domingo, 19 de septiembre de 2021 | 6:58 PM

I want to live in America

Una nueva versión West Side Story, quizás la primera opereta americana, será estrenada en diciembre de este año y los pronósticos son prometedores. De mano del director Steven Spielberg, basada en el libro de Arthur Laurents sobre la historia de Romeo y Julieta, esta obra maestra musical de Leonard Bernstein y lírica de Stephen Sondheim, regresa como lo que es, una oda a la tolerancia.

@RinconesRosix

La frase ‘I want to live in América’, del musical West Side Story es un verso apreciado musicalmente, y que ha sido versionado por Rubén Blades en su trabajo Pedro Navaja.

Una nueva versión West Side Story, quizás la primera opereta americana, será estrenada en diciembre de este año y los pronósticos son prometedores. De mano del director Steven Spielberg, basada en el libro de Arthur Laurents sobre la historia de Romeo y Julieta, esta obra maestra musical de Leonard Bernstein y lírica de Stephen Sondheim, regresa como lo que es, una oda a la tolerancia.

En la cinta de 1961, casi todos los bailarines que hacían de personajes puertorriqueños eran blancos con un maquillaje marrón muchas veces innecesario. Rita Moreno, ganadora del Oscar como actriz de reparto del famoso musical, era la única puertorriqueña y explica que la poca presencia de bailarines hispanos se debía a que muy pocos tenían escuela de baile y canto. “Ellos ni sabían que esas escuelas existían”, apuntó en una entrevista. La torta de la igualdad de oportunidades no estaba para muchos de los inmigrantes en ese momento histórico. Ciertamente, se requería de un entrenamiento y profesionalismo sólidos para poder acometer las exigencias de la ópera de Bernstein y la coreografía de Jerome Robbins.

Esa oda a la tolerancia que se llama West Side Story, fue filmada en tiempos de una gran intolerancia racial en los Estados Unidos. Sin embargo, aún como una respuesta crítica a esas divisiones, la producción de la película no logró ser inmune a las injusticias de su contexto. Por ejemplo, hay un consenso de que no estaba Natalie Wood preparada para el rol de protagonista de la cinta. No obstante, la ayudó el tener un semblante más amigable para el público conservador y prejuiciado de ese entonces, y su edad parece haber sido el mayor argumento de los productores para expresar la pureza de una Julieta. Con ella, contra viento y marea. Sabían que Wood no tenía las habilidades de canto requeridas y pensaron que entre mentirle sobre la situación y después resolver su carencia con doblajes era suficiente. Craso error. Habrán aguantado la cara bonita para mercadear la cinta, pero lograron enrarecer el ambiente. El personaje de María en el filme se ve extraído del resto y no es casual, la actriz se sintió distante de sus compañeros de filmación. Nataly Wood, simplemente, “no se hallaba”, y sufrió muchas decepciones con los productores, al saber que había sido su voz doblada en el musical.

Casi sesenta años después, ahora le toca a Steven Spielberg cumplir su anhelado sueño de filmar la opera prima de Leonard Bernstein. Con Spielberg nada es casual, él sabe que en su país se respira una intolerancia similar a los Estados Unidos de 1961 y teme un retroceso de la democracia de las oportunidades. Su decisión de escoger a artistas hispanos o sus descendientes para representar a los personajes puertorriqueños, es una declaración de su postura política. El famoso director explícitamente dijo para la revista Vanity Fair: “Los inmigrantes hispanos han aportado mucho a la cultura y la sociedad de los Estados Unidos”.

Queda esperar el estreno de esta pieza tan celebrada y, por lo mismo, tan exigente. Además de un casting talentoso, la actriz Rita Moreno es una de las productoras del filme. Esta movida ha sido una ocasión para repensar esta obra y su trascendencia en la comprensión del otro, o mejor, de la comunidad humana.

Notas

Spielberg cuenta que en su hogar de infancia sólo se escuchaba música clásica y que, fue el álbum de West Side Story la primera pieza de música pop en llegar a su casa.

En sus últimos años, Leonard Bernstein se lamentaba de que sólo era conocido por West Side Story a pesar de que había compuesto otras piezas del mismo rango o mejores. The Mass es quizás una de ellas. En esa pieza se puede disfrutar su maestría en combinar diferentes estilos musicales. Respecto a WSS, sólo diría que fue la más trascendente en esa poesía de la tolerancia.

Rita Moreno es entusiasta en el filme de 1961 y aún mantiene su ánimo. Ha estado activa en el medio artístico y ha aparecido en entrevistas o compartiendo con otrora compañeros como el también ganador del Oscar George Chakiris.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

El machismo en las tiranías

El expresidente de los Estados Unidos se ha convertido en un modelo para quienes le aplauden su desdén por víctimas, perdedores y débiles, una marca neo-reaccionaria de moda.

Mi teísmo, con el té de las cuatro, por favor

Estamos presenciando ante nuestros ojos las peligrosas distorsiones que preocuparon a los franceses en el siglo 18. Una prueba de fuego se ha iniciado en la nación del norte, pues llegó un momento muy temido por sus fundadores.

María Corina Machado, en contexto

Últimamente he echado de menos esa puntería inicial de esta venezolana quien, vamos a estar claros, a sol y lluvia ha recorrido pueblos olvidados de este país y ha sufrido no pocos ataques a su vida.

El arrojado queda atrás y el mediador se abre paso

A partir de ese debate sobre la figura del arrojado surgió una autocrítica lapidaria sobre los estragos de confiar en aventureros armados que vendrían a “salvarnos” de los conflictos.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta

La triste mirada de los niños de la calle

Muchos de aquellos niños que hicieron brotar las promesas de los revolucionarios en 1999 fueron a parar a las ergástulas socialistas, los asesinaron por estas calles, o por la exclusión y el hambre huyeron de este territorio hostil. | Foto Archivo Correo del Caroní

México: ¿Negociación o capitulación?

En buena hora y enhorabuena, sobre la marcha de los acontecimientos, los jefes parlamentarios más importantes de Occidente, desde afuera, le han dado su respaldo a la Plataforma Unitaria e intimado a Maduro.

Punto crucial de no retorno

No es casual el éxodo de más de seis millones de compatriotas en pocos años, la dispersión familiar y el crecimiento, dentro del territorio, del crimen organizado y la atomización del bandidaje en todo el país.