jueves, 27 de enero de 2022

Proteger a los indígenas protege al planeta

Venezuela no entró en el acuerdo histórico del COP26. Pero otros países han entendido que respaldar a los pueblos indígenas es una manera de proteger al planeta.

Venezuela no entró en el acuerdo histórico del COP26. Pero otros países han entendido que respaldar a los pueblos indígenas es una manera de proteger al planeta.

@luisaconpaz

La primera vez que fui a una comunidad indígena no criollizada, hablo de esas que conservan sus costumbres ancestrales, me quedé gratamente sorprendida de todo lo que podían enseñarnos esos hermanos. No puedo olvidar esa primera visita. En el año 2000, la comunidad queda en plena selva, al sur del estado Bolívar, al pie de la Sierra de Maigualida. El viaje había que hacerlo en avioneta, de esas pequeñitas. Iba a conocer una escuela de Fe y Alegría, que existía desde hacía varios años, dirigida por las Hermanas Lauritas. Atendíamos indígenas hotis y jivis. Necesitábamos inscribirla en el ministerio, pues las familias, además de querer aprender a leer y a escribir, en su lengua y en español, querían la institucionalidad, el reconocimiento.

No hay violencia escolar en esas escuelas. Los niños se pueden quedar solos en el patio y nadie se pelea. Los indígenas viven con poca cosa, en total hermandad con la naturaleza. Si deforestan un sector para sembrar siembran en otro para reponer lo que han cortado; se bañan en el río que les queda cerca, pero no usan jabón porque eso contamina el agua… Han sido guardianes de la naturaleza por siglos… Mucho que aprender de ellos.

Pues eso que yo he tenido el privilegio, la bendición de ver en “vivo y directo”, lo han comprendido 124 países de esos que están reunidos en la COP26, en la cumbre climática en Glasgow, en el Reino Unido, en estos días de noviembre. Y han decidido hacer un aporte sustancial para frenar la deforestación mundial. El acuerdo supone: promover la agricultura sostenible y rentable, políticas para la agricultura, y apoyo a los pueblos indígenas para que sigan protegiendo los bosques. Estamos hablando de esos pueblos que han habitado desde siempre en selvas y bosques de la Amazonía, por ejemplo.

Entre los 124 países que se adhirieron al acuerdo están 13 de América Latina: Argentina Colombia, Brasil, Chile, Costa Rica, República Dominicana, Guatemala, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Perú y Uruguay. Como verán, no está Venezuela, tampoco Nicaragua, Bolivia… Y como este acuerdo supone fondos globales importantes para las naciones en donde hay pueblos indígenas, de esos guardianes de bosques y selvas, pues Venezuela no podrá beneficiarse de esos fondos. ¿Qué les parece?

A lo anterior hay que añadir que en nuestro país hay políticas que conspiran contra las selvas, los bosques y contra los mismos pueblos indígenas, como lo es el proyecto del Arco Minero del Orinoco, que estimula la minería. La extracción del oro es altamente contaminante, deforesta, genera unos cráteres horribles, utiliza el mercurio que contamina las aguas de los ríos…Yo he visto de cerca esos cráteres y dan ganas de llorar, acaban con la capa vegetal… pasarán siglos antes de que en esos lugares pueda haber árboles de nuevo. Y el estado Bolívar es el asiento de unos cuantos pueblos indígenas, algunos de ellos se les está obligando a moverse por la minería, antes ilegal, ahora promovida oficialmente.

La humanidad tiene una deuda con los pueblos indígenas por haber cuidado por centenares de años esos pulmones del planeta, y además, como mencioné al principio, tenemos mucho que aprender de ellos. La cultura consumista, esa que hace no sostenible los modelos de desarrollo existentes, se puede vivir con menos… la naturaleza es hermana, para quererla no para dominarla… si los niños crecen en ambientes pacíficos, serán niños y adultos pacíficos, porque el comportamiento violento no es natural, es aprendido… y de paso, pueden ayudar a frenar el calentamiento global frenando la deforestación… ¿no sería un “buen negocio” protegerlos? Son nuestros hermanos, aunque nuestra cultura los haya marginado y subvalorados.

Más del autor

Cuidar a los educadores para tener educación    

Nos estamos quedando sin maestros. Las autoridades y la sociedad en general tienen que cuidarlos. Es su remuneración, el reconocimiento, el agradecimiento.

Navidad para cantar

Precisamente por la situación del país los venezolanos necesitamos un respiro para poder seguir resistiendo y no normalizar la desesperanza, y por ello celebrar la navidad, en medio de las dificultades, se convierte en una necesidad para nuestra salud mental.

Medirse: hecho imprescindible para la educación

Tener datos ayuda a rectificar, planificar, mejorar… por eso la necesidad de las mediaciones, ya sean electorales o en educación. 

Para seguir caminado con esperanza  

Hay un país que no se detiene, signo de solidaridad y perseverancia que le da ánimos a uno para seguir construyendo con esperanza, siempre con cable a tierra, pero sin dejar de caminar, sin acostumbrarnos a que es normal que las cosas estén mal.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

El difícil arte de hacer artículos de opinión

Esta columna sobre literatura alcanza su entrega número 100 y lo único que tengo claro, después de tantas palabras, es que escribir artículos de opinión es un arte que roba tiempo, que exige constancia, sacrificio, oídos atentos a los lectores y ojos abiertos a la novedad, sin perder de vista a la tradición.

Cara o sello

Ya la Asamblea Nacional y el pueblo han descalificado al personaje, por tanto es necesario buscar una fórmula coherente y seria que nos ayude a escaparnos de estos cancerberos.

Historias del agua y de un corral de gallinas

¿Es posible generar la confianza que no existe con esos señores dirigentes que esconden sus ganancias grupales sin ningún tipo de desprendimiento con la gente destrozada por la dinámica de sangre del Arco Minero, en el estado Bolívar?

Cuidar a los educadores para tener educación    

Nos estamos quedando sin maestros. Las autoridades y la sociedad en general tienen que cuidarlos. Es su remuneración, el reconocimiento, el agradecimiento.

La olvidable Latinoamérica

Definitivamente será un factor decisivo y por ello, será muy importante quien asuma la presidencia el año próximo. Si Bolsonaro o si Lula. Todos dicen que Lula; ¿todos quiénes? Pero no es lo importante, Lula será de izquierda y Bolsonaro de derecha, pero antes que eso ambos son brasileños.

De vendepatria a “libertador” de Ucrania

Venezuela, subcolonia de Cuba, y ésta, a su vez colonia de Rusia y, él, de redomado vendepatria a supuesto “libertador” de Ucrania y alrededores. Mucha tela que cortar para Freud o Adler, incluida la fantasía tropical de la multiplicación de los miembros viriles.