domingo, 9 de mayo de 2021 | 12:46 AM

MIZA-UCV: científicos venezolanos brillantes de almas gentiles

Este pequeño equipo de universitarios en número, pero inmensos en compromiso y sueños, nos demuestran ser ciertamente “la casa que vence las sombras”. Científicos venezolanos brillantes, que representan los talentos que abundan en nuestras universidades.

@WernerGutierrez

El Museo del Instituto de Zoología Agrícola Francisco Fernández Yépez (MIZA UCV) es un centro de investigación adscrito a la Coordinación de Investigación de la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela (UCV), ubicado en su Campus Maracay, del estado Aragua, en Venezuela. Lleva ese nombre en honor a quien se considera el padre en nuestro país de la entomología, ciencia especializada dentro de la zoología, dedicada al estudio de los insectos, el profesor Francisco Fernández Yépez.

EL MIZA UCV inicia labores en 1948, conducido por Francisco y Alberto Fernández Yépez, constituyéndose en pilar fundamental para la conservación y estudio de algunos grupos zoológicos, principalmente los insectos. Cuenta con más de 3.5 millones de ejemplares, es la mayor colección de insectos y arácnidos de Venezuela, y considerada como la segunda colección de insectos más importante de toda Sudamérica. En algunos grupos de insectos como por ejemplo del orden Odonata, posee la mayor colección de América del Sur. De la familia Chrysomelidae, del orden Coleoptera, tiene la colección más importante del neotrópico.

Gracias al prestigio cultivado durante siete décadas de reconocida trayectoria ha recibido en donación para su custodia las colecciones de Jan y Bohumila Bechyne (Coleoptera – Chrysomelidae), la de insectos de La Salle, la colección de insectos de Fusagri y la colección González Sponga, la más importante de arácnidos venezolanos, entre otras.

Este centro de investigación ha establecido convenios con más de treinta instituciones nacionales e internacionales, entre las cuales resaltan Smithsonian Institution, American Museum of Natural History, British Museum, Museo de Historia Natural de Paris y Museum of Comparative Zoology of Harvard que le permiten el intercambio de material e investigadores, lo cual facilita la asistencia de personalidades de muy alto valor científico, enriqueciendo de manera significativa su importante labor.

En sus registros existen evidencias de 3.2 visitas internacionales por mes, hoy solo reportan 2.3 visitas de investigadores de otras latitudes por año, alejados de este centro de investigación por el conflicto interno que vive Venezuela, y la crisis financiera que atraviesan las universidades nacionales, que ha causado una merma en su productividad.

Aun cuando los exiguos salarios del personal profesional y de apoyo, y pago de los servicios básicos son cubiertos con el insuficiente presupuesto asignado por el Gobierno nacional a la UCV, el monto anual otorgado para adquisición de materiales y suministros, equipos y reparaciones, viajes de campo, entre otros, es de 0.5 centavos de dólar. En su cotidianidad, para continuar cumpliendo sus objetivos, el personal del MIZA UCV apela a la colaboración de empresas y personas para que este centro de investigación, orgullo de Venezuela y del mundo, siga funcionando.

El doctor José Clavijo, actual director del MIZA UCV, lideriza un equipo conformado por ocho profesores-curadores-investigadores, además de un técnico de laboratorio, y seis tesistas de postgrado. Son valientes universitarios, determinados a desacatar la tragedia, negados a presenciar el funeral de este centro de investigación. Han decidido abrirse camino, construir su propio futuro, convencidos que existe la posibilidad de conquistar nuevos horizontes. Este año se tiene previsto la creación de una fundación de amigos del museo, cuyo propósito central será la captación de recursos para mantener la colección actual, y consolidar su nuevo proyecto, abrir una exposición permanente en biodiversidad.

Este pequeño equipo de universitarios en número, pero inmensos en compromiso y sueños, nos demuestran ser ciertamente “la casa que vence las sombras”. Científicos venezolanos brillantes, que representan los talentos que abundan en nuestras universidades. Hombres y mujeres de almas gentiles, convertidos en el combustible que mantiene encendida la esperanza que lograremos, si así lo decidimos, conquistar nuevos y coloridos amaneceres.

