martes, 28 de septiembre de 2021

Mamás en tiempos de revolución

Ellos tienen que arreciar sus conductas para aparentar fortaleza, pero lo cierto es que nunca han estado tan débiles. El próximo Día de la Madre, anótenlo, lo celebraremos en libertad y con muchos de nuestros hijos de vuelta.

@cjaimesb

El domingo, quienes pudieron, celebraron con sus mamás el Día de las Madres. Y aunque el día de las madres debería celebrarse todos los días (con aquéllas que son buenas mamás, porque definitivamente no todas las mujeres están capacitadas para serlo), y más allá del interés comercial, es un día para homenajear a quienes nos dieron la vida y de quienes recibimos el amor más incondicional de todos.

En Venezuela el Día de la Madre era un día de fiesta, yo diría que de mucha más fiesta que cualquier fiesta, tal vez exceptuando la Navidad y el Año Nuevo. Porque somos una sociedad matriarcal y mamera. Nuestras buenas mamás eran -y siguen siendo- las mejores. Muchos, por fortuna, sentimos que tuvimos la mejor mamá del mundo. Y si no fue la mamá, siempre aparecía una figura femenina que suplía a la madre: una abuela, tía, hermana mayor y hasta una vecina.

El domingo la celebración fue en su mayoría a control remoto. Por WhatsApp, Skype, o cualquier otra aplicación, las madres huérfanas de hijos fuimos felicitadas sin recibir abrazos ni besos y sin poder retribuirlos. Todo cibernético, como se han convertido nuestras relaciones. Mis tres hijas están fuera. ¡Las tres, Dios mío! Y yo, que quiero estar en Venezuela, tengo el corazón partido en tres pedazos.

Quiero estar en Venezuela para ver el final de esta tragedia. Estoy segura de que lo veré. A quienes se siguen quejando del fracaso del 30 de abril, los invito a reflexionar sobre lo que sucedió ese día: se fracturaron el Sebin, la Fuerza Armada y el chavismo que se las había arreglado para aparentar ser monolítico. Maduro -el que dormía como un bebé- parece un zombi cada vez que aparece en público. ¿En quién confiará a estas alturas? Tal vez ni en su sombra… Dicen que los rusos no le permitieron irse de Venezuela, pero a mí me suena más que fue el hombre del mazo, a quien iban a dejar como el cordero pascual. Y encima, la liberación del preso de oro, Leopoldo López, fue la guinda del postre que nos comimos ese día. ¿Fracaso? ¡No! Mi impresión es que faltan semanas apenas… Ellos tienen que arreciar sus conductas para aparentar fortaleza, pero lo cierto es que nunca han estado tan débiles. El próximo Día de la Madre, anótenlo, lo celebraremos en libertad y con muchos de nuestros hijos de vuelta.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

¿Empezar o no empezar la escuela?

El regreso a clases no es un decreto, sino una planificación, que no debe ser obligatoria, sino de acuerdo a las posibilidades de cada plantel.

USBistas… ¡a defender su universidad!

Mi llamado es a la comunidad USBista en general: tienen que hacer escuchar su voz y plantarse ante esta nueva ignominia con la que el régimen pretende rematar con una estocada mortal a la Universidad Simón Bolívar. | Foto cortesía

Venezuela en blanco y negro

La industria y el comercio viven su peor momento de nuestra historia republicana. Peor que en el siglo XIX, básicamente porque en el siglo XIX los corruptos estaban solo en la cúpula gubernamental. No es esta historia de hoy donde hay corruptos en todas partes. Y no solamente dentro del régimen. Los testaferros, aguantadores y cómplices están a lo largo y ancho de toda nuestra geografía.

¿Cómo debe ser un ministro de Educación?

Un ministro de Educación debe saber organizar, administrar y sistematizar. Debe conocer a fondo qué es lo que está organizando, administrando y sistematizando. | Foto Prensa Presidencial

¡Síguenos!

Notas relacionadas

¡Llegaron los robots!

Mecanismos más sofisticados con el paso del tiempo, más eficientes, con mayor musculatura, pero sobre todo, más constantes que sus predecesores de carne y hueso, en materia de valores éticos. | Foto cortesía

Profundizar la lucha libertadora

Algunos preguntan, qué proponemos en concreto como vía distinta a lo electoral. Pero, quienes preguntan lo señalado, saben que los caminos establecidos a lo largo de la historia para derrocar tiranías están vigentes. Allí están, a la espera del liderazgo necesario.

Gobernanza global, criminalidad, y democracia

El Seminario “Gobernanza Global y Crecimiento en Libertad”, auspiciado IDEA, ha dejado lecciones y desafíos para el pensamiento y la acción, muy urgentes de atenderlos.

Cuidar a los cuidadores y cuidarse uno también  

Se sabe que la violencia intrafamiliar se ha incrementado en buena parte por las dificultades en el manejo de las emociones por parte de los padres. ¿Quién los acompaña a ellos?

Un tiro al piso

La motivación por recuperar la institucionalidad perdida de manera particular en las provincias y rescatar y reimpulsar la noción de gestión pública desaparecida tiene ecos en los propósitos de la ciudadanía regional. | Foto William Urdaneta

Sobrevivir a mi tiempo

Hay escritores que escriben para colmar las insaciables apetencias de su voraz ego; son los escritores ególatras y narcisistas que escriben para contemplarse indefinidamente en el pozo insondable de sus vanidades. Contra eso no se puede hacer nada.