jueves, 5 de agosto de 2021 | 3:11 AM

La “antipolítica” como coartada

No hay que olvidar que esos partidos, todos y en primer lugar Acción Democrática, se opusieron a los procesos de cambio del gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez y luego fueron -en primer lugar AD- factores de su derrocamiento.

Durante un tiempo largo en ciertos sectores políticos e intelectuales ha habido la idea de que hay un movimiento antipolítico, dañino para partidos y dirigentes que, de otro modo, cumplirían con eficacia sus tareas y compromisos democráticos. Si se hurga un poco, se verá que tal defensa contra la “antipolítica” no es más que una coartada destinada a impedir la crítica de conductas y estrategias.

He insistido en diversas oportunidades que una de las razones por las cuales llega Chávez al poder fue el terrible desgaste de los partidos políticos, negados a su democratización o demorados frente a esta. Por ello en la Comisión de Reforma del Estado planteamos su democratización, la necesidad de transparencia financiera, así como la eliminación de cargos vitalicios, y otras propuestas. Es cierto que la crítica a los partidos se intensificó a lo largo de los años y que los mismos que encumbraron a Chávez participaron de esa reprobación (unos, porque la compartían: otros, porque les convenía); pero esa crítica ni nació ni murió con “los notables” y las élites que les hicieron el coro. No hay que olvidar que esos partidos, todos y en primer lugar Acción Democrática, se opusieron a los procesos de cambio del gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez y luego fueron -en primer lugar AD- factores de su derrocamiento.

Con la llegada del régimen de Chávez la situación de los viejos partidos empeoró. AD, Copei, el MAS, Proyecto Venezuela, entre otros, se vieron sometidos a un deterioro crítico, mientras que los nuevos partidos nacieron medio estrangulados porque, al nacer, Chávez les enredó en el cuello el cordón umbilical.

Los partidos estaban mal, siguieron mal y empeoraron hasta los límites que hoy conocemos, con excepciones prometedoras pero todavía en proceso. Los motivos son, como digo, las desastrosas burocracias internas y más adelante el asedio tiránico del chavomadurismo.

Los partidos están en discusión en todo el mundo debido al desarrollo de mecanismos alternativos de participación, las nuevas formas de comunicación e información, la caída de las catedrales sin que haya nuevas, la pérdida de la capacidad de ofertar paraísos por parte de las ideologías socialistas. Pero, en el caso venezolano concreto, el debate no está en ese elevado plano sino en la incapacidad de sus direcciones de diagnosticar a tiempo la garra que los aferra por la garganta y que les impide desarrollar una estrategia adecuada para quitársela del cuello; entre otras causas, porque la mayor parte de los dirigentes carece del desarrollo intelectual necesario para ver lejos.

No. No es antipolítica. Lo que hay en la ciudadanía es una visión política exigente que busca respuestas a su tragedia y no las encuentra.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/IlKCo7gVPIx2RQo4UGj1js 
| https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

El corral electoral

Esas elecciones regionales van a ocurrir porque ambos sectores las necesitan. Ha sido claro el mensaje de quienes en la oposición las promueven abiertamente: es una rendijita que hay que aprovechar porque todo lo demás fracasó; es una oportunidad de ganar “espacios”. | Foto cortesía

Entre el Vacío y la Nada

La convivencia del régimen con el crimen organizado -de cuello blanco, azul y negro- es parte de su estructura genética. Impunemente no se tienen aliados como el ELN, las FARC, el narcotráfico, Hezbolá, Hamas, los gobiernos de Cuba, Rusia y Turquía, sin que la necesidad de permitir sus operaciones conduzca, primero a la permisividad.

Desconexión

El aumento intensivo de la pobreza en sus múltiples dimensiones: los que eran pobres son extremadamente pobres; la clase media se volvió pobre; y los que tienen recursos y viven en Venezuela también están empobrecidos aunque no pasen hambre; el empobrecimiento espiritual y social es también pobreza.

El extraño caso del partido del pueblo

AD ha sido un partido manejado con mano de hierro por Henry Ramos Allup y Bernabé Gutiérrez, de manera conjunta y armónica. Ha sido un partido donde se impuso más que la disciplina un control férreo; toda disidencia ha sido castigada con sanciones.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Educación ambiental: una necesidad que se multiplica

San Francisco de Asís es el patrono de los ecologistas. Es buena oportunidad para hablar sobre la importancia de la educación ambiental en un país en donde el ambiente se está deteriorando de manera acelerada, con poca reacción de la sociedad.

¿El futuro viene en delivery?

Descubrir la Guayana que se viene forjando es conectarse con los jóvenes, tanto con los estudiantes como con los que se ingenian desde los oficios ocasionados por la crisis. | Foto William Urdaneta

Guayana y la fiebre del oro

Puede decirse que en las zonas mineras de Guayana existe una minoría de inhumanos explotadores y una mayoría explotada de manera inmisericorde. Conformada por un inmenso contingente de pobres, que el socialismo del siglo XXI expulsa todos los días de las ciudades.

Malos olores en Perú

En Perú son de “lengua fácil” para acusar y denunciar e imaginativos para inventarle “malos pasos” a la gente pública. También son muy diligentes y de “gatillo fácil” en materia de disolver congresos y destituir presidentes. | Foto AFP

El cilindro

Las canciones, como las obras literarias, también cuentan fascinantes historias. Una de ellas, compuesta por Rubén Blades, relata uno de los mayores desastres nucleares ocurridos en América Latina.

Las sanciones contra gobernantes gamberros ¿Para qué sirven?

La historia de las sanciones nos vienen a la memoria con motivo de las impuestas a un grupito de altos cargos por la brutal represión contra los participantes en la reciente explosión popular en Cuba.