domingo, 9 de mayo de 2021 | 1:32 AM

Crisis humanitaria en municipios fronterizos incita reclutamiento de menores por la guerrilla

Fundaredes documenta, desde 2016, que miembros del ELN y las FARC entregan regalos y útiles a niños en edad escolar bajo la figura de fundaciones para su alistamiento y adoctrinamiento.

Fundaredes documenta, desde 2016, que miembros del ELN y las FARC entregan regalos y útiles a niños en edad escolar bajo la figura de fundaciones para su alistamiento y adoctrinamiento.

La presencia de la guerrilla colombiana toma cada vez más fuerza en territorio venezolano, advierte la organización Fundaredes en los estados fronterizos, y que a su vez ha logrado determinar que grupos irregulares armados hacen vida en 20 estados del país.

Un caso preocupante ocurre con escuelas de municipios fronterizos, donde reclutan y adoctrinan a niños, niñas y adolescentes bajo ofertas atractivas y regalos, que generan cierta empatía hacia estos grupos.

La ONG advirtió que “la guerrilla colombiana está presente en escuelas venezolanas a través de la entrega de folletos, charlas y actividades recreativas para los estudiantes y el control ejercido en el personal docente, para llevar a cabo estas prácticas”.

En un conversatorio sobre este tema, Fundaredes mostró en audio el testimonio de una maestra, quien afirmó que “la guerrilla ha venido realizando visitas a escuelas rurales y urbanas con mayor frecuencia, a través de una fundación que le dicen Amigos de la Escuela, y se encargan de llevar regalos”.

Otro video muestra el perfil de un niño que afirma que estos grupos les llevan libros para colorear.

El abogado penalista Luis Izquiel recordó que el uso de niños, niñas y adolescentes con fines delictivos es un delito tipificado en la Lopnna, y lejos de que las autoridades tomen cartas en el asunto, el problema se ha profundizado porque cada vez hay más presencia de estos grupos guerrilleros.

Precisó que el caldo de cultivo para la guerrilla colombiana en las escuelas venezolanas es precisamente la situación de precariedad del sistema educativo. En 2019, Unicef certificó que un millón de niños y adolescentes estaban fuera del sistema escolar.

Además, maestros con bajos salarios, pésimas infraestructuras de escuelas y docentes que no se van a reincorporar a las escuelas porque se han dedicado a otras actividades que las encontraron más lucrativas, crean un escenario de mayor aprovechamiento para los grupos guerrilleros ante un sistema educativo cada vez más deteriorado.

Izquiel agregó que la situación socioeconómica de cada familia es parte de la estrategia para la captación de las víctimas, ya que les ofrecen comida o salarios para reclutarlos. Incluso, en el proceso de migración forzada por la crisis humanitaria compleja en Venezuela, también se aprovecha para el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes.

Destacó que esto ocurre con otros grupos irregulares en Venezuela, como las bandas armadas y los sindicatos mineros al sur del estado Bolívar.

Reclutamiento por medio de “fundaciones”

Clara Ramírez, gerente de derechos humanos y documentación de Fundaredes, reiteró que “el proceso de apropiarse de instituciones educativas, reclutar a niños y adolescentes venezolanos, tenerlos bajo su dominio llevando a cabo actividades ilícitas, es algo que va en aumento en todo el territorio venezolano. Grupos irregulares armados hacen vida en 20 estados del país y las denuncias han sido elevadas, incluso, a instancias internacionales”.

El reclutamiento se hace ver de manera “voluntaria” o como un alistamiento, donde los niños, niñas y adolescentes reciben ofertas tentadoras, atrayéndolos previamente con actividades recreativas a través de las llamadas fundaciones. Así fue como ingresaron a las escuelas, empezando con las rurales, con la excusa de llevar actividades recreativas, entregar útiles escolares y juegos. Los libros que entregan contienen mensajes bélicos, como dibujos de armamento de guerra.

De acuerdo con Fundaredes, grupos guerrilleros como el ELN y las FARC tienen presencia en 325 escuelas de estados fronterizos venezolanos 

“Iniciaron con las zonas rurales en escuelas de Táchira. Allí era fácil generar ciertas amenazas sobre directivos, docentes y padres y representantes que no podían oponerse a que estos grupos ingresaran a las escuelas, presentándose como gente buena y donde los niños los veían como una solución a sus problemas”, explicó Ramírez.

Incluso, señaló que puede darse el caso de que estos niños o adolescentes digan que la guerrilla es buena, porque llevan años abonando ese terreno, acuden casa por casa a realizar un censo y conocer qué familias son las más vulnerables y las más fáciles de encantar.

El reclutamiento sirve para ponerlos a cargar gasolina, trabajar en actividades de contrabando, hacer mandados, vigilar zonas o con fines sexuales.

Ramírez exigió al Estado resguardar la integridad de los niños, niñas y adolescentes venezolanos que son presa fácil de la guerrilla.

