sábado, 18 de septiembre de 2021 | 12:43 AM

Reflexiones de esta semana

Venezuela tiene todo para salir del foso. Se están concretando planes, ideas y proyectos para todas las áreas. No habrá un salto al vacío. Todo lo contrario.

[email protected]

Están sucediendo muchas cosas en esta Venezuela atormentada por el crimen organizado y la corrupción. En veinte años se ha sufrido bastante. Hoy somos objeto de estudio profundo por parte de instituciones especializadas en el mundo que se ocupan del tema. Cuesta entender cómo un país de nuestras características puede desmoronarse y pasar del grupo de los punteros a la cola en todas las áreas de medición. La responsabilidad de Hugo Chávez Frías y de Nicolás Maduro Moros no tiene discusión. Ambos están condenados por la historia, pero también la de quienes pudieron impedir el desastre. Hubo mucha complicidad calculada o circunstancial por comodidad o simple cobardía. Pero lo cierto es que, una vez más, el pueblo está siendo superior a sus dirigentes. Esto no me alegra, sin embargo refleja las profundas reservas éticas y políticas de la nación. Es hora de ponerlas en práctica.

En estos días hemos meditado mucho sobre la propuesta de realizar una gran consulta nacional para determinar los pasos inmediatos a dar. Puede tener la forma de un referendo o plebiscito para responder a las preguntas que se formulen con relación al cese de la usurpación y lo que debe hacerse inmediatamente después. Sería organizada por instituciones y personalidades de la sociedad civil. No por quienes aún mantienen el control de las autoridades electorales y de las pervertidas e ilegítimas que se oponen al cambio que el país reclama. Esto es posible a corto plazo. No olvidemos que el tiempo corre a favor de la dictadura.

Venezuela tiene todo para salir del foso. Se están concretando planes, ideas y proyectos para todas las áreas. No habrá un salto al vacío. Todo lo contrario. Revisando papeles viejos encontré una inquietud de Ed Feulner que sintetizaba de la siguiente manera; “¿Podemos nosotros crear un gobierno nacional pequeño y fuerte, menos intervencionista, que nos proteja de los peligros internos y externos que amenazan nuestras libertades civiles y que promueva el rol de las leyes estimulando el mercado libre para prosperar?”.

La respuesta es SÍ, pero no sucederá a menos que trabajemos para lograrlo. Este es uno de los retos más importantes que debemos asumir de inmediato. Nadie hará por nosotros lo que nos corresponde hacer a nosotros y sin dejar claramente establecida esa voluntad difícilmente habrá cooperación internacional activa, también necesaria.

La dirección política de la oposición tiene una deuda fabulosa con la nación. Los de antes y los de ahora. No me excluyo. Somos los grandes deudores de la historia. Especialmente con relación a las nuevas generaciones las cuales, como diría Pepe Rodríguez Iturbe, se han convertido en los verdaderos acreedores de esas deudas. Ojalá todos lo entendiéramos. Viejos y nuevos.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Punto crucial de no retorno

No es casual el éxodo de más de seis millones de compatriotas en pocos años, la dispersión familiar y el crecimiento, dentro del territorio, del crimen organizado y la atomización del bandidaje en todo el país.

Una semana en Maracaibo

Tengo la impresión de que lo peor ya pasó, pero aún no podemos darle rienda suelta al deseo creciente del reencuentro con toda Venezuela. Pronto lo haremos, afirma Álvarez Paz

Defender a la universidad

Basta con constatar el abandono de la planta física de las instituciones, la cantidad de robos y asaltos en su seno y, en general, la inseguridad reinante para ratificar nuestra convicción de que esto no puede ni debe continuar.

Vencer el temor y la incertidumbre

Cerca de siete millones de compatriotas están fuera del país por diversas razones, pero todos buscando nuevas y mejores oportunidades para crecer y desarrollarse. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

Integración familiar: el florecer del cambio venezolano

Esta condición estructural del alma venezolana es el mecanismo de fuerza y creatividad para alcanzar la derrota de los antivalores, a pesar de los incontables recursos y el desdén por la racionalidad. | Foto William Urdaneta

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta

La triste mirada de los niños de la calle

Muchos de aquellos niños que hicieron brotar las promesas de los revolucionarios en 1999 fueron a parar a las ergástulas socialistas, los asesinaron por estas calles, o por la exclusión y el hambre huyeron de este territorio hostil. | Foto Archivo Correo del Caroní

¿Qué sigue en el caso de Alex Saab?

Nunca habíamos visto una danza de tantos millones de dólares, en procura de la libertad, de quien ni es un mártir por la humanidad, ni luminaria del rock, estrella del deporte, ni un Bill Gates o Jeff Bezos, sino el supuesto testaferro de un corrupto muy desvergonzado.