lunes, 10 de mayo de 2021 | 9:05 PM

Historias cautivadoras

Ha habido historias de mujeres entrenadas para asesinar. Lo que hace a Ziva un caso particular es el hecho de que fuera su padre, el director del Mossad, el encargado de su entrenamiento.

En días recientes los productores de la serie estadounidense NCIS (policía naval), sorprendieron a los fans con la inesperada y extraordinaria noticia sobre el retorno del personaje de Ziva David para la temporada 17. La acogida fue tal que hizo efecto dominó por el internet, y no tardaron en aparecer los podcasts y noticias haciendo especulaciones sobre cómo la sub-historia de amor de Ziva y Tony podría ser abordada gracias a este bienvenido giro de la serie.

Un giro bienvenido porque desde que Cote de Pablo, la actriz que personifica a la casi invencible exagente de Mossad, saliera de la serie, los fans no perdían la esperanza de verla nuevamente. Hubo esfuerzos para persuadir a la teleaudiencia de que ya eso no sería posible, pero la gente no aceptó nunca la negativa. Muchos de los comentaristas y seguidores intentaron cuadrar los posibles argumentos para el regreso de Ziva a NCIS y a sus divertidas andanzas con el también agente Anthony Di Nozzo.

La historia es cautivadora y la prueba es que ha seguido viviendo en la imaginación de quienes nos sentimos atrapados por ella. Tanto la trama general de la solidaridad y los afectos de los miembros del equipo, como la de la vida y circunstancias de Ziva tienen la coherencia suficiente para haberse arraigado en el público. Ha sido esa la razón por la que se ha mantenido una audiencia aceptable a pesar de los múltiples cambios de personajes y el desgaste normal de estos programas a lo largo de los años. A una amiga le preguntaba cómo hacía para seguir viendo NCIS y me decía: “Gibbs sigue allí. Es un padre leal, alguien que protege y quiere a sus compañeros de trabajo”. El espíritu de equipo y el personaje central de Gibbs le ofrecían a mi amiga ese mundo acogedor y cercano que logra superar los altibajos de la trama. Pero por la historia se puede caer la serie, y NCIS no es la excepción. Es por eso que quedaba una carta por jugar: resolver la legítima inquietud de los fans. Para los fieles seguidores de la historia, la sorpresiva y sólo mencionada muerte de Ziva hace varias temporadas, no había sido ni coherente ni aceptable.

Se me antoja a veces que esta es de esas historias que van a prevalecer. Siempre podrá ser versionada o reescrita, como ha pasado con otras obras de ficción.

Ha habido historias de mujeres entrenadas para asesinar. Lo que hace a Ziva un caso particular es el hecho de que fuera su padre, el director del Mossad, el encargado de su entrenamiento. Ya esa jerarquía le aporta a la historia un plano de rey-princesa. Además de lo anterior, otra notable diferencia, es el haber sido Ziva humanizada por un segundo padre, su jefe Gibbs, Ese proceso desde el inicio fue lento y por eso, creíble, y en ello participó no sólo Gibbs, “el buen gringo”, sino también el resto del equipo. El reentrenamiento de Ziva hacia la observancia de la ley obedece al principio que debe regir también al Estado, y es que no puede un agente de la ley acostumbrarse a cometer ni faltas ni crímenes. Es en medio de esta “salvación” que el público queda fascinado por cómo Ziva fue aceptando el reto gracias a la determinación de sus compañeros.

La historia de amor de Ziva con Tony, su compañero de trabajo, refleja los conflictos propios de quienes trabajan en los cuerpos policiales. Y en el caso de Ziva, han sido éstos consecuencia de una convivencia brutal con el peligro en el seno de su propia familia, una versión muy actualizada y compleja de la historia de los hijos de Abraham, Isaac e Ismael. La historia de Ziva está construida sobre una roca de tradiciones y de misterios.

Es muy revelador cuando un mundo ficcional comienza a dar evidencias de atemporalidad frente a nuestros propios ojos. Si efectivamente la historia de Tony y Ziva logra superar el paso del tiempo, no lo sabemos, pero sí pareciera ser candidata.

Sobre esas historias encantadoras que han llegado a nuestros días, se hizo un estudio en el 2016. De acuerdo a los investigadores Jamie Tehrani y Sara Da Silva, Wilhem Grimm no se había equivocado respecto a la antigüedad de las historias orales que habían recogido él y su hermano cuando publicaron sus cuentos en el siglo 19. Ahora se sabe que Juan y el árbol de habichuelas y La Bella y la Bestia, pueden rastrearse entre 2.500 y 6 mil años atrás, durante la era de bronce, más concretamente en hablantes de la lengua proto-indoeuropea (PIE). Para los estudiosos del folklore, la permanencia de estas narraciones en la psique humana aún es un misterio.

Un misterio que sigue y que, para mí, es palpable cuando leo a los fans de esta serie.

Más del autor

Sobre la China

Los chinos están haciendo un esfuerzo por convertirse en un poder del discurso. Pero no sé si alguna vez su periodismo podrá producir un debate abierto.

Gustavo Dudamel

Sólo le pediré a Dudamel algo que sí puede dar, que no esté ninguneando a ningún arpista, ni a ningún pianista de los muy hermosos que hay en esta tierra, y que restaure para mí la fuerza extraordinaria del Concierto en la Llanura. | Foto cortesía Fundamusical Bolívar

Qué esperar de las mujeres en el poder

Lo que es imperdonable es que en momentos en que el país necesita como nunca la independencia de poderes, el CNE haya sido un poder genuflexo liderado por una mujer. | Foto cortesía

Benjamin Netanyahu

Lo fascinante de este caso es que, aun cuando Netanyahu ha puesto a la legalidad en aprietos, el Knéset y las elecciones lo han contenido, como quizás no hubiese ocurrido de haber tenido Israel un sistema presidencial. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Sobre la China

Los chinos están haciendo un esfuerzo por convertirse en un poder del discurso. Pero no sé si alguna vez su periodismo podrá producir un debate abierto.

Enchufados, cortesanos, depredadores et al

Sólo en revolución el saqueo, el despojo, la exacción, el pillaje y la devastación recibe licencia para la destrucción total de una nación. | Foto William Urdaneta

No por negro, ¡por favor!

Aristóbulo deja como trágico legado el desmantelamiento del sistema educativo. ¿Por qué no le reclaman eso, en lugar de decirle “negro”? | Foto Reuters

Comulgar en Revolución

Qué mosca picó a cuatro o cinco sujetos (y “sujetas”) muy representativos del desgobierno felón, que les dio por comulgar y posar cual fervorosos feligreses, en vivo, directo, ante los millones de televidentes que presenciaron la mencionada beatificación.

Un agitador cultural llamado Willy McKey

Se definía como un agitador cultural, y lo justificaba así: “El artista debe ser agenciador y generar proyectos sostenibles en el tiempo”.

Julio Verne: el primer gran divulgador de la ciencia

Antes de Javier Santaolalla (Date un vlog), Rocío Vidal (La gata de Schrödinger), Aldo Bartra (Robotitus), y otros youtubers divulgadores de la ciencia; incluso antes de Arístides Bastidas, Carl Sagan, Isaac Asimov o Neil de Grasse Tyson, antes de todos ellos existió Julio Verne.