martes, 21 de septiembre de 2021 | 1:23 PM

Venezuela será pronto grande, útil y plural

No somos lo mismo, ni nada parecido a quienes han destruido al país en estas dos décadas infames. Nosotros tenemos dificultades a la vista, pero ellos están en un círculo cerrado que se hace cada día más estrecho nacional e internacionalmente.

@osalpaz

Hay que trabajar para lograrlo. Dependerá del esfuerzo que se realice desde ahora y para siempre. No olvidemos que Dios nos creó a su imagen y semejanza. En consecuencia tenemos la fuerza que se deriva de esa condición. Lo que Él desea para nuestra Patria depende de cuánto hagamos en su nombre, animados por los principios fundamentales de nuestra condición humana. Incluyo en esto a compatriotas de otras religiones creyentes en el mismo Dios, aunque con doctrinas distintas pero coincidentes en lo fundamental. Incluso existen algunos casos famosos de “ateos gracias a Dios”, con vida íntegra al servicio de los demás y sin hacerle daño a nadie. Todos están convocados para la lucha que condicionará el futuro inmediato.

Esta Nación tiene como hacerlo. Tiene ideas, proyectos, programas y hombres y mujeres capacitados para llevarlos adelante. Errores y torpezas políticas de muy contados dirigentes opositores no pueden disminuir la esperanza de un mañana mejor. No somos lo mismo, ni nada parecido a quienes han destruido al país en estas dos décadas infames. Nosotros tenemos dificultades a la vista, pero ellos están en un círculo cerrado que se hace cada día más estrecho nacional e internacionalmente. Los acechan peligros graves entre ellos mismos, producto de la pervertida ideologización comuistoide del olvidado “socialismo del siglo XXI”. Todos andan cuidándose las espaldas y los lados. Las traiciones están a la orden del día.

Las disidencias opositoras están identificadas. Las caretas cayeron. Nadie se engaña con el electoralismo agudo que abandona la lucha por el fin de la usurpación, la salida de Maduro y su combo, la formación de un gobierno de emergencia nacional y, cuando existan las condiciones, elecciones presidenciales para hacer realidad la voluntad de un pueblo que quiere el cambio con urgencia. Molesten lo menos posible y traten de disfrutar lo recibido mientras puedan. Con claridad y sin más engaños.

El capital humano domina las áreas fundamentales. Los negocios del petróleo y la minería, la productividad del campo y de las ciudades en todos los aspectos industriales y comerciales, la educación y la salud, la protección integral a la familia, a las personas y a las empresas dentro de un sólido ordenamiento jurídico que debe ser formulado.

No volveremos a la época mirandina del “bochinche, puro bochinche”. Haremos de Venezuela un país federal y descentralizado. Habrá que municipalizar la vida pública y hacer realidad aquello de “tanto mercado como sea posible y tanto estado como sea indispensable”.

Quisiera continuar, pero el espacio no lo permite. Un breve recuerdo, se nos está muriendo mucha gente amiga, para Daniel Alvarado (El Negrito Fullero) y para Cosme Finol, expresidente de Fegalago por la muerte de su querida esposa Yajaira.

[email protected]

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Profundizar la lucha libertadora

Algunos preguntan, qué proponemos en concreto como vía distinta a lo electoral. Pero, quienes preguntan lo señalado, saben que los caminos establecidos a lo largo de la historia para derrocar tiranías están vigentes. Allí están, a la espera del liderazgo necesario.

Punto crucial de no retorno

No es casual el éxodo de más de seis millones de compatriotas en pocos años, la dispersión familiar y el crecimiento, dentro del territorio, del crimen organizado y la atomización del bandidaje en todo el país.

Una semana en Maracaibo

Tengo la impresión de que lo peor ya pasó, pero aún no podemos darle rienda suelta al deseo creciente del reencuentro con toda Venezuela. Pronto lo haremos, afirma Álvarez Paz

Defender a la universidad

Basta con constatar el abandono de la planta física de las instituciones, la cantidad de robos y asaltos en su seno y, en general, la inseguridad reinante para ratificar nuestra convicción de que esto no puede ni debe continuar.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Dictador, soberbio y además muy ordinario

Habla de unas elecciones, que él ganará de antemano. Pero, por cualquier eventualidad, ha puesto preso a una cincuentena de críticos y opositores y a todos los candidatos a la presidencia que le podían vencer y que sin duda lo vencerían en unas elecciones libres, lo que, para el caso sí se trata de ciencia ficción.

Las batallas por el agua

Los bolivarenses no tienen acceso a los montos asignados para la construcción de acueductos modernos ni a los documentos oficiales para determinar los millones de bolívares o dólares que debían mostrar las obras culminadas, mil veces diagnosticadas en décadas pasadas. | Foto cortesía

¿Epidemia sin vacuna?

El último informe sobre la violencia contra niños, hecho público por Cecodap, el OVV y la Redhnna, da cuenta de 3.738 menores que fueron víctimas mortales y de incremento de la violencia intrafamiliar. | Foto William Urdaneta

“El Coqui” pa’ México

Y si el hombre de la comida pútrida no se presenta por inasistencia muy justificada, digamos su próxima gira por los juzgados del sureste de Miami, seguro que le envían a “El Coqui” de primer suplente. Porque esas oportunidades no se presentan todos los días.

El machismo en las tiranías

El expresidente de los Estados Unidos se ha convertido en un modelo para quienes le aplauden su desdén por víctimas, perdedores y débiles, una marca neo-reaccionaria de moda.

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.