“Niñas son reclutadas para ser cocineras y objetos sexuales de los guerrilleros, los niños para que se formen a usar armamiento y conflicto armado. Mientras los venezolanos migran a Colombia, la guerrilla migró hacia Venezuela, y migró para quedarse. El Estado no ha hecho nada para contrarrestar que hayan tomado escuelas para estas actividades y que estén libremente por los municipios fronterizos”, advirtió la abogada.

La crisis abre la cancha a la guerrilla

El director de Fundaredes, Javier Tarazona, destacó que la guerrilla ha buscado cautivar a la población en general, no solo a la más vulnerable por sus condiciones sino por el contexto de emergencia humanitaria.

Precisó que esto lo ha hecho por medio de dos fundaciones: Amigos de las Escuelas y la fundación Tres R, esta última en Bolívar. Estas hacen reparaciones de escuelas, donan ambulancias, hacen mantenimiento a infraestructuras deportivas, entre otros.

“Se ven como grupos que facilitan la vida (…) No hay forma de ocultar la presencia de la guerrilla”, afirmó Tarazona.

El portavoz de Fundaredes descarta que el Estado venezolano esté combatiendo la presencia de estos grupos guerrilleros, cuando por ejemplo, se mantienen al aire emisoras de la guerrilla. Recordó también cuando en la Universidad Rómulo Gallegos en Guárico llevaron a Rodrigo Granda, un exguerrillero de las FARC, a hacer una conferencia de paz y hasta “detuvieron a periodistas que quisieron demostrar que este líder de la guerrilla vino a Venezuela con las manos llenas de sangre a hablar de paz”.

Tarazona aprovechó para hacer un llamado de atención a las Naciones Unidas, la comunidad internacional, la Cruz Roja, sobre una guerra híbrida que está en desarrollo en Venezuela. También hizo responsable al Estado venezolano de lo que pueda pasarle a cualquier activista de la ONG que dirige, en vista del contante hostigamiento en los últimos días.

Más del autor

“Ley de Cooperación Internacional busca obstaculizar y neutralizar acciones de cooperación y asistencia internacional en Venezuela”

La ONG Acceso a la Justicia respondió siete preguntas claves sobre el proyecto de Ley de Cooperación Internacional, que nos es más que una arremetida en contra de las organizaciones de la sociedad civil. | Foto William Urdaneta

Mineros rechazan a grupo delictivo que controlaba mina en Tumeremo

Los trabajadores auríferos acusan a “camuflados” que presuntamente pertenecen al Tren de Guayana de ingresar al yacimiento para robarles el oro e implementos de trabajo. | Foto William Urdaneta

Mineros artesanales de Tumeremo protestan en contra de cierre y abusos por parte del Ejército y paramilitares  

El desalojo de la mina Atenas, en el municipio Sifontes, reaviva el malestar entre quienes se beneficiaban del yacimiento. Los trabajadores del oro denuncian complicidad entre militares y grupos irregulares. | Foto William Urdaneta

Trabajadores de Bauxilum Los Pijiguaos advierten retaliaciones tras denuncias por precariedad laboral

Delegados de prevención de la estatal señala que la empresa busca medidas sancionatorias contra los empleados que han visibilizado las condiciones laborales, alimentarias y de salud desfavorables. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Acusaciones imprecisas de acoso sexual contra periodistas pueden constituir estrategia de censura

César Bátiz, director de El Pitazo y Víctor Amaya, editor-jefe de TalCual Digital, son investigados por el Ministerio Público tras señalamientos vagos de acoso sexual y violencia vía Twitter. | Foto cortesía

Dos de los nuevos rectores del CNE no están en línea de subordinación con el gobierno de Maduro

Aunque este martes el expreso político Roberto Picón y Enrique Márquez, representante de la extinta MUD, fueron designados como rectores del ente, la oposición que lidera Juan Guaidó rechazó nuevamente la imposición unilateral del árbitro electoral. | Foto Asamblea VE

Informe entregado ante la OEA documenta 299 ejecuciones extrajudiciales en las cárceles

“61% de las muertes estuvieron asociadas a violencia policial, mientras que 33% debido a desnutrición y condiciones de salud. Solamente 4,4% fueron por otras causas”, se lee en el informe de Comisión Presidencial para Derechos Humanos y Atención a las Víctimas. | Foto cortesía   

Pedro Calzadilla presidirá el CNE y Enrique Márquez será el vicepresidente

Las nuevas autoridades por un período de siete años tendrán la conducción del máximo organismo comicial. Los nuevos rectores y suplentes del CNE fueron juramentados e iniciaron sus actividades este miércoles cinco de mayo.

Espacio Público documentó 74 violaciones a la libertad de expresión en primer cuatrimestre de 2021

En un contexto de cuarentena, aumentaron las restricciones a la prensa y las redes sociales se convirtieron en espacios peligrosos para publicar información, críticas u opiniones acerca de la gestión de la pandemia por COVID-19 en el país.

“Ley de Cooperación Internacional busca obstaculizar y neutralizar acciones de cooperación y asistencia internacional en Venezuela”

La ONG Acceso a la Justicia respondió siete preguntas claves sobre el proyecto de Ley de Cooperación Internacional, que nos es más que una arremetida en contra de las organizaciones de la sociedad civil. | Foto William Urdaneta