domingo, 16 de enero de 2022

Estados Unidos y Venezuela

A lo largo de la historia, a pesar de cuanto quiera decirse en términos negativos, Estados Unidos y Venezuela han mantenido unidad esencial frente a los peligros que en varias ocasiones han amenazado al Continente y al mundo entero.

@osalpaz

El último fin de semana fue muy importante. Con unos cuantos años de diferencia, con relación al origen, ambos países conmemoraron un nuevo aniversario de sus Independencias. En el momento que les correspondió atravesaban momentos comprometedores en términos históricos, pero con las firmas de aquellos a quienes les correspondió hacerlo, asumieron compromisos políticos e ideológicos para siempre. Si se quiere, diría que básicos para la perfección y desarrollo del sistema que ambos adoptaron.

Lo cierto es que a pesar de todo lo que se quiera alegar, las dos naciones están unidas profundamente en las cosas fundamentales. Una de ellas es la Libertad y el respeto a la dignidad de la persona humana la cual debe manifestarse mediante un ordenamiento jurídico sabio y estable, de universal reconocimiento por parte de los ciudadanos y de honrada ejecutoria por parte de los encargados de la administración de justicia. La vieja consigna de “Ley y Orden”, fue y sigue siendo, la columna vertebral de todo, aunque algunos se empeñen en restarle actualidad y valor.

En ambos países, ha habido y todavía hay, excesos y desviaciones   sumamente graves. Desde discriminaciones raciales  hasta revoluciones y contrarevoluciones, algunas de ellas  sangrientas por causas que no es el caso analizar hoy.

A lo largo de la historia, a pesar de cuanto quiera decirse en términos negativos, Estados Unidos y Venezuela han mantenido unidad esencial frente a los peligros que en varias ocasiones han amenazado al Continente y al mundo entero. Por supuesto que ha habido diferencias serias frente a la manera de enfrentarlos, pero nunca fueron suficientes como para diferir indefinidamente los principios que a ambos nos animan. Estamos en presencia de un tiempo difícil para el mantenimiento de esa necesaria relación de apoyo mutuo frente a peligros cada vez más comunes.

En Venezuela gobierna un régimen socialista, comunista a la cubana, con más de dos décadas caminando en esa dirección. Con torpeza, incompetencia, una alta dosis de corrupción y la obsesión de ponernos a todos, ricos y pobres, empresarios y trabajadores de la ciudad y del campo, al servicio del régimen, por las buenas o por las malas. Las consecuencias están a la vista. Ruina, hambre y miseria en todos los aspectos obligan a una rebelión democrática para revertir hacia lo positivo todo lo malo del presente.

En Estados Unidos sucede lo contrario. Ese país se convierte en objetivo central de todas las fuerzas social comunistas del planeta. Lo estamos viendo a diario, pero tiene un gobierno fuerte y eficiente y un sistema federal y descentralizado que no permite que la conspiración sediciosa avance peligrosamente.

Estados Unidos y Venezuela debemos mantenernos unidos firmemente en defensa de la Libertad, en los términos planteados por los precursores y libertadores.

[email protected]

Más del autor

El renacer de la esperanza

Las reflexiones de fin de año también son indispensables en el mundo opositor. Para que la esperanza renazca con fuerza indetenible es necesaria la unidad de sectores distintos y personalidades diversas dejando de lado cuanto pueda perjudicar ese anhelo de unidad.

Extrañas navidades

2022 será un año definitivo para lograr el cambio. El país lo necesita y la comunidad internacional ha abierto una expectativa favorable en espera de lo que debemos hacer nosotros. De la usurpación hay que salir por las buenas o por las malas.

Refundación vía constituyente

A conciencia de ser repetitivo, diremos que es indispensable el cese de la usurpación, es decir, la salida de Nicolás Maduro y el combo que lo rodea, de las posiciones que detentan.

En la cercanía de la natividad

Esto es válido especialmente para los venezolanos que vivimos dentro de nuestro territorio y para quienes se han visto en la necesidad de emigrar por el continente y el mundo en busca de mejores oportunidades de vida. Venezuela está en su gente.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

La transición constitucional, un sindicato de quiebra

La vigencia del Estatuto original logra sostenerse con su primera reforma de 2020. Cosa distinta es, como se constata, la aprobación de la segunda reforma de 2022. Desde su versión inicial luego modificada, da lugar a un nuevo y distinto Estatuto para la Transición.

El buscón más buscado

Tiempo mal invertido, desde el poder, incitar al odio público por el solo hecho de disentir.

¿Dónde estaba el “Superbigote” a las 3:00 am, el primero de enero?

El gentío carece de los recursos elementales para sobrevivir, pero he aquí a semejante lisiado, mental y moral, tirando el dinero por el desaguadero de comics mal hechos, de peor gusto, en los que se auto se promueva, como ¡salvador! de la Patria.

Ruleta rusa

El pueblo, si es inteligente y vivo, recibirá los regalos y votará según su conveniencia futura; y se alzará airadamente contra el fraude o manipulación de cualquier matiz.

La manada sin brújula

No es sabio dejarse llevar por una manada a ciegas, por la razón que fuese. Y hay manadas que se dejan arrastrar por esa ilusión de conocimientos que da la modernidad.

Un ente rojo rojito

Hay un grupete ominoso y atroz, pero existe una pandilla aborrecible y repugnante. Algunos siguen aterrajados, otros cambian de enchufe en ese enroque de los mismos en diferentes minpopos.