sábado, 18 de septiembre de 2021 | 3:14 PM

Hipócritas y arrogantes

Si estudiaron El Capital, dejan atrás las teorías de Marx sobre dinero, valor y trabajo. Los reales sirven para comprar todo lo que quisieron tener y no tuvieron y para ello no tienen que trabajar, solamente echar mano del tesoro público... para eso llegaron al poder. | Foto cortesía

Si estudiaron El Capital, dejan atrás las teorías de Marx sobre dinero, valor y trabajo. Los reales sirven para comprar todo lo que quisieron tener y no tuvieron y para ello no tienen que trabajar, solamente echar mano del tesoro público... para eso llegaron al poder. | Foto cortesía

@cjaimesb

Uno de los problemas fundamentales del comunismo estriba en que simplemente no ha funcionado -en ninguna parte donde se haya experimentado- el tener una “revolución” para reconstruir la sociedad desde cero. En lugar de una sociedad ideal, esas revoluciones han terminado creando traumas sociales de todo tipo, distintos, nuevos y definitivamente peores de los que se querían combatir y soluciones ad hoc que no se parecían en nada a lo que pretendían originalmente.

El problema con los sistemas “ideales” es que deben implementarse en condiciones no ideales y por personas que no son perfectas. Karl Marx ha debido imaginarlo porque hasta confesó que “construir castillos de arena en el aire es una pérdida de tiempo”.

Los comunistas, a pesar de ser ateos, son como fanáticos religiosos. Cuando están fuera del poder son solidarios, fraternales, empáticos. Creen -supuestamente- en una sociedad igualitaria. Y eso permanece inalterable hasta que llegan al poder. ¿Será que nunca están listos para “lo social”, como decía Marx?

Aquellos otrora seres humanitarios se convierten en los seres más despiadados por obra y arte del dinero. Si estudiaron El Capital, dejan atrás las teorías de Marx sobre dinero, valor y trabajo. Los reales sirven para comprar todo lo que quisieron tener y no tuvieron y para ello no tienen que trabajar, solamente echar mano del tesoro público… para eso llegaron al poder. El pueblo, esa masa anónima en nombre de quien actuaron, quedó relegado a lo que siempre fue: un instrumento para acceder al poder.

Los “comunistas”, como nuevos ricos, son la cosa más presuntuosa y despreciativa que hay. Los comunistas verdaderamente comprometidos, que no son muchos, han tenido que darles la espalda, como hicieron en la extinta Unión Soviética, donde los propagandistas anticomunistas no tuvieron que buscar fallas con argumentos abstractos y experimentos mentales, sino usando la realidad de la propia URSS.

Y aquí en Venezuela no son distintos… Llegaron con las fauces abiertas, hambrientos, desesperados, apremiados a saquear todo. Acabaron con el país. No hubo sector con el que no se metieran y destrozaran. Y encima, no tuvieron empacho en hacer público sus riquezas mal habidas. Aún ahora, cuando frente a la realidad de un pueblo que en más de sus tres cuartas partes está en estado de pobreza crítica, restriegan sus posesiones y privilegios. Hipócritas y encima, arrogantes… Arrogantes y encima, hipócritas.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Venezuela en blanco y negro

La industria y el comercio viven su peor momento de nuestra historia republicana. Peor que en el siglo XIX, básicamente porque en el siglo XIX los corruptos estaban solo en la cúpula gubernamental. No es esta historia de hoy donde hay corruptos en todas partes. Y no solamente dentro del régimen. Los testaferros, aguantadores y cómplices están a lo largo y ancho de toda nuestra geografía.

¿Cómo debe ser un ministro de Educación?

Un ministro de Educación debe saber organizar, administrar y sistematizar. Debe conocer a fondo qué es lo que está organizando, administrando y sistematizando. | Foto Prensa Presidencial

“Matrimonio”: ¿por amor o arreglado?

Hay que seguir presionando con las herramientas que tenemos. Y aunque suene trillado, tener paciencia. Comportémonos como en un matrimonio arreglado: sin expectativas, para que sepamos reconocer las ganancias. | Foto cortesía

Todos los huevos en una cesta

En fin... A mi modo de ver, éste es el momento de poner todos nuestros huevos en la cesta de la negociación y cuidar de ella. Y dependiendo del resultado, decidir si participamos o no en las elecciones. | Foto Twitter

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta

La triste mirada de los niños de la calle

Muchos de aquellos niños que hicieron brotar las promesas de los revolucionarios en 1999 fueron a parar a las ergástulas socialistas, los asesinaron por estas calles, o por la exclusión y el hambre huyeron de este territorio hostil. | Foto Archivo Correo del Caroní

¿Qué sigue en el caso de Alex Saab?

Nunca habíamos visto una danza de tantos millones de dólares, en procura de la libertad, de quien ni es un mártir por la humanidad, ni luminaria del rock, estrella del deporte, ni un Bill Gates o Jeff Bezos, sino el supuesto testaferro de un corrupto muy desvergonzado.

México: ¿Negociación o capitulación?

En buena hora y enhorabuena, sobre la marcha de los acontecimientos, los jefes parlamentarios más importantes de Occidente, desde afuera, le han dado su respaldo a la Plataforma Unitaria e intimado a Maduro.