miércoles, 16 de junio de 2021 | 1:16 PM

Pena, asco, risa

Lo del pobre Pedro Sánchez, de España, no debería sorprender a nadie. Ni tampoco lo de su vicepresidente Pablo Iglesias, más coherente y agradecido, por supuesto. Queda mal decirlo, pero lo anticipamos una vez el socialista logró su objetivo, arañando.

La diplomacia y el manejo de la política exterior de los gobiernos contemporáneos de occidente dan pena, asco o risa. O todo a la vez. Eso sí, pocas veces generan aplausos.

Lo del pobre Pedro Sánchez, de España, no debería sorprender a nadie. Ni tampoco lo de su vicepresidente Pablo Iglesias, más coherente y agradecido, por supuesto. Queda mal decirlo, pero lo anticipamos una vez el socialista logró su objetivo, arañando.

¿Y qué importa que no haya recibido a Juan Guaidó? ¿A quién le interesa la opinión de la España de hoy? Y más con este gobierno, que para muchos es de transición. ¿Qué peso tiene?

Ven, lo de España da pena, asco y risa todo junto. Constituye, a su vez, una especie de despertador para estar atentos en las relaciones con ellos. ¡Cuidado con los españoles!, avanzan por distintos flancos: que los socialistas o los populares, o por el lado de los bancos u otras empresas vinculadas al petróleo o las comunicaciones, a por la vía de expertos, juristas, jueces, periodistas, y siempre con el comodín de la Casa Real: el rey, la reina o el príncipe, para darle un toque más simpático, protocolar, hasta algo frívolo y desestructurado.

Todo con un cierto aire de “desinterés”, pero nunca ha sido así, desde que pisaron por primera vez aquí.

Guaidó se reunió con Mike Pompeo, secretario de Estado de los EE UU, con Boris Johnson del Reino Unido y Ángela Merkel de Alemania, con los primeros ministros de Holanda, Austria, Grecia, con Antonio Tajani presidente del Parlamento europeo. Tiene previsto reunirse con Emmanuel Macron en el Palacio del Eliseo.

¿Qué importan Sánchez o Iglesias o los dos juntos, reitero?

Guaidó, por su parte cometió un error. Dijo que si no coincidían ahora, él lo recibirá a Sánchez en Miraflores, ¿muy pronto? Pues que sea muy pronto, y ojalá que sí, porque quizás Sánchez no llegue.

Mike Pompeo también la pifió, creo. Y no es bueno ignorar datos de la realidad.

El secretario de Estado reclamó para solucionar la crisis venezolana una elección libre y justa y un gobierno de transición. Y está bien, pero al tiempo le advirtió a Maduro que “todas las dictaduras terminan”.

¿Será así? Hace unos días visitó países del cono sur Rosa María Payá, hija del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá, en el marco de una gira de denuncia de la dictadura cubana y sus 61 años de antigüedad. No solo en busca de abrir los ojos sobre lo que sucede en la isla, sino sobre el hecho de que “desde La Habana y el régimen castristas se coordina la actividad criminal de las dictaduras de la región” que afectan no solo a esos regímenes totalitarios, sino también “a los países circundantes”, según lo afirmo al diario El País de Montevideo. Dio muchos detalles de cómo el régimen cubano maneja a Maduro y a los militares venezolanos y advirtió que Cuba constituye “una amenaza a la paz y la estabilidad de varios países de la región”.

Que tome nota Pompeo. De paso no estaría de más hacerle una genuflexión a Fidel Castro. Ese sí que manejo bien la política de su país en donde mató de entrada – para que nadie se hiciera ilusiones y tuviera malos pensamientos- y amontonó presos políticos, -hasta ahora-, para luego intervenir descaradamente, como ya no se discute, en la política interna de casi todos los países de la región, estimulando la violencia, aliándose con el narcotráfico, y siempre “viviendo de arriba” a costillas de la URSS y Venezuela, o exportando misiones de expertos.

Y manteniendo a raya el resto con aquello de la “no intervención”. Que a muchos le ha venido muy bien para dar vuelta la cara y lavarse las manos. Eso también lo manejó Fidel. ¡Qué maestro!

Todos deberían tomar nota.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/IlKCo7gVPIx2RQo4UGj1js
| https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Todo empezó con…

El gol que hizo “con la mano” a Inglaterra en el Mundial de México de 1986. Para los argentinos fue la “revancha” por la derrota en la guerra de Las Malvinas. Un triste consuelo. Fue el gol más recordado del astro argentino.

¿Se volvió la tortilla?

Biden, en tanto, bastante tendrá con sus propios problemas internos, con los estadounidenses partidos en dos y con un Trump que, si se muda de la Casa Blanca, va a fastidiar mucho desde el llano.  

Masticar piedras

Bolivianos radicados en Argentina votaron por Luis Arce, el triunfante candidato de Evo. Pero si alguien piensa que tras ello se inició el éxodo desde Buenos Aires hacia el altiplano, se equivoca. Una cosa es votar alegremente -e irresponsablemente- y otra cosa masticar piedras.

La señora Jeanine Áñez

Nada fácil su gestión y hoy también es blanco de las críticas izquierdistas. Sin embargo la señora Áñez se comprometió a llamar a elecciones libres y antes de un año cumplió. Hubo elecciones y ganó el candidato de Evo, Luis Arce.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Dos mujeres: palabras que pesan onzas de libertad

El juramento de Guayana está en no dejar en el olvido esas voces silenciadas por la violencia. Hay que fomentar la cruzada por la vida, la felicidad y los derechos. | Foto cortesía

Mis días en una cola por la gasolina

A muchos venezolanos nos ha tocado pasar tiempo en una cola para poder echar gasolina. Yo estuve 5 días en una en Barquisimeto. Tomé nota del drama y también de lo rescatable como actitudes positivas de los vecinos de la cola. | Foto William Urdaneta

Un remedio eficaz contra el desamor

Una novela alemana publicada hace casi 250 años podría ser la clave para aliviar los nefastos y molestos padecimientos del guayabo...

La destrucción avanza

El régimen sabe que la cuenta regresiva está en marcha. Aunque algunos piensen lo contrario adquiere pleno valor aquella vieja frase según la cual “lo bueno que tiene la cosa es lo mala que se está poniendo”. | Foto William Urdaneta

El maestro Rafael Rattia

Mi amigo Rafael Rattia desafía al poderoso con la infinita contundencia de su verbo: siempre enjundioso y profundo, porque es un hombre que estudia todos los días.

Hacia el control judicial de la democracia

Con avieso cinismo, Hugo Chávez Frías, pionero del Leviatán o monstruo marino del tiempo que corre y que recién reivindica como “derecho social al Estado” el Grupo de Puebla, afirme que todo vale “dentro de la Constitución, nada fuera de ella”.