Mi invitación es a extenderle nuestra mano amiga al MIZA UCV. Las asociaciones de productores agropecuarios, gremios empresariales y organizaciones no gubernamentales, nacionales e internacionales, que tengan a bien apoyar a esta valiosa iniciativa, la cual no podemos permitirnos perder, pueden establecer contacto a través del teléfono 0414-4509716, de su cuenta Instagram @MIZAUCV, Twitter @MIZA.UCV, o por su correo electrónico miza.ucv@gmail.com.

También pueden realizar su necesario aporte económico accediendo a la página de la Fundación Egresados y Amigos de la Universidad Central de Venezuela en el Exterior www.eucvexterior.org. Al ingresar buscar “Donaciones” y allí encontrarán MIZA 401, permitiéndoles hacer la operación vía Pay Pal; transferencia vía Zelle (correo egresadosucve@gmail.com), o mediante depósito en la cuenta de EUCV en el Bank of America.

Con su donación estarán garantizando que esta colección de insectos y arácnidos pueda permanecer a la disposición de investigadores venezolanos e internacionales, ventana indispensable para dar respuesta a los problemas de identificación de plagas agrícolas, enemigos naturales, insectos benéficos, polinizadores, todos importantes para el desarrollo de la agricultura mundial y la vida cotidiana en las ciudades. Sí se puede.

Más del autor

Ingenieros agrónomos comprometidos a sembrar esa nueva Venezuela

Es la hora de reflexionar, y asumir sin vacilaciones, con compromiso y madurez, la tarea de liderar la fundación de esa nueva Venezuela agroexportadora que tanto hemos soñado.

Su único libreto, destruir la agroindustria nacional

Mientras 9,3 millones de venezolanos sufren de inseguridad alimentaria, el país es sacudido por el regreso de las ocupaciones e intervenciones de las agroindustrias privadas que se mantienen de pie.

Agricultores y ganaderos venezolanos, solos contra el mundo

Contrariamente a la lógica universal, Nicolás Maduro continúa aplicando medidas regresivas que nos limitan de manera significativa el goce del derecho a la alimentación.

Venezuela: coronavirus, agricultura y totalitarismo

Ni siquiera frente a una grave crisis sanitaria, acompañada por una merma sin precedentes en los ingresos petroleros, que les impide importar alimentos, Nicolás Maduro inmerso en su pensamiento totalitario, se permite darle el verdadero carácter estratégico al sector agropecuario nacional.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Alcantarillas: la herida abierta de aquel emporio

Hay que tener sangre en las venas para asumir que la transformación de Guayana no provendrá de exclusivas reflexiones e iluminadas estrategias carentes de sensibilidad frente al horror de la vida de la gente. | Foto William Urdaneta

Enchufados, cortesanos, depredadores et al

Sólo en revolución el saqueo, el despojo, la exacción, el pillaje y la devastación recibe licencia para la destrucción total de una nación. | Foto William Urdaneta

Julio Verne: el primer gran divulgador de la ciencia

Antes de Javier Santaolalla (Date un vlog), Rocío Vidal (La gata de Schrödinger), Aldo Bartra (Robotitus), y otros youtubers divulgadores de la ciencia; incluso antes de Arístides Bastidas, Carl Sagan, Isaac Asimov o Neil de Grasse Tyson, antes de todos ellos existió Julio Verne.

No por negro, ¡por favor!

Aristóbulo deja como trágico legado el desmantelamiento del sistema educativo. ¿Por qué no le reclaman eso, en lugar de decirle “negro”? | Foto Reuters

Comulgar en Revolución

Qué mosca picó a cuatro o cinco sujetos (y “sujetas”) muy representativos del desgobierno felón, que les dio por comulgar y posar cual fervorosos feligreses, en vivo, directo, ante los millones de televidentes que presenciaron la mencionada beatificación.

Educación ambiental: una necesidad que se multiplica

San Francisco de Asís es el patrono de los ecologistas. Es buena oportunidad para hablar sobre la importancia de la educación ambiental en un país en donde el ambiente se está deteriorando de manera acelerada, con poca reacción de la sociedad.