martes, 25 de enero de 2022

¿Puede el señor Saab ser reextraditado de EE UU a la República del Ecuador?

En el “Informe Villavicencio” como también se denomina al documento en referencia a Fernando Villavicencio, tenaz presidente de dicha Comisión redactora, se hace un detallado inventario de la telaraña de personajes que participaron en el expolio.

En el “Informe Villavicencio” como también se denomina al documento en referencia a Fernando Villavicencio, tenaz presidente de dicha Comisión redactora, se hace un detallado inventario de la telaraña de personajes que participaron en el expolio.

@omarestacio

Acaba de publicarse el informe de la Comisión de Fiscalización del Congreso ecuatoriano sobre el caso Álex Saab. Son 125 páginas de nuevos y contundentes hallazgos. Uno de éllos, que la campaña de reelección en 2013 del expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, pudo haberse financiado con dinero proveniente de las actividades ilícitas de Saab, perpetradas en los territorios del propio Ecuador, Venezuela, Colombia, Panamá, EE UU, además de varios paraísos fiscales de islas del Caribe.

En Ecuador el caso generó clamor público por la magnitud de los posibles ilícitos, cuyo epicentro fue la empresa “Fondo Global de Construcciones, Fonglocons”, controlada por Saab.

“Fonglocons” habría servido no solo para lavar dinero proveniente del narcotráfico colombiano, sino, en paralelo, de herramienta para defraudar los patrimonios públicos de Ecuador y Venezuela, con motivo de un contrato de importación de hipotéticas casas, jamás prefabricadas, mucho menos entregadas al gobierno presidido por Hugo Chávez que, pagó con imprudencia delictuosa, anticipo cercano a los 600 millones de dólares americanos. Dinero, absolutamente perdido, para los venezolanos de a pie, que fue a parar a los bolsillos de felones respectivos.

Correa y Chávez, ya referidos, Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, expresidentes los tres primeros, de Ecuador, Venezuela y Colombia, respectivamente y el último de los nombrados, jefe de Estado de facto en Venezuela, aparecen con rol protagónico, en la maraña de lo que fue y sigue siendo, a la luz de las actuales escaramuzas de encubrimientos, una típica internacional del crimen organizado.

Herramienta de la colosal operación de lavado de dinero sucio proveniente de los mencionados ilícitos, fue el llamado Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre), moneda virtual creada por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) —gestionada solo por los bancos centrales de los países miembros— pero ulteriormente adherida por el mencionado Correa, en su momento, primer mandatario en funciones.

En el “Informe Villavicencio” como también se denomina al documento aludido al comienzo, en referencia a Fernando Villavicencio, tenaz presidente de dicha Comisión redactora, se hace un detallado inventario de la telaraña de personajes que participaron en el expolio, entre otros muchos: la exsenadora colombiana, Piedad Córdoba, quien utilizó su valimiento, para introducir a Alvaro Pulido, socio de Saab, con los expresidentes, Chávez, Santos, Correa y el actual presidente Maduro; Jaime Sánchez Yánez, alias ‘El Chamo’, nexo entre Correa y el fallecido Chávez.

Este último habría colocado a Sánchez Yánez dentro del staff de Correa como asesor de seguridad. A su vez, Sánchez Yánez habría incorporado a su hermano, Luis Eduardo, como accionista de “Fonglocons”. De acuerdo con las informaciones proporcionadas por el diputado Villavicencio, entre 2009 y 2014 se registraron alrededor de USD 2.000 millones en exportaciones ficticias o sobrevaloradas, en su mayoría, de Ecuador a Venezuela.

