sábado, 27 de noviembre de 2021

Industrialización, fomento y protección de la corrupción (elevada al cubo)

Días atrás, oímos ciertas declaraciones de un “señor” que se dice presidente de la República: “Mi gobierno -dijo- está liberando a Venezuela de bandas delincuenciales, cuyos miembros se están yendo pa’ Colombia porque allá los reciben con los brazos abiertos los grupos paramilitares”.

Días atrás, oímos ciertas declaraciones de un “señor” que se dice presidente de la República: “Mi gobierno -dijo- está liberando a Venezuela de bandas delincuenciales, cuyos miembros se están yendo pa’ Colombia porque allá los reciben con los brazos abiertos los grupos paramilitares”.

@omarestacio

La corrupción roboLucionaria es un recurso natural renovable, mal comprendido y peor explotado.

No es cualquier cosa. Nos referimos a una de las actividades más musculosas de la economía de lo que alguna vez fue Venezuela. Un paso atrás del narcotráfico y varias zancadas por delante del petróleo y del bíblico ganarse el pan con el sudor de la frente. En la RoboLución, el crimen ¡sí paga! Lo que no paga, el crimen, es impuestos, seguro social, INCE, Derecho de Frente. Además, dado su carácter semi informal, no permite que sus colosales ingresos se contabilicen al calcular nuestro Producto Interno Bruto.

Días atrás, por nombrar un caso de incomprensión, oímos con estupor ciertas declaraciones de un “señor” que se dice presidente de la República: “Mi gobierno (¿?) -dijo- está liberando a Venezuela de bandas delincuenciales, cuyos miembros se están yendo pa’ Colombia porque allá los reciben con los brazos abiertos los grupos paramilitares”. Si eso verdad, “señor“ ¿Por qué, no agarra sus macundales y se regresa a Cúcuta, pandillas y parentela incluidas, para que sus paisanos les den el cariño que no podemos, ni queremos brindarles, los venezolanos?

Un precandidato de la oposición esquirol, colaboracionista, alacrán, aspirante a cierta gobernación, para hacernos creer su pretensa disidencia, el muy chivato, denuncia corruptelas en la comida podrida que importa “Mercal”; en la adquisición, a dedo, sin licitación, de las sillas de ruedas para huerfanitos minusválidos, muy pobres; con las vacunas castrocubanas, que ni son vacunas, ni contra la COVID, sino contra nuestro patrimonio público porque su sobreprecio ronda los US$ 500 millones.

Y ahí lo tienen. Lo que desencadena la fuga de talentos, de la que se queja el susodicho “señor”, colateralmente, provoca la estampida de capitales, porque el dinero negro huye del alboroto y se decanta, por el sosiego de los paraísos fiscales.

Existe un paralelo, entre la corrupción RoboLucionaria y la explotación de nuestro “Arco Minero”. Ambas son asesinas masivas, escandalosas, descaradas, a la vista de todos, a cielo abierto, con el concurso de todo bicho de uña vendido del extranjero, mediante el empleo de métodos artesanales, si se quiere, lo que se traduce en rendimientos decrecientes y contaminación de nuestras cabeceras de ríos.

La única forma de evitar tales distorsiones, en la oferta y la demanda guisadora, es mediante la creación del Ministerio RoboLucionario para la Industrialización, Fomento y Protección de la Corrupción Pública, “Micorrupupu”, valga la acronimia, porque el furor de Mesalina por meter la mano en la Tesorería Pública, es elevado al cubo.

Un traficante de influencias, ya no necesitará, como ahora, ir de una oficina a otra, “mojarle la mano” a un alcalde, hacerle contorsiones de gata a los camaradas del PSUV o “ponerse querendón” con el generalato con la consabida pérdida de dinero, tiempo en antesalas, congestionamiento del tránsito automotor, smog, pero sobre todo con el riesgo de equivocarse de corrupto. El gentío se espanta con los montos de las mordidas de los abnegados funcionarios públicos, desde un modesto portero por dar los buenos días, hasta el jefe de todos los jefes, pasando por los narcosobrinos, el narcohijo, la narcocomandanta, narcohijastros, narcoyernos, narconueras, con sus respectivos narcoecéteras. “Orden en la orgía” será el lema que hará suyo “Micorrupupu”.

