de infraestructura de la universidad, así como el tema salarial del personal y la inmunización contra la COVID-19. | Foto cortesía Franklin Rodríguez

Vecinos de Los Helechos y un sector de La Querencia cumplieron una semana sin electricidad

Desde el 16 de septiembre, a consecuencia del incendio de cuatro transformadores, las urbanizaciones Los Helechos y La Querencia están afectadas por la falta de servicio eléctrico, que en algunas viviendas ya registraba fallas desde 15 días antes. | Foto referencial William Urdaneta

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Juez de España prohíbe a Maduro disponer de 25 millones de euros bloqueados a la CVG

En junio, el Registro Mercantil ya había rechazado los intentos de Maduro de acceder a ese dinero por la vía de prohibir la inscripción de sus administradores. | Foto cortesía

Américo De Grazia: “¿Dónde estaba el otro candidato cuando masacraron al pueblo guayanés?”

Como parte de la campaña con motivo de las elecciones regionales, el candidato cuestiona la actuación del resto de los aspirantes y lo contrasta con las acciones que él ha liderado en materia de derechos humanos. | Foto Archivo

Perfil | Falleció Jorge Urosa Savino, el cardenal que le hizo frente al Gobierno

El 12 de septiembre, la Conferencia Episcopal Venezolana divulgó una comunicación de Urosa, preparada con anterioridad, y que fue dada a conocer porque el prelado solicitó los santos sacramentos ante el agravamiento de su estado y su reingreso en la UCI.

Oposición logra un respiro: CNE prorrogó hasta el viernes modificación y sustitución de postulaciones

La decisión del directorio del CNE le cayó como anillo al dedo a la Plataforma Unitaria, que competirá en las elecciones con la tarjeta de la MUD, porque hasta este miércoles no ha logrado consensuar o acordar parte de las candidaturas.

‘El Pollo’ Carvajal: “Aunque estés convencido de que soy un narcoterrorista, aún debo tener derechos humanos”

El exjefe de inteligencia venezolano dijo que ha entregado información a la Corte Penal Internacional y a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, pero se desliga de las violaciones de DD HH. “Los crímenes de lesa humanidad que cometieron Maduro y su estructura están bien reseñados” | Foto Europa Press

Estados Unidos anuncia 336 millones de dólares en asistencia a venezolanos vulnerables

Con esta asistencia se espera apoyar a más de siete millones de venezolanos vulnerables con necesidades crítica dentro de Venezuela y a los 5,6 millones de venezolanos que han buscado refugio en 17 países de la región.