miércoles, 19 de enero de 2022

Neurosis

Estamos rodeados de toda la escoria política americana -norte, sur, centro y cubana- y sin ningún remordimiento o pena hacemos pocos esfuerzos sinceros para huir de esta vida que nos echamos encima hace más de cuatro lustros.

Estamos rodeados de toda la escoria política americana -norte, sur, centro y cubana- y sin ningún remordimiento o pena hacemos pocos esfuerzos sinceros para huir de esta vida que nos echamos encima hace más de cuatro lustros.

Así no vamos a salir de abajo. Estamos rodeados de toda la escoria política americana -norte, sur, centro y cubana- y sin ningún remordimiento o pena hacemos pocos esfuerzos sinceros para huir de esta vida que nos echamos encima hace más de cuatro lustros. Es normal que la gente no aprenda en cabeza ajena, pero que no hayamos asimilado nada nosotros en el tiempo mencionado, es realmente triste y alarmante.

El globlalismo y su nuevo orden mundial, el comunismo con todos los ismos parecidos y muy bien maquillados con diferentes matices, organizaciones -públicas y privadas- con fines y motivaciones aparentemente altruistas, sanas, de buenas intenciones; defensoras de personas e ideas supuestamente desprotegidas, están trabajando y horadando todos los valores tradicionales o no que les molestan para el desarrollo de la subversión planetaria aderezada con oscuros intereses y misteriosos personajes que muestran sus caras pero no sus corazones.

Todo lo citado en el párrafo anterior juega en contra de nosotros como pueblo, territorio, partidos, dirigentes, sociedad, economía, leyes, orden, sistema jurídico o estado de derecho. Además, los figurones criollos siguen haciendo lo de siempre: pensar y actuar en función de sus propios intereses en lugar de hacerlo por el país y el futuro de la república.

A pesar de las carencias, defectos y errores, de los cuales nadie está exento, habíamos superado y estábamos progresando en los años de libertades en vencer algunos desenfrenos que también padecen nuestros vecinos. El país, no obstante algunas deficiencias y vicios, en los cuarenta años de sincera democracia estaba en franco progreso social, educativo, económico, financiero, jurídico, entre menciones. Bastó que llegara la corrupción moral institucional y las doctrinas frustrantes de época diluvial para desbaratar en un santiamén lo logrado a pulso en los años anteriores a 1998.

La política y los políticos que entendieron en aquellos tiempos la necesidad de tomar un nuevo derrotero más serio, cívico, no personalista ni egoísta ni vanidoso han vuelto a sus andanzas politicastras de baja estofa. La gran mayoría sigue con las zancadillas al compañero opositor, las envidias personales, los motivos intelectual y éticamente deshonestos, las descalificaciones fútiles, la traición, las nimiedades, y agregue usted cualquier otra cuestión irrelevante. El país y su gente que se hunda. Ande yo caliente, ríase la gente.

Las declaraciones y actitudes de algunos que se dicen oposición hipócritamente se compadecen con la estatura moral que sufren, y en nada contribuyen a la causa de la liberación que el pueblo venezolano ansía con desespero.

Ahí está como ejemplo palpable la situación electoral de la provincia emblemática para estos vividores del legado del destructor de la patria; lejos de explotar la ocasión para asestar un gran golpe democrático a estos farsantes mediante un bloque único invencible, se dedican a sabotearse y atacarse como divas enfurecidas en celo. Señores, comprendan que no son importantes en lo personal ni aportan un carrizo; fundamental y trascendental es que el país recupere ese bastión de la tiranía y así demostrar que esta gente ha perdido lo que nunca tuvo, salvo por la fuerza del engaño y la trampa.

Hay que respaldar a la persona que más entusiasme a los votantes para enfrentar la maquinaria del desgobierno, que ha probado siempre estar dispuesto a hacer cualquier estropicio para permanecer montado en el coroto, inclusive si afecta a la mayoría no privilegiada. Feliz Navidad.

Más del autor

Ruleta rusa

El pueblo, si es inteligente y vivo, recibirá los regalos y votará según su conveniencia futura; y se alzará airadamente contra el fraude o manipulación de cualquier matiz.

Neurosis

Estamos rodeados de toda la escoria política americana -norte, sur, centro y cubana- y sin ningún remordimiento o pena hacemos pocos esfuerzos sinceros para huir de esta vida que nos echamos encima hace más de cuatro lustros.

Papel aguanta todo

Tanto los votantes como los abstenidos expresaron, cada uno a su manera, un rechazo a los veintidós años de brutalidades, barbaridades, extralimitaciones y arbitrariedades padecidas por la nación en toda su geografía, actividades y sociedad. El voto castigó a la dictadura y la abstención probó que la gente no cree en ellos para nada.

Nada fácil

Mientras el voto demuestra la voluntad de forma cruda y diáfana; la abstención es riesgosa, un tanto sinuosa, inescrutable y escorada a infinidad de interpretaciones y lecturas.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

El buscón más buscado

Tiempo mal invertido, desde el poder, incitar al odio público por el solo hecho de disentir.

Copei, Curiel y Venezuela

Como ministro de Obras Públicas en el gobierno de Caldera 1 dejó una obra insuperada y yo diría que difícilmente superable. Excelente gobernador del estado Falcón por dos períodos extraordinarios.

Nuestra partida de nacimiento

Ocurrido el descubrimiento, superado el tránsito de la conquista, llegado el tiempo colonial, el boceto de la nación que fuimos, por lo visto, era abiertamente doctrinero.

¡Pobre mundo!

QAnon es una teoría de amplio alcance y completamente infundada que dice que el expresidente Trump está librando una guerra secreta contra una supuesta elite de pedófilos que adoran a Satanás, tanto en el gobierno como en las empresas y los medios.

La transición constitucional, un sindicato de quiebra

La vigencia del Estatuto original logra sostenerse con su primera reforma de 2020. Cosa distinta es, como se constata, la aprobación de la segunda reforma de 2022. Desde su versión inicial luego modificada, da lugar a un nuevo y distinto Estatuto para la Transición.

La manada sin brújula

No es sabio dejarse llevar por una manada a ciegas, por la razón que fuese. Y hay manadas que se dejan arrastrar por esa ilusión de conocimientos que da la modernidad.