martes, 28 de septiembre de 2021

Homenaje a los periodistas

El libre ejercicio del periodismo es fundamental en toda sociedad democrática. También en las que no lo son al convertirse en instrumento eficiente para la ansiada liberación. De eso se trata en este momento tan dramático de la vida nacional.

El libre ejercicio del periodismo es fundamental en toda sociedad democrática. También en las que no lo son al convertirse en instrumento eficiente para la ansiada liberación. De eso se trata en este momento tan dramático de la vida nacional.

@osalpaz

Estamos celebrando el Día del Periodista. Me sumo a los merecidos homenajes que se les rinden. Se trata de un ejercicio profesional trascendente, más allá de cualquier consideración secundaria. Como en todas las actividades de la vida hay de todo. Muy buenos, buenos, regulares, malos y muy malos. Gracias a Dios aquí en Venezuela podemos celebrar jubilosamente, a pesar del cerco y la hostilidad creciente del régimen, la honradez e integridad de la inmensa mayoría de nuestros periodistas.

Además de los problemas con el oficialismo, tienen que adecuar su relación con los pocos medios independientes que van quedando, condenados a una especie de auto censura incompatible con la libertad de expresión.

El libre ejercicio del periodismo es fundamental en toda sociedad democrática. También en las que no lo son al convertirse en instrumento eficiente para la ansiada liberación. De eso se trata en este momento tan dramático de la vida nacional.

Muchos profesionales han tenido que salir del país. Algunos han sufrido agresiones y presiones. Otros han sentido la necesidad de continuar el ejercicio de su profesión desde otras tierras, pero siempre con la mente puesta en el terruño que han tenido que abandonar. El régimen ha cerrado o reducido a su más mínima expresión desde canales de televisión hasta centenares de emisoras de radio y bastantes medios impresos. Todo ello contribuye a reforzar la firme convicción que tenemos frente a la dictadura, Mientras ella exista será imposible la reconstrucción del país.

Los cabecillas del régimen se han despedido, desde hace años, de todo sentimiento de decencia. Esto debemos tenerlo siempre claro y presente en la orientación de nuestras acciones. Esto es muy serio porque, en mi humilde opinión, ningún diálogo o negociación con los responsables del desastre nos garantiza el ejercicio pleno de la libertad en una auténtica democracia.

Sé que la inmensa mayoría de nuestros periodistas no se acobardan frente al abuso de poder y son capaces de enfrentarlo y derrotarlo. A ellos les decimos que estamos hartos de acumular noticias y hechos inútilmente. No necesitan consejos, pero eviten caer en la inercia mental o en el ejercicio de destrezas abstractas que generan graves desviaciones, a veces inconscientemente.

A todos nuestros periodistas, estén en cualquier parte y sean de la corriente ideológica de sus preferencias, los invito a sumarse a la política activa, a darle oxígeno a una actividad indispensable tanto para la liberación definitiva de Venezuela como para la inmediata reconstrucción nacional. La historia nos coloca a todos en un momento crucial de nuestra existencia. La política no puede ser siempre de la competencia exclusiva de “profesionales” que la han convertido en su forma de vida desviándola de sus fines hacia la corrupción y las riquezas impropias. Hay que oxigenarla.

[email protected] | https://alvarezpaz.bolgspot.com

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Importancia de la seguridad jurídica

No hay apego ni respeto a la Constitución Nacional, ni al ordenamiento jurídico, bastante deteriorado e insuficiente a estas alturas para servir de punto de referencia para la reconstrucción a que se aspira, advirtió Oswaldo Álvarez Paz

Profundizar la lucha libertadora

Algunos preguntan, qué proponemos en concreto como vía distinta a lo electoral. Pero, quienes preguntan lo señalado, saben que los caminos establecidos a lo largo de la historia para derrocar tiranías están vigentes. Allí están, a la espera del liderazgo necesario.

Punto crucial de no retorno

No es casual el éxodo de más de seis millones de compatriotas en pocos años, la dispersión familiar y el crecimiento, dentro del territorio, del crimen organizado y la atomización del bandidaje en todo el país.

Una semana en Maracaibo

Tengo la impresión de que lo peor ya pasó, pero aún no podemos darle rienda suelta al deseo creciente del reencuentro con toda Venezuela. Pronto lo haremos, afirma Álvarez Paz

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Profundizar la lucha libertadora

Algunos preguntan, qué proponemos en concreto como vía distinta a lo electoral. Pero, quienes preguntan lo señalado, saben que los caminos establecidos a lo largo de la historia para derrocar tiranías están vigentes. Allí están, a la espera del liderazgo necesario.

Gobernanza global, criminalidad, y democracia

El Seminario “Gobernanza Global y Crecimiento en Libertad”, auspiciado IDEA, ha dejado lecciones y desafíos para el pensamiento y la acción, muy urgentes de atenderlos.

¡Llegaron los robots!

Mecanismos más sofisticados con el paso del tiempo, más eficientes, con mayor musculatura, pero sobre todo, más constantes que sus predecesores de carne y hueso, en materia de valores éticos. | Foto cortesía

Cuidar a los cuidadores y cuidarse uno también  

Se sabe que la violencia intrafamiliar se ha incrementado en buena parte por las dificultades en el manejo de las emociones por parte de los padres. ¿Quién los acompaña a ellos?

Un tiro al piso

La motivación por recuperar la institucionalidad perdida de manera particular en las provincias y rescatar y reimpulsar la noción de gestión pública desaparecida tiene ecos en los propósitos de la ciudadanía regional. | Foto William Urdaneta

Sobrevivir a mi tiempo

Hay escritores que escriben para colmar las insaciables apetencias de su voraz ego; son los escritores ególatras y narcisistas que escriben para contemplarse indefinidamente en el pozo insondable de sus vanidades. Contra eso no se puede hacer nada.