miércoles, 1 de diciembre de 2021

Paciencia

Este régimen se ha afianzado en tantos pilares, que desmontarlos llevará su tiempo. Aun cuando Maduro se fuera mañana, tomaría tiempo erradicar todos los vicios sobre los que se apuntaló su régimen, y el anterior de Chávez.

@cjaimesb

La paciencia, según los religiosos, es una virtud cardinal. Y debería serlo también para los no religiosos. Los venezolanos somos impacientes, queremos todo para YA, o para ayer y eso no ayuda…

Vivimos tantos años sin tener problemas, que ahora, que tenemos encima tooodos los problemas del mundo, queremos que se resuelvan ya (esto no aplica para quienes tienen emergencias actuales e inminentes). Pero eso no va a pasar. Este régimen se ha afianzado en tantos pilares, que desmontarlos llevará su tiempo. Aun cuando Maduro se fuera mañana, tomaría tiempo erradicar todos los vicios sobre los que se apuntaló su régimen, y el anterior de Chávez.

“A Guaidó que se ponga las pilas”, me dijo alguien a quien respeto el otro día. Me sorprendió su comentario. ¿Y es que Guaidó no tiene las pilas re-puestas?, pensé… Entiendo la urgencia de todos los que seguimos aquí, pero pedir que esto se resuelva en un segundo es una quimera.

Piensen por un momento en todo lo que tenemos que conquistar: primero, que la FANB se decida a apoyar a la gran mayoría del pueblo. Siguen subyugadas por una minoría corrupta que no le conviene que las cosas cambien. Segundo, el narcotráfico que se ha apoderado de nuestra región. El negocio más próspero del mundo tiene sus tentáculos bien afinados en nuestra tierra. Tercero, las células terroristas. Sabemos que grupos extremistas de todas partes del mundo campean libres por el territorio venezolano. Incluso, están bien documentados casos de adoctrinamiento y sumisión en algunas partes. Cuarto, los irregulares armados. Entiendo que no son tantos cuanto creemos, pero sí son bastantes. Quinto, la minería ilegal que ha penetrado hasta las entrañas de nuestro Amazonas. Y así puedo seguir, sexto, séptimo, octavo, noveno, décimo…

El ciudadano común tiene tres maneras de ayudar a la recuperación de la libertad y la democracia en nuestra patria: la primera, es atendiendo a las convocatorias a las protestas. Hacerse presente y dejar oír su voz. Eso está dirigido básicamente a nuestros militares, que no deben pensar muy distinto que el 90% del país. La segunda es haciendo bien lo que hacen. Cumplir con las leyes, respetar las normas, trabajar. Y tercero, tener paciencia. Es lo más difícil, pero es lo que nos rendirá los frutos que esperamos.

Más del autor

Ilusos, fracasados o zánganos

Quienes hoy aún creen que el socialismo es la solución, o son unos ilusos que esperan por lo que no va a suceder, o son unos fracasados que quieren que los demás fracasen, o son unos zánganos que se aprovechan del sistema... en ningún caso, algo bueno o deseable.

Si la ensartas, pierdes, y si no, perdiste

En fin, la Venezuela en la que yo sueño estuvo en ese patio la tarde del sábado pasado. Por la gran mayoría de los comentarios que leí, la también mayoría la disfrutó. No podemos estar latigándonos todo el tiempo.

¡Por pendejos!

Demás está decir que las elecciones del 21 de noviembre tienen dos enemigos mortales: la abstención y la división de la oposición. ¿Será posible que alguien sea tan ingenuo de pensar que si van divididos tienen la más mínima posibilidad de ganar? | Foto William Urdaneta

Por qué sigo apoyando a Guaidó

Estoy segura de que cuando esta pesadilla termine, tendremos que agradecerle su valor, su entrega y su trabajo. Y muchos tendrían que pedirle disculpas por haberle levantado falsos testimonios.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

El soldado Raúl Baduel

El viacrucis de Baduel me plantea si en algún momento surge algún dilema en la psiquis de estos “soldados”: entre salvar a un poderoso, pero condenar a 30 millones de seres humanos.

Qué sigue en los juicios contra Carvajal y Saab

Malos augurios, para la cúpula de los desgobernantes de Venezuela por los comprometedores secretos guardados, hasta ahora, por Carvajal y de Saab.

Para seguir caminado con esperanza  

Hay un país que no se detiene, signo de solidaridad y perseverancia que le da ánimos a uno para seguir construyendo con esperanza, siempre con cable a tierra, pero sin dejar de caminar, sin acostumbrarnos a que es normal que las cosas estén mal.

21N: el ruidoso silencio de las mayorías

En cada municipio y comunidad del estado Bolívar, la intervención del Estado-partido-gobierno tiene actuación por acción u omisión y es a ese clima tramposo al que la población en grados distintos manifiesta su rechazo.

Grietas y volcanes

Los resultados de las elecciones legislativas en Argentina y de las presidenciales en Chile, obvian abundar en información y explicaciones. Además se le suma Brasil donde el expresidente Lula encabeza las encuestas para las presidenciales del próximo año.

Árboles

Como llegó a decir alguna vez el poeta Eugenio Montejo, en los árboles todo es vago y fragmentario y es por ello que resulta tan difícil comprender lo que tienen que decirnos. Sin embargo, tras varios intentos de escucha, logré transcribir algunos pensamientos vegetales. Son casi aforismos... Vagos y fragmentarios.