martes, 26 de octubre de 2021

Público & Confidencial

¡Guayana protesta!

Es necesaria la manifestación para el progreso de toda Venezuela y para rescatar y reconstruir a la Guayana industrial destrozada por la “revolución”.

CVG y la Guayana industrial: alternativa no petrolera que existió y que el chavismo destrozó

Fue realmente trascendente para toda la nación el proyecto industrial de Guayana a partir de la creación de la CVG. Aprovechar las ventajas comparativas y crear la base de una industria nacional en todo el país.

Las tragedias de Güiria acusan a los gobiernos de Maduro y de Trinidad

Por vez primera en toda nuestra historia, tras la guerra de independencia, los venezolanos son migrantes. Venezuela siempre fue, al contrario, el país de las oportunidades para millones de migrantes y refugiados de otros países.

El “maremoto” de la consulta muestra la pequeñez del 6D

La consulta le está mostrando a Venezuela y al mundo que la inmensa mayoría de los venezolanos rechaza el fraude de Maduro y pide forzar elecciones democráticas creíbles y justas.

¡Guayana y Venezuela alzan la voz! ¡Hay mil razones!

De esa magnitud es la ruina causada por la “revolución” en lo que antes era “la alternativa no petrolera de Venezuela”. Y en la base de buena parte de la cadena industrial en toda Venezuela.

Indignados por tanta crueldad y atropellos

Este caso infame, de deportar a venezolanos que buscan refugio, y en especial a niños, montándolos en botes precarios y echándolos al mar, no es un caso aislado.  

Las industrias de Guayana, los trabajadores y sus familias: víctimas de la ‘revolución’

El emporio industrial de Guayana le sirvió a Venezuela como base para desarrollar una enorme cadena económica e industrial, a lo largo de todo el país, generadora de muchos cientos de miles de empleos productivos y de productos necesarios para la vida.

La increíble destrucción rojita de Sidor en Hojalata, Planchones y más

Los jerarcas rojos y verde oliva que han pasado por la jefatura de Sidor en estos años, han descuidado tanto la cadena de producción de productos planos, que en los últimos siete años la producción de ese “lomito”, que es la hojalata, ha desaparecido casi totalmente.

La triste destrucción de Hato Gil

Era un sitio de creación y progreso. Un sitio inspirador. Generador de modernidad y progreso. Al destruirlo, la “revolución” repite su “obra” de liquidar la soberanía nacional productiva. En este caso, la del agro guayanés.

El “chavomadurismo” sancionó a Venezuela destrozando la producción de combustibles

Venezuela era totalmente autosuficiente en producción de gasolina, diésel y otros combustibles. Por décadas no necesitó importar y, por el contrario, hasta exportaba algunos excedentes.

Pulpaca: otro elefante rojo jamás terminado

En los años por venir, al recuperar la democracia y el progreso, ese proyecto de Pulpaca debe reiniciarse y al mismo tiempo habrá que establecer responsabilidades. Además, para asegurar el renacer de la prensa escrita y de la libertad de información.  

La obsesión de la revolución por desaparecer la prensa escrita

La revolución necesita la desinformación. Controlar lo que se informa. Desaparecer a casi todos los periódicos impresos es parte del asunto. Quedó demostrado con los allanamientos recientes contra Correo del Caroní.

Serlaca: laminar aluminio sin aluminio

Una agria historia del despilfarro de miles de millones en otra “obra” sin terminar (y miles de millones botados en nada).

El revolucionario desmantelamiento de Alcasa

¿Para qué desmantelan lo que queda de las celdas de las líneas III y IV de la empresa? ¿Solo es para hacer negocios con chatarra? ¿Lo van a justificar con no sé cuál “plan revolucionario” de laminar el aluminio de otros en lugar de producir aluminio y luego laminarlo?

Guayana: el milagro al revés (y hoy es mucho peor)

El retroceso en la región es de más de 60 años. Y la destrucción, más acentuada cada día. Es imprescindible documentar todo lo que ocurre. Por eso y para eso, luego de un paréntesis, regresa Damián Prat con su columna Público & Confidencial.

La historia de la primera persecución judicial del régimen contra Rubén González

En un escrito publicado originalmente en Correo del Caroní el 24 de abril de 2014, se explicaba los intríngulis de un presidio que sigue siendo un sinsentido. Hoy, cuando al secretario general de Sintraferrominera lo apresan de nuevo injustificada y atropelladamente, publicamos ese recuento que viene muy al caso sobre todo para refrescar memorias en torno de uno de los grandes atropellos que ha visto Guayana.

Artículos más leídos

Ajustan utilidades en las empresas básicas pero primera fracción aún no alcanza ni para la canasta alimentaria

Por tercer año consecutivo, las estatales de Guayana aplican la modalidad de fraccionar el pago de las utilidades en cuatro partes. Aunque los empleados coincidieron en que hubo un ajuste con respecto a 2020, no permite mejorar las condiciones económicas de los trabajadores. | Foto William Urdaneta

Gremios insisten que flexibilización debe ir acompañada de normalización de despacho de combustible

En rueda de prensa representantes de distintos sectores económicos plantearon además la urgente necesidad de reactivar los vuelos comerciales para lograr mejoras durante los últimos meses del año. | Foto William Urdaneta

Trabajadores de Ferrominera ahora caminan kilómetros para llegar a planta por no perder beneficios

Aunque las carencias de transporte afectan a todas las empresas de la Corporación Venezolana de Guayana, empleados reportan que durante las últimas semanas la situación en FMO ha empeorado. | Foto William Urdaneta

Familiares buscan a niño desaparecido al sur del estado Bolívar desde hace seis días

Yonahtan López, de 12 años, está desaparecido desde el miércoles 13 de octubre al medio día. Fue visto por última vez en Santa Elena de Uairén. | Foto cortesía

Salas COVID-19 de Ciudad Guayana comienzan a quedarse sin cupo ante repunte de casos

A 10 días de una flexibilización general, los casos de nuevas infecciones y reinfecciones vuelven a escalar en Ciudad Guayana. “Los vacunados se están confiando y relajando demasiado, y los no vacunados están reacios a vacunarse”, recalcó una doctora. | Foto William Urdaneta