jueves, 21 de octubre de 2021

¿Y?

La ONU ya no puede esperar más información. Lo tiene todo y si necesita algo más que se lo pida a la OEA o a las decenas de organizaciones de defensa de las libertades que han denunciado lo que ocurre en Venezuela.

Para entenderlo mejor: socavar (excavar algo por debajo, dejándolo en falso. Debilitar, minar, destruir); impunidad (falta de castigo por delinquir, o por delitos cometidos, evasión, escape); violación (abuso, atentado contra las libertades, terrorismo de Estado, genocidio); instar (pedir con insistencia que se haga algo o urgir la pronta ejecución de una cosa. Obligar mediante la fuerza o la autoridad a que se haga algo con rapidez).

Vuelvo al tema y lo hago por enésima vez por una razón muy simple: para que no se me acuse de cobardía, en mi tarea periodística, por olvidar, dar vuelta la cara, lavarme las manos o perder por cansancio.

Otra vez las Naciones Unidas han condenado al régimen dictatorial de Nicolás Maduro por socavar al sistema judicial de Venezuela, por favorecer la impunidad y por la continua y persistente violación de los derechos humanos.

¿Y?

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos denuncia en informe conocido en las últimas horas el atentado permanente del régimen contra la independencia judicial (jueces y fiscales transitorios, falta de garantías, transparencia, imparcialidad y accesibilidad y eficacia además de “interferencia política”). Se añade que las “víctimas de violaciones de los derechos humanos enfrentan grandes obstáculos para acceder a la justicia, lo que redunda en su revictimización”.

En el informe se insta al régimen a realizar una reforma de la justicia dándole total independencia y a que ponga en marcha “investigaciones prontas, exhaustivas, independientes, imparciales y transparentes sobre las alegaciones de violaciones a los derechos humanos, incluyendo la privación de la vida, la desaparición forzada, la tortura, la violencia sexual y la violencia de género en las que se involucran elementos de las fuerzas de seguridad, (y) lleve a los perpetradores ante la justicia y garantice una reparación adecuada a las víctimas”. Por último, lo insta al cese inmediato de cualquier “intimidación, amenazas y represalias por miembros de fuerzas de seguridad en contra de familiares de las víctimas que buscan justicia”

¿Y?

¿Qué van a hacer las Naciones Unidas? Se sabe que éstas sirven de muy poco y sobre todo cuando los temas son serios e importantes. Solo sirven para albergar la mayor y más cara burocracia del mundo y no van más allá de declaraciones pour la galerie, para cumplir y cubrirse. Así es en los hechos y ello queda certificados por el accionar del Comité de DD HH el que a lo largo de la historia solo es efectivo para la protección de las naciones y las dictaduras que han violado y que violan esos derechos y libertades sin ningún tipo de freno y escrúpulos. Lo que hace Maduro.

Y el dictador hasta se divierte y sube la apuesta. Ahora llama a elecciones legislativas y pone una corte electoral títere e interviene los partidos opositores. Pretende quitarle legitimidad a la actual Asamblea Legislativa y al presidente interino Juan Guaidó.

¿Qué van a hacer las naciones democráticas libres?; ¿van a expeler un gran suspiro y decir “y bue…, ahora hay otra asamblea electa”? ¿Van a tomar ese camino o se comportarán dignamente y en la medida que han condenado esta farsa electoral no aceptarán la maniobra de Maduro, y continuarán reconociendo a Guaidó y a la actual asamblea, hasta que efectivamente acabe el actual régimen militar y se hagan elecciones libres y democráticas? Es lo menos que podrían hacer.

De la ONU y sus instan poco se puede esperar. Si efectivamente cumple con su reclamo debería “obligar mediante la fuerza o la autoridad a que se haga algo con rapidez”. La ONU tiene facultades ( y la obligación) para actuar y terminar con el sufrimiento de los venezolanos, deslegitimizar al gobierno y con ello a todos los pactos y acuerdos que se hagan con las conocidas naciones cuervos que se están quedando con las riquezas y patrimonio de Venezuela. Es la vez, y fundamentalmente, la forma para evitar situaciones peores, más tristes e indeseables que, como lo dice la historia, se transforman en ineludibles.

¿Qué va a esperar? ¿A llevar a Maduro, Diosdado Cabello, Padrón y a los generales a un tribunal Internacional? Hacerles un juicio de Nuremberg post morten, incluyendo a Chávez. ¡Vamos!

La ONU ya no puede esperar más información. Lo tiene todo y si necesita algo más que se lo pida a la OEA o a las decenas de organizaciones de defensa de las libertades que han denunciado lo que ocurre en Venezuela.

La impunidad de la ONU no puede ser infinita. Tampoco.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

La naturaleza humana

La tarea no es chica. Estos premios deben ser útiles, por sobre todo, para que cada uno reflexione. Para que surja claro que no puede hablarse de democracia si no se sabe, ni hay plena información sobre a quién y qué se va a elegir.

Dictador, soberbio y además muy ordinario

Habla de unas elecciones, que él ganará de antemano. Pero, por cualquier eventualidad, ha puesto preso a una cincuentena de críticos y opositores y a todos los candidatos a la presidencia que le podían vencer y que sin duda lo vencerían en unas elecciones libres, lo que, para el caso sí se trata de ciencia ficción.

Patente de corso

Estamos todos locos o hay mucho “inútil dañino” que busca algún elemento para disimular su cobardía, desvergüenza y complicidad. Maduro cuando está muy “rodeado” busca el diálogo para ganar tiempo y ese es su juego. | Foto EFE

¿Cínico yo?

Le aconsejó al dictador nicaragüense que no “abandone la democracia” y “la libertad de expresión”. Parece que más allá de la crítica y recomendaciones, cree que en Nicaragua restan algunas pizcas de “democracia” y “libertad de prensa”. | Foto ZUMA Press

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Salvajismo a la orden del día

Me queda la pregunta de por qué la señora Rodríguez no pidió la llave a la Dirección de Cultura. Pero es una tontería hacerse esa pregunta: como los talibanes, el salvajismo en Venezuela está a la orden del día. | Foto cortesía

12 de octubre ¿Juicio a los muertos de ayer o cárcel segura para los asesinos de hoy?

Josep Borrell, con su guerra de micrófonos, bufa, a todas luces, a objeto de hacernos creer que enviará una supuesta veeduría electoral, ceñuda, respondona, imparcial, solo que hasta los menos informados saben que semejantes veedores vienen nada más que a santificar el megafraude del 21 de noviembre.

La irrepetible Angela Merkel

Angela Merkel, una irrepetible política, no apostó por experimentos, fue draconiana cuando la situación lo exigió y tomó duras decisiones que le granjearon el rechazo de millones.

La naturaleza humana

La tarea no es chica. Estos premios deben ser útiles, por sobre todo, para que cada uno reflexione. Para que surja claro que no puede hablarse de democracia si no se sabe, ni hay plena información sobre a quién y qué se va a elegir.

La capitulación mexicana de occidente (Parte II)

Occidente, en paralelo a la experiencia venezolana de México, por ende, se sienta ahora en otra mesa con el terrorismo internacional deslocalizado, en Afganistán, para ayudarle a formar gobierno.

Guayaneses por la democracia

La democracia debe dejar de ser la clásica narración de excelentes protagonistas o de los rufianes que nos llevaron a las tragedias actuales que marcan las buenas intenciones del débil discurso de luchas que se les ofrece a las comunidades. | Foto William Urdaneta