viernes, 17 de septiembre de 2021 | 10:29 PM

Examen de conciencia

Este hombre joven, que seguramente no vislumbró que tendría la presente carga, la ha asumido con valentía y sobre todo con trabajo enérgico no siempre agradecido por los demás dirigentes que se regodean expresando ser opositores.

Los venezolanos estamos como la “gata Flora”.

Para no perder la costumbre ya salió por allí un opinador con avidez de centimetraje a decir que nosotros estábamos tan descontentos con Maduro como con Guaidó. Mal, ¿entonces qué queremos? Es muy fácil, manifestar de manera simplista y pueril que no queremos esto o aquello; más complicado y serio es proponer un plan juicioso para deslastrarnos de la cochambre convertida en arena movediza que nos ha tragado en alto porcentaje.

Las razones para repudiar a Maduro y enchufados son palmarias y no necesitan explicación porque es llover sobre mojado; pero a Guaidó que se ha mantenido firme a pesar de envidias a granel, inexperiencia juvenil y funcional, amenaza de cárcel, algunos errores y equivocaciones muy humanos y mucha gente tratando de echarle la partida pa’ tras, no solo es injusto sino muy mezquino, por decir lo menos.

Internamente no lo tenemos sino a él como interlocutor válido ante Trump y los países que muestran confianza y nos dan apoyo incondicional; apartando los guabinosos izquierdistas de la Unión Europea abanderados por un tal Borrell y acólitos.

Conste que no me caso con hombres, pero hay que reconocer que nuestras opciones actuales son escasas y deberíamos aprovechar a quienes tienen la disposición, la voluntad y el ánimo de enfrentar esta peste que nos ha tocado sufrir durante una generación, que se puede considerar como perdida. Los cubanos, en la isla de la perdición, llevan tres.

Este hombre joven, que seguramente no vislumbró que tendría la presente carga, la ha asumido con valentía y sobre todo con trabajo enérgico no siempre agradecido por los demás dirigentes que se regodean expresando ser opositores. Al César lo que es del César, sin regateos malsanos. La buena fe se presume y la mala debe ser harto probada para que alguien pueda ser reprochado en su conducta.

Los meteorólogos de la política desaciertan al igual que los del clima al hacer predicciones infundadas que terminan por desacreditar a quien las hace. Lo cierto es que el hombre logró, entre tantas acciones, que veintisiete partidos se avinieran a una suerte de convenio entre ellos para enfrentar no solamente al régimen sino a su brazo armado que es el CNE a la medida, con integrantes de la oposición que cohabita con ellos desde hace tiempo, y sigue haciéndolo hoy y mañana desde la pretendida conformación de la nueva horda.

Lógicamente el concierto de voluntades teóricas no tiene suficiente músculo para la gran tarea de sacar del poder a esa murga nociva y camorrera, de manera que es indispensable acompañarlo con acciones prácticas, tácticas y efectivas donde se comprometa al resto de la población. Veremos si la buena intención y el camino correcto se traducen en acciones de todo tipo que deberían diversificarse, continuarse y realizarse simultáneamente en todos los rincones del país. ¿Cuáles? Eso lo deben urdir los que están al frente para convocar a la sociedad harta y para la fecha ya hostil.

No se debería perder de vista el descontento generado en las izquierdas de todo talante como resultado de la espasmódica e irracional actitud del mandamás que in illo témpore perdió el rumbo de la cordura política. Igualmente, estimular la pesadumbre de las fuerzas vivas de la nación para que dejen la quejadera infructífera y se acerquen al candelero de actividades riesgosas e incómodas.

Con lo reflexionado aquí ni se defiende ni se agrede a nadie; solo se reseña.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Festín de Baltazar

No ha tenido tiempo suficiente para acomodarse en la silla presidencial el nuevo inquilino de la Oficina Oval y se dio inicio a las actividades de todos los extremistas resentidos deambuladores que en todos los sectores de la vida se ocupan solo de desordenar y crear caos. | Foto cortesía

Feria de errores

Si la gente todavía ve un país con circunstancias favorables para un entendimiento razonable entre sinceros opositores y los de la acera de enfrente, debe revisarse la vista con prontitud, antes de que las cataratas avancen aún más. | Foto cortesía

Sadismo

Al saliente lo conminaron a negociar y aceptar a regañadientes la situación para evitar una mayor catástrofe derivada de la bribonada orquestada entre los grandes medios de comunicación masiva, empresas comprometidas y una pléyade de individuos interesados en políticas non sanctas.

Lucha abierta

El lenguaje y la actitud esperada es la de tender a una acción política más proactiva y menos untuosa que muestre una definición y firmeza no quebrantable por ninguna oferta ni promesa futura.  

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

Integración familiar: el florecer del cambio venezolano

Esta condición estructural del alma venezolana es el mecanismo de fuerza y creatividad para alcanzar la derrota de los antivalores, a pesar de los incontables recursos y el desdén por la racionalidad. | Foto William Urdaneta

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta

¿Qué sigue en el caso de Alex Saab?

Nunca habíamos visto una danza de tantos millones de dólares, en procura de la libertad, de quien ni es un mártir por la humanidad, ni luminaria del rock, estrella del deporte, ni un Bill Gates o Jeff Bezos, sino el supuesto testaferro de un corrupto muy desvergonzado.

La triste mirada de los niños de la calle

Muchos de aquellos niños que hicieron brotar las promesas de los revolucionarios en 1999 fueron a parar a las ergástulas socialistas, los asesinaron por estas calles, o por la exclusión y el hambre huyeron de este territorio hostil. | Foto Archivo Correo del Caroní