viernes, 17 de septiembre de 2021 | 6:18 AM

Teodoro: el lector voraz

Petkoff falleció el miércoles, a los 86 años | Foto cortesía

Teodoro Petkoff vivió aquí, en Ciudad Guayana, en la década de los años 70. Hay gente que lo recuerda en su carrito escarabajo llegando o saliendo de la urbanización donde me levanté, me refiero a la Urbanización Simón Bolívar, o la UD-2 (como se le conoce popularmente).

He observado que hay políticos balurdos que han salido a reconocer méritos y gallardías, queriéndose igualar con él.

A esos estúpidos les voy a dedicar estás notas.

1. Teodoro era un tipo genial y original.

2. Teodoro sabía de las consecuencias de sus actuaciones y las asumía.

3. Era difícil que Teodoro no reconociera sus equivocaciones.

4. Teodoro era un tipo curioso. Por lo tanto, eso lo hacía inteligente.

5. Teodoro conocía nuestra idiosincrasia y los daños que le habían hecho los conductores del país, por eso sentó al forajido de Hugo Chávez donde tenía que estar.

6. Teodoro es parte de un reservorio intelectual insustituible, por lo tanto siempre nos quedó grande.

7. Teodoro era un lector infatigable. Leía mucha poesía, pero mucha. ¿Eso lo sabrán estos estúpidos políticos pacotilleros que de lo que están pendientes es del quítate tú para ponerme yo?

Cada vez que pude le acerqué un libro de poesía mío y recibí su llamada para decirme gracias.

Nojoda: y hay estúpidos que creen que pueden igualar con este caballero del pensamiento y la política.

Les agradezco que no sigan usando a Teodoro para no decir nada.

Lo conocí siendo un adolescente e intermitente fue nuestra relación por la distancia y tengo el orgullo de decirlo, ese era el presidente que necesitaba este país, pero nuestra tropicalidad, lejos de tomarlo en cuenta, lo ignoró. Es por eso que somos una suma de errores y eso él lo sabía y pagaba sus consecuencias.

Honor a quien honor merece.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Respirar en $

Nuestra moneda y sus cíclicas reconversiones han sido aparte de un estrepitoso fracaso, una burla de dimensiones cínicas.

Mujer

Cuando un país tiene los campos de las artes saludables, tiene su memoria resguardada. Nuestro país posee una lectura creativa femenina vigorosa. Eso no lo van a destruir los bárbaros: eso está allí, en espera.

El dinero del poder

En cuestiones de Estado y de administración del poder es difícil hablar de moralidad y ética. Hay que tener en cuenta que para que los trámites de la vida pública funcionen no hay que hablar de honestidad de la boca para afuera.

Literatura y espiritualidad

Allí sigue vigente el pensamiento y la obra del gran Juan Liscano, quien me decía que a pesar de que los políticos nos subestimaban, por encima de todo la literatura es una relación tormentosa con la vida pero tiene que ser parte de la conciencia crítica.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta

La triste mirada de los niños de la calle

Muchos de aquellos niños que hicieron brotar las promesas de los revolucionarios en 1999 fueron a parar a las ergástulas socialistas, los asesinaron por estas calles, o por la exclusión y el hambre huyeron de este territorio hostil. | Foto Archivo Correo del Caroní

¿Qué sigue en el caso de Alex Saab?

Nunca habíamos visto una danza de tantos millones de dólares, en procura de la libertad, de quien ni es un mártir por la humanidad, ni luminaria del rock, estrella del deporte, ni un Bill Gates o Jeff Bezos, sino el supuesto testaferro de un corrupto muy desvergonzado.

Integración familiar: el florecer del cambio venezolano

Esta condición estructural del alma venezolana es el mecanismo de fuerza y creatividad para alcanzar la derrota de los antivalores, a pesar de los incontables recursos y el desdén por la racionalidad. | Foto William Urdaneta