martes, 18 de enero de 2022

Medirse: hecho imprescindible para la educación

Tener datos ayuda a rectificar, planificar, mejorar… por eso la necesidad de las mediaciones, ya sean electorales o en educación. 

Tener datos ayuda a rectificar, planificar, mejorar… por eso la necesidad de las mediaciones, ya sean electorales o en educación. 

@luisaconpaz

¿Cuántos alumnos están asistiendo a clases? ¿Cuántos se han ido? ¿Cuántos maestros nos quedan? Si usted, como director de un plantel, no tiene estos datos, reales, no inventados, no puede planificar el comienzo del año escolar. Los datos son necesarios, y en este país cuesta tener datos de la mayoría de los asuntos educativos. ¿Cuántos años hace que no se aplica alguna prueba que pueda medir el rendimiento de nuestros estudiantes? No tiene que ser necesariamente la Pisa, tal vez la prueba estandarizada más popular internacionalmente hablando; puede ser otra, pero que se mida de alguna manera el impacto que la educación venezolana está teniendo en los educandos. La verdad es que, si no fuera por instituciones como la UCAB, no tuviéramos ningún dato confiable de nada, hasta saber cuántos planteles hay resulta misión imposible.

El pasado 30 de noviembre, la Unesco hizo público un informe sobre los avances fundamentales de la educación en América Latina y el Caribe, hay datos alarmantes. Comparto algunos de ellos.

El estudio se llama ERCE 2019: Estudio Regional Comparativo y Explicativo. Son datos del 2019, antes de decretarse la pandemia y la subsiguiente suspensión de las clases presenciales.

En ese estudio, que no es el primero que hacen, participaron 16 países:  Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Perú, Cuba, República Dominicana Costa Rica, Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, México, Panamá… Sí, no ha sido un olvido: no participaron Haití, Venezuela ni las Guayanas… ¿Qué tal? Y así sucede con otros estudios comparativos que se publican: Venezuela ausente.

Pero vamos con algunos datos hechos públicos ese día, sobre cómo están las matemáticas y la lectura en esos 16 países, antes de la pandemia.

Más del 40% de los estudiantes de tercer grado y más del 60% de los que están en sexto grado no alcanza el nivel mínimo de competencia fundamental para lengua y matemáticas. Muchos niños se están quedando atrás.

En lectura, concretamente, en tercer grado, el 44,3% se sitúa en el nivel más bajo de desempeño. En sexto grado, el nivel más bajo se ubica en el 23,3%. Un niño que en sexto grado no sepa leer bien, no podrá aprender en bachillerato.

En matemáticas, en tercer grado, el 47,7% se sitúa en el nivel más bajo; en sexto grado, el 49,2%. Es como pare preocuparse, ¿no creen?

El estudio se hizo en esos 16 países con evaluaciones a 160 mil niños y niñas, y además cuestionarios y entrevistas a maestros, directores y padres y madres.  Incorporaron módulos sobre habilidades sociales. Según el estudio, sólo se observaron avances sustantivos en Perú, Brasil y República Dominicana en comparación con el estudio que se hizo anteriormente por la Unesco.

Venezuela, al no participar, no tiene manera de saber si vamos avanzando, si estamos estancados o estamos retrocediendo.

Hay que mencionar, que cuando en Miranda era gobernador Henrique Capriles (de 2008 a 2017) y Juan Maragall era su director de Educación, se aplicaron pruebas Pisa y se hicieron públicos los resultados. Fe y Alegría, hasta hace unos años, aplicaba pruebas a todos los países de la federación internacional en lengua, matemáticas, valores y relación con la comunidad. Le llamamos a eso Sistema de Mejoras y se aplicaban cada 3 años. ¡Ojalá podamos volver a hacerlo! Pero nosotros somos solo 177 colegios en el país. Se requieren pruebas para todos los estudiantes o al menos una muestra representativa.

El asunto es que Venezuela siempre por fuera. ¿Y qué tal en este tiempo de pandemia, con clases a distancia? ¿Cómo estarán los aprendizajes? Necesitamos mediciones.

Pero también como ciudadanos. Las elecciones del 21, con sus fallas, y con Barinas incluido, son útiles para saber cuánto es el nivel de participación, por municipios, por regiones… Sin ese evento no podríamos saber que el partido de gobierno, a pesar de haber ganado la mayoría de las gobernaciones y alcaldías ha ido bajando en el número de venezolanos que le siguen fieles. No sabríamos que la oposición, del color que sea, pasó de 27 alcaldías a 117…  ¿Cuáles líderes calaron? ¿Qué se hizo en cada Alcaldía? Todos esos datos deberían servir para que los políticos reflexionaran y aprendieran. Sin datos, sin mediciones, todos son supuestos.

¿No creen que medirse ayuda y es necesario?

Más del autor

Navidad para cantar

Precisamente por la situación del país los venezolanos necesitamos un respiro para poder seguir resistiendo y no normalizar la desesperanza, y por ello celebrar la navidad, en medio de las dificultades, se convierte en una necesidad para nuestra salud mental.

Medirse: hecho imprescindible para la educación

Tener datos ayuda a rectificar, planificar, mejorar… por eso la necesidad de las mediaciones, ya sean electorales o en educación. 

Para seguir caminado con esperanza  

Hay un país que no se detiene, signo de solidaridad y perseverancia que le da ánimos a uno para seguir construyendo con esperanza, siempre con cable a tierra, pero sin dejar de caminar, sin acostumbrarnos a que es normal que las cosas estén mal.

El 22: necesidad de encontrarnos

Necesitamos lugares de encuentro, extender las manos, escucharnos, cooperar unos con otros, unirnos para resolver y para exigir a quienes tengamos que exigir.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

El buscón más buscado

Tiempo mal invertido, desde el poder, incitar al odio público por el solo hecho de disentir.

La transición constitucional, un sindicato de quiebra

La vigencia del Estatuto original logra sostenerse con su primera reforma de 2020. Cosa distinta es, como se constata, la aprobación de la segunda reforma de 2022. Desde su versión inicial luego modificada, da lugar a un nuevo y distinto Estatuto para la Transición.

Copei, Curiel y Venezuela

Como ministro de Obras Públicas en el gobierno de Caldera 1 dejó una obra insuperada y yo diría que difícilmente superable. Excelente gobernador del estado Falcón por dos períodos extraordinarios.

Nuestra partida de nacimiento

Ocurrido el descubrimiento, superado el tránsito de la conquista, llegado el tiempo colonial, el boceto de la nación que fuimos, por lo visto, era abiertamente doctrinero.

¡Pobre mundo!

QAnon es una teoría de amplio alcance y completamente infundada que dice que el expresidente Trump está librando una guerra secreta contra una supuesta elite de pedófilos que adoran a Satanás, tanto en el gobierno como en las empresas y los medios.

¿Dónde estaba el “Superbigote” a las 3:00 am, el primero de enero?

El gentío carece de los recursos elementales para sobrevivir, pero he aquí a semejante lisiado, mental y moral, tirando el dinero por el desaguadero de comics mal hechos, de peor gusto, en los que se auto se promueva, como ¡salvador! de la Patria.