Alex Saab permanece en la actualidad, a la orden de los tribunales de EE UU, en espera de ser juzgado por el delito de conspiración para lavar capitales provenientes de la corrupción en la venta de alimentos al gobierno presidido por Nicolás Maduro. Sin embargo, no puede ser juzgado por los tribunales de EE UU por los presuntos delitos, señalados en el “Informe Villavicencio”, por más que, parte del iter criminis, se haya irradiado a territorio norteamericano. Ello, por cuanto la normativa en materia de extradición prohíbe que Saab sea juzgado en EE UU por delitos diferentes a aquellos por los cuales Cabo Verde otorgó su extradición y consecuencial apresamiento en penitenciaría de Miami, Florida. Por otra parte, las leyes de la referida nación insular africana, como concedente del aludido asilo (Cfr. Artículo 34 de los “Principios Generales de la Cooperación Judicial Internacional en Materia Penal”, del 29 de agosto de 2011) impedirían que EE UU, una vez que Saab cumpla su eventual condena en territorio norteamericano, reextradite al también llamado “testaferro de Maduro” a Ecuador o a cualquier tercer país requirente de su entrega. A menos que entre EE UU y Cabo Verde se celebre tratado bilateral que abra tal posibilidad, estrictamente procesal, para así no violar el principio de irretroactividad de las leyes.

El cronista considera que se le haría un buen servicio a la Justicia, que el señor Saab sea sometido a juicio justo, con apego al debido proceso, ante los tribunales ecuatorianos o de Panamá, Colombia, Islas Vírgenes Británicas o hasta Venezuela, una vez que la narcotiranía de esta última haya sido derrocada, por las buenas o menos buenas. Rendir cuentas por acciones personales, como las documentadas en el “Informe Villavicencio” es provechoso para la comunidad y para sus autores.

Las autoridades de EE UU y Cabo Verde deberían avocarse, cuanto antes, a la suscripción del correspondiente tratado de mutua colaboración en materia penal. Absolución al inocente pero castigo severo a quienes resulten culpables. Creo que no es exigir demasiado.

Más del autor

De vendepatria a “libertador” de Ucrania

Venezuela, subcolonia de Cuba, y ésta, a su vez colonia de Rusia y, él, de redomado vendepatria a supuesto “libertador” de Ucrania y alrededores. Mucha tela que cortar para Freud o Adler, incluida la fantasía tropical de la multiplicación de los miembros viriles.

El buscón más buscado

Tiempo mal invertido, desde el poder, incitar al odio público por el solo hecho de disentir.

¿Dónde estaba el “Superbigote” a las 3:00 am, el primero de enero?

El gentío carece de los recursos elementales para sobrevivir, pero he aquí a semejante lisiado, mental y moral, tirando el dinero por el desaguadero de comics mal hechos, de peor gusto, en los que se auto se promueva, como ¡salvador! de la Patria.

2022: Vienen más violaciones constitucionales

No hay que ser muy zahorí para predecir que el próximo TSJ será peor que el actual. ¿Qué tipo de discernimientos pueden esperarse del, literal, Patio de Monipodio parlamentario?  

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Cara o sello

Ya la Asamblea Nacional y el pueblo han descalificado al personaje, por tanto es necesario buscar una fórmula coherente y seria que nos ayude a escaparnos de estos cancerberos.

La olvidable Latinoamérica

Definitivamente será un factor decisivo y por ello, será muy importante quien asuma la presidencia el año próximo. Si Bolsonaro o si Lula. Todos dicen que Lula; ¿todos quiénes? Pero no es lo importante, Lula será de izquierda y Bolsonaro de derecha, pero antes que eso ambos son brasileños.

De vendepatria a “libertador” de Ucrania

Venezuela, subcolonia de Cuba, y ésta, a su vez colonia de Rusia y, él, de redomado vendepatria a supuesto “libertador” de Ucrania y alrededores. Mucha tela que cortar para Freud o Adler, incluida la fantasía tropical de la multiplicación de los miembros viriles.

El difícil arte de hacer artículos de opinión

Esta columna sobre literatura alcanza su entrega número 100 y lo único que tengo claro, después de tantas palabras, es que escribir artículos de opinión es un arte que roba tiempo, que exige constancia, sacrificio, oídos atentos a los lectores y ojos abiertos a la novedad, sin perder de vista a la tradición.

Historias del agua y de un corral de gallinas

¿Es posible generar la confianza que no existe con esos señores dirigentes que esconden sus ganancias grupales sin ningún tipo de desprendimiento con la gente destrozada por la dinámica de sangre del Arco Minero, en el estado Bolívar?

Cuidar a los educadores para tener educación    

Nos estamos quedando sin maestros. Las autoridades y la sociedad en general tienen que cuidarlos. Es su remuneración, el reconocimiento, el agradecimiento.