Sobran próceres de la llamada Quinta República, dispuestos a “sacrificarse” para asumir la dirección de tal ministerio. RoboLucionarios de pura cepa, capaces de “trabajar” con sus “patas de cabra”, incluso, sin salario normal, porque el anormal se lo rebuscarán ellos.

La nueva dependencia pública, establecería cuotas contingentes, incentivos especiales, millaje por corrupto frecuente, tarifas mínimas, de lujo, VIP; días de parada para prevenir el síndrome de abstinencia guisadora -¡atención, Diosdado!- y hasta subsidios para pequeños y medianos depredadores del Erario Nacional. Se decretaría el cierre, con el consiguiente ahorro en burocracia, de la Contraloría de la República. Lo sentimos, por los funcionarios y funcionarias de tal elefante blanco o rojo, rojito.

Por cierto ¿Existe contralor o contralora general en Venezuela?

¿Eh? ¿Oh? Me acaban de dar la orden de callar. El procerato RoboLucionario necesita, silencio ¡shhhh! cuando está contando sus pacas de billetes, de verdad. Quiere decir, verdes, con la risita sardónica de Benjamin Franklin, las 24 horas de los 365 días de cada año.

Más del autor

Qué sigue en los juicios contra Carvajal y Saab

Malos augurios, para la cúpula de los desgobernantes de Venezuela por los comprometedores secretos guardados, hasta ahora, por Carvajal y de Saab.

Observación electoral de la UE: Coludida y chucuta

Esperamos que la mencionada avanzada de turistas del voto, levanten acta, que el coludido árbitro electoral no adoptó la más mínima medida para implementar el censo y sufragio de votantes desplazados y refugiados que, en el presente, sobrepasan los seis millones de venezolanos.

De US$ 320 millones, en adelante, el sobreprecio con las “vacunas” cubanas

El oligopolio, las imposiciones de renuncia a las soberanías, el secretismo más hermético, han sido algunas de las herramientas de las trasnacionales a la hora de condiciones vejatorias a los Estados urgidos de los antivirales. La confidencialidad, por ejemplo.

Prohibidos los padrinos

Un equipo designado por la Vicaría General que detenta monseñor Genchi, en Catania, Sicilia, después de rigurosas investigaciones, determinó, que los compadrazgos en lugar de acercar, alejan a los cristianos, de la Fe, en específico del quinto y del séptimo Mandamiento.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

La libertad en la era digital

El acceso ilimitado a datos instantáneos (5G) por las gentes, significan lo que otras generaciones recibían como información durante centurias. Todo comienza a estar conectado con todo.

El 22: necesidad de encontrarnos

Necesitamos lugares de encuentro, extender las manos, escucharnos, cooperar unos con otros, unirnos para resolver y para exigir a quienes tengamos que exigir.

Y después, el extenso Bolívar de pasaporte al futuro

No podemos pretender que con los espejismos de la centralización política o de intentos de líderes con pie de barro podamos lograr la construcción del programa del futuro del estado Bolívar. | Foto William Urdaneta

Ilusos, fracasados o zánganos

Quienes hoy aún creen que el socialismo es la solución, o son unos ilusos que esperan por lo que no va a suceder, o son unos fracasados que quieren que los demás fracasen, o son unos zánganos que se aprovechan del sistema... en ningún caso, algo bueno o deseable.

Venezuela en la etapa final

Por una temporada debemos poner de lado todo lo electoral. Eso será de primera importancia cuando existan condiciones mínimas para que el pueblo pueda pronunciarse en libertad. No sucederá en dictadura como la actual.

Roja casta filotiránica

Quién podría imaginar que los más crueles dictadores contarían con la complicidad e incondicionalidad de pensadores, escritores, creadores, académicos, políticos, artistas y demás fauna socialcomunista.