jueves, 22 de abril de 2021 | 6:39 AM

Semana trágica para miles

Importantes zonas del territorio nacional están bajo el control de las organizaciones subversivas colombianas. Algunas originales, otras disidencias de sus casas matrices, pero todas con fines similares a pesar de los conflictos existentes entre algunas de ellas.

Importantes zonas del territorio nacional están bajo el control de las organizaciones subversivas colombianas. Algunas originales, otras disidencias de sus casas matrices, pero todas con fines similares a pesar de los conflictos existentes entre algunas de ellas.

@osalpaz

La desgraciada revolución socialista del siglo XXI ha liquidado a Venezuela como nación libre, independiente y soberana, La responsabilidad de Hugo Chávez es enorme. Ya nadie discute en el mundo la babosa y criminal entrega al castrismo. Tampoco las pretensiones supranacionales de quienes antes y ahora han dirigido el proceso. Lo cierto es que la aparente calma existente disimula un creciente malestar general que pronto se puede convertir en estallido para ponerle punto final a la situación que atravesamos.

Repasando parcialmente lo vivido estos años, recuerdo los discursos de Chávez, llegando incluso al absurdo de afirmar que Venezuela no lindaba por el oeste con Colombia sino con las FARC. Se estableció una estrecha relación con los distintos factores subversivos del vecindario cuyos dirigentes se movían con agilidad en nuestro territorio con la protección, desde entonces, del gobierno nacional. La gravedad de lo señalado se agigantó con la presencia del narco y microtráfico de drogas en ambos países con participación activa de altos representantes de ambas naciones. Incluso terroristas de la ETA se mezclaron en reuniones para planificar las tareas a cumplir. Todo ello está contenido en el expediente levantado por el Juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional de España, presentado ante el mundo a principios de 2010. Por conocer a fondo su contenido y expresar algunas opiniones sobre el tema fui detenido, enjuiciado y condenado a penas ya cumplidas, pero aún con derechos políticos y civiles fundamentales suspendidos sin justificación ni explicación alguna.

Sabemos que importantes zonas del territorio nacional están bajo el control de las organizaciones colombianas. Algunas originales, otras disidencias de sus casas matrices, pero todas con fines similares a pesar de los conflictos existentes entre algunas de ellas.

Lo sucedido en La Victoria, Estado Apure y poblaciones aledañas es muy grave. Militares venezolanos muertos, civiles heridos y fallecidos, negocios, viviendas y vehículos destrozados en medio del dramático y escandaloso silencio del régimen en general y de las fuerzas armadas venezolanas en particular. Las declaraciones del ministro de la Defensa Padrino López fueron insuficientes y penosas. Cerca de cuatro mil compatriotas han abandonado la “ribera del Arauca vibrador” que los vio nacer y desarrollarse, entrando a Colombia en situación totalmente irregular. Todavía no sabemos si serán asilados, refugiados o si recibirán alguna calificación especial debido a las circunstancias.

Lo sucedido podría repetirse en otras zonas del mismo Apure, de Barinas y, por supuesto, de la caliente frontera zuliana. Estamos atentos. Conozco la preocupación existente en nuestras fuerzas armadas y el descontento en buena parte de sus cuadros operativos por la confusa dirección actual.

También es preocupante el silencio de buena parte de la oposición democrática frente a este tema que no está agotado.

oalvarezpaz@gmail.com | https://alvarezpaz.blogspot.com

Más del autor

Cinismo e incompetencia superlativos

Las frecuentes intervenciones públicas de Nicolás Maduro y los demás jerarcas del régimen son tan cínicas que en sí mismas son el reconocimiento de culpas. Uno de los últimos casos que reafirma lo antes dicho, es el referido a las vacunas y el proceso de vacunación para enfrentar y superar la pandemia. | Foto William Urdaneta

La tarea más importante de hoy

Ni en todo el siglo pasado, el ciudadano común de Venezuela ha sufrido tanto como en esta época. Azotado, entre otras cosas, por el hambre, la insalubridad, la falta de seguridad de las personas y de los bienes y la incertidumbre con relación al futuro inmediato. | Foto William Urdaneta

Alerta máxima en Venezuela

Ninguna “negociación” electoralista nos garantiza la libertad y el funcionamiento pleno de una verdadera democracia. Es necesario volver a los principios y valores fundamentales que nos trajeron a la lucha política. Alguien dijo alguna vez que el mejor gobierno es el que gobierna menos, pero atiende los problemas prácticos de los más necesitados. | Foto cortesía

Semana trágica para miles

Importantes zonas del territorio nacional están bajo el control de las organizaciones subversivas colombianas. Algunas originales, otras disidencias de sus casas matrices, pero todas con fines similares a pesar de los conflictos existentes entre algunas de ellas.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Jefe con cochocho: proclama en la Guayana de 2021

El mandador ya no disimuló más su catadura primitiva con el pretexto de hacer cumplir las ordenanzas sanitarias. Es el típico castigo de cuartel. | Foto William Urdaneta

Tibisay y su dolor ecuatoriano

La que amaneció “con cierto dolor en el Ecuador” porque no ganó el candidato-títere de Rafael Correa no se le mueve una fibra de su cacareada sensibilidad socialista por el daño que ella misma le ha infligido al pueblo venezolano. | Foto cortesía

Otras diez preguntas sobre literatura del estado Bolívar

Te traemos otras diez preguntas que pondrán a prueba tus conocimientos acerca de la literatura del estado Bolívar. Quizás no importe tanto la cantidad de aciertos que tengas, sino que finalmente logres hacer conciencia de la rica y variada literatura de nuestra región. Recuerda: solo se ama y se defiende lo que se conoce. | Foto cortesía

Sobre las vacunas: una carta a Nicolás Maduro Moros

Se está muriendo gente valiosa, señor Maduro, tanto de los que lo apoyan a usted como los que no lo apoyan. Analice las cifras del sector salud y olvide por un instante las rivalidades políticas. | Foto William Urdaneta

Cinismo e incompetencia superlativos

Las frecuentes intervenciones públicas de Nicolás Maduro y los demás jerarcas del régimen son tan cínicas que en sí mismas son el reconocimiento de culpas. Uno de los últimos casos que reafirma lo antes dicho, es el referido a las vacunas y el proceso de vacunación para enfrentar y superar la pandemia. | Foto William Urdaneta

La falacia del pensamiento único

El Foro de San Paulo, corregido por el Grupo de Puebla que le afina el desafío deconstructivista que comparten: “rechazar el paradigma de una “cultura única global” y abogar por la multiculturalidad”.