jueves, 23 de septiembre de 2021

“P” de pernil, protesta, patria

Parece que para el chavismo es imposible entender que la riqueza de un país radica en su gente y en las oportunidades que el país ofrezca, no en las riquezas del suelo y subsuelo.

@cjaimesb

Uno de los eventos que me ha resultado más gráfico de la dimensión de la tragedia que vivimos en Venezuela es la protesta general por la irregularidad en la distribución y la calidad de los perniles que el gobierno ofreció repartir.

No recibir un pernil es una calamidad. Más calamidad que la inseguridad, la escasez de alimentos, la precariedad de los hospitales, la falta de medicinas, la falta de electricidad, agua, gas y todos los etcéteras que faltan en este país. Incluso más que no recibir la caja CLAP. El pernil se ha convertido en el tema nacional, sencillamente porque el tamaño del sueño de un venezolano hoy se ha reducido a tener uno, medio o un cuarto de pernil para celebrar la Navidad.

Atrás quedaron las ansias de superación, las ganas de trabajar. El chavismo las destruyó con su lema de que lo que uno no tiene es porque otro se lo quitó y con su falacia de que el gobierno está en el deber de proveer todo a los ciudadanos, a cuenta de que somos un país rico. La caída de los precios del petróleo demostró que, si la riqueza no se invierte, el país rico en un abrir y cerrar de ojos se convierte en un país pobre. El daño causado por Chávez, Maduro, los hermanos Castro y su círculo es inconmensurable y tomará al menos un par de generaciones remediar.

Cuando el país era próspero, la gente trabajaba y vivía. En la Venezuela chavista se prospera enredándose en un guiso y se sobrevive dependiendo del gobierno. Parece que para el chavismo es imposible entender que la riqueza de un país radica en su gente y en las oportunidades que el país ofrezca, no en las riquezas del suelo y subsuelo. Si eso fuera cierto, Japón sería un país paupérrimo y es uno de los más ricos, sólidos y prósperos del mundo. Encima, la aniquilación de Pdvsa y las desquiciadas políticas económicas, impedirán que haya progreso. Pero desde hace rato estoy convencida de que no es impericia, sino la estrategia del régimen de mantenernos a todos en modo supervivencia para dominar, para manipular, para subyugar.

Por eso termino diciéndoles a mis compatriotas que sí, que protesten por su pernil. Que lo exijan. Y que lo peleen. Somos tan únicos que tal vez un pernil logre que finalmente nos unamos en un gran frente de ciudadanos para salir de la peor tragedia que hemos vivido en nuestra patria.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

USBistas… ¡a defender su universidad!

Mi llamado es a la comunidad USBista en general: tienen que hacer escuchar su voz y plantarse ante esta nueva ignominia con la que el régimen pretende rematar con una estocada mortal a la Universidad Simón Bolívar. | Foto cortesía

Venezuela en blanco y negro

La industria y el comercio viven su peor momento de nuestra historia republicana. Peor que en el siglo XIX, básicamente porque en el siglo XIX los corruptos estaban solo en la cúpula gubernamental. No es esta historia de hoy donde hay corruptos en todas partes. Y no solamente dentro del régimen. Los testaferros, aguantadores y cómplices están a lo largo y ancho de toda nuestra geografía.

¿Cómo debe ser un ministro de Educación?

Un ministro de Educación debe saber organizar, administrar y sistematizar. Debe conocer a fondo qué es lo que está organizando, administrando y sistematizando. | Foto Prensa Presidencial

“Matrimonio”: ¿por amor o arreglado?

Hay que seguir presionando con las herramientas que tenemos. Y aunque suene trillado, tener paciencia. Comportémonos como en un matrimonio arreglado: sin expectativas, para que sepamos reconocer las ganancias. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Dictador, soberbio y además muy ordinario

Habla de unas elecciones, que él ganará de antemano. Pero, por cualquier eventualidad, ha puesto preso a una cincuentena de críticos y opositores y a todos los candidatos a la presidencia que le podían vencer y que sin duda lo vencerían en unas elecciones libres, lo que, para el caso sí se trata de ciencia ficción.

Las batallas por el agua

Los bolivarenses no tienen acceso a los montos asignados para la construcción de acueductos modernos ni a los documentos oficiales para determinar los millones de bolívares o dólares que debían mostrar las obras culminadas, mil veces diagnosticadas en décadas pasadas. | Foto cortesía

¿Epidemia sin vacuna?

El último informe sobre la violencia contra niños, hecho público por Cecodap, el OVV y la Redhnna, da cuenta de 3.738 menores que fueron víctimas mortales y de incremento de la violencia intrafamiliar. | Foto William Urdaneta

El machismo en las tiranías

El expresidente de los Estados Unidos se ha convertido en un modelo para quienes le aplauden su desdén por víctimas, perdedores y débiles, una marca neo-reaccionaria de moda.

“El Coqui” pa’ México

Y si el hombre de la comida pútrida no se presenta por inasistencia muy justificada, digamos su próxima gira por los juzgados del sureste de Miami, seguro que le envían a “El Coqui” de primer suplente. Porque esas oportunidades no se presentan todos los días.

Betancourt y la democracia

Con la presidencia de Rómulo Betancourt se inicia una etapa de consolidación de un inédito modelo sociopolítico, que le proporcionó al pueblo venezolano cuatro décadas de paz.