martes, 21 de septiembre de 2021 | 2:26 PM

Nuestro “¡nunca jamás!”

Los venezolanos tenemos que reencontrarnos. Vernos de frente, darnos la mano. Que el chavismo, como Hitler, no venza en sus propósitos.

@cjaimesb 

Pensando en la Venezuela post-chavista no puedo dejar de reflexionar sobre cómo vamos a resolver el tema de la división… ¡Chávez, Maduro y sus acólitos han tenido como política sembrar odio y lo han logrado! En Venezuela hay odios por razas –algo que nunca había existido- odios por estrato socioeconómico, donde contradictoriamente ocurre que a quienes se odia es a los empresarios (en su mayoría honestos y trabajadores), que son quienes han echado el país hacia delante, y no a los groseramente ricos que amasaron sus fortunas robando el tesoro nacional, tanto chavistas como opositores. Hay odios por educación (¿les suena conocido el lema de Zamora en la Guerra Federal “mueran los ricos y los que sepan leer y escribir”?), una suerte de bandera para perpetuar la ignorancia y hacer más fácil la manipulación de las masas. Hay odios por pensar distinto, y aunque Twitter no es Venezuela, es una buena muestra de cómo cualquier foro o grupo se convierte en un hervidero de insultos, descalificaciones, ultrajes y mofas. España tuvo una guerra civil cuyas heridas siguen abiertas setenta y cinco años después y cada vez más expuestas… ¿es eso lo que queremos?… Todos pierden en una guerra.

Hoy es el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Aquel genocidio planificado para acabar con los judíos de todo el planeta, por fortuna no tuvo éxito. Pero quedaron como trágica huella 6 millones de muertos, entre ellos 1,5 millones de niños. Con los sobrevivientes que he conocido y en los testimonios que he leído, busco siempre la respuesta a la pregunta de cómo seguir adelante después de haber vivido la crueldad humana en toda su extensión. “No siento odio”, me dijo varias veces mi amiga Trudy Spira. “Yo estoy aquí, tengo hijos, tengo nietos. Hitler no logró su cometido”. Leyendo a Víctor Frankl, éste explica que pudo soportar aquellos horrores proyectándose en el futuro para no sufrir tanto el presente. Por ejemplo, pensando cómo explicaría a sus alumnos aquello que estaba viviendo.

Los venezolanos tenemos que reencontrarnos. Vernos de frente, darnos la mano. Que el chavismo, como Hitler, no venza en sus propósitos. Y como Frankl, pensar en cómo relatar en el futuro la historia de estos 21 años, para que al unísono exclamemos “¡nunca jamás!”.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

USBistas… ¡a defender su universidad!

Mi llamado es a la comunidad USBista en general: tienen que hacer escuchar su voz y plantarse ante esta nueva ignominia con la que el régimen pretende rematar con una estocada mortal a la Universidad Simón Bolívar. | Foto cortesía

Venezuela en blanco y negro

La industria y el comercio viven su peor momento de nuestra historia republicana. Peor que en el siglo XIX, básicamente porque en el siglo XIX los corruptos estaban solo en la cúpula gubernamental. No es esta historia de hoy donde hay corruptos en todas partes. Y no solamente dentro del régimen. Los testaferros, aguantadores y cómplices están a lo largo y ancho de toda nuestra geografía.

¿Cómo debe ser un ministro de Educación?

Un ministro de Educación debe saber organizar, administrar y sistematizar. Debe conocer a fondo qué es lo que está organizando, administrando y sistematizando. | Foto Prensa Presidencial

“Matrimonio”: ¿por amor o arreglado?

Hay que seguir presionando con las herramientas que tenemos. Y aunque suene trillado, tener paciencia. Comportémonos como en un matrimonio arreglado: sin expectativas, para que sepamos reconocer las ganancias. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Dictador, soberbio y además muy ordinario

Habla de unas elecciones, que él ganará de antemano. Pero, por cualquier eventualidad, ha puesto preso a una cincuentena de críticos y opositores y a todos los candidatos a la presidencia que le podían vencer y que sin duda lo vencerían en unas elecciones libres, lo que, para el caso sí se trata de ciencia ficción.

Las batallas por el agua

Los bolivarenses no tienen acceso a los montos asignados para la construcción de acueductos modernos ni a los documentos oficiales para determinar los millones de bolívares o dólares que debían mostrar las obras culminadas, mil veces diagnosticadas en décadas pasadas. | Foto cortesía

¿Epidemia sin vacuna?

El último informe sobre la violencia contra niños, hecho público por Cecodap, el OVV y la Redhnna, da cuenta de 3.738 menores que fueron víctimas mortales y de incremento de la violencia intrafamiliar. | Foto William Urdaneta

“El Coqui” pa’ México

Y si el hombre de la comida pútrida no se presenta por inasistencia muy justificada, digamos su próxima gira por los juzgados del sureste de Miami, seguro que le envían a “El Coqui” de primer suplente. Porque esas oportunidades no se presentan todos los días.

El machismo en las tiranías

El expresidente de los Estados Unidos se ha convertido en un modelo para quienes le aplauden su desdén por víctimas, perdedores y débiles, una marca neo-reaccionaria de moda.

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.