domingo, 13 de junio de 2021 | 10:45 PM

Eso, ¿dónde se van a meter?

Normalmente los izquierdistas latinoamericanos no eligen exiliarse en Cuba, ni hoy el régimen castrista está en condiciones de dar cobijo a tanta gente. Rusia, China, Turquía e Irán son aliados, pero en otro plano y estrategia.

Preguntó Nicolás Maduro: “¿irme, para dónde?”. Lo mismo se pregunta todo el mundo y particularmente quienes buscan una solución a la situación venezolana: ¿dónde meterlo? ¿a dónde enviarlo?

Este es el gran dilema, buscarle una “salida” a Maduro. Darle seguridad. En pocas palabras, garantizarle que no será juzgado por todo lo que le ha hecho a Venezuela y a los venezolanos. Y no solo se trata de Maduro, seguramente también habrá que darle “seguridades” a Diosdado Cabello y a unos cuantos más incluyendo no pocos generales.

Si se revisa el mapa no hay muchos rincones “dónde”.

Normalmente los izquierdistas latinoamericanos no eligen exiliarse en Cuba, ni hoy el régimen castrista está en condiciones de dar cobijo a tanta gente. Rusia, China, Turquía e Irán son aliados, pero en otro plano y estrategia.

Los exilios más cotizados, según los antecedentes, son Europa, particularmente los países que han reconocido a Guaidó y los EE UU al que no le hacen asco cuando tienen la chance de irse para allá. Pero en estos momentos parece difícil que en esos destinos haya lugares disponibles para Maduro y sus secuaces.

En consecuencia solo quedan algunos países amigos y aliados de las Américas. Y en ese plano el escenario es bien curioso, porque para cualquiera de los países “amigos” sería un problema interno recibir este contingente de “millonarios” venezolanos con cuentas bloqueadas.

Empecemos por México ¿se animará AMLO? Una cosa es jugar a dos puntas y “posar” y otra es que se le venga a vivir tanta gente entre la cual hay muchos narcotraficantes. ¿Y para qué otros más?

Uruguay, el otro “mediador”, es muy pequeño para tanto chavista. El estalinista Partido Comunista uruguayo que “maneja” al Frente Amplio, coalición de izquierda que gobierno al país, estaría dispuesto, pero no alcanza. Es difícil que el presidente Tabaré Vázquez y el ex José “Pepe” Mujica que han apadrinado a Maduro arriesguen tanto. En estos días la imagen de Vázquez ha quedado algo maltrecha por algunos presuntos “negocios” familiares con Venezuela y en igual sentido pasa con sectores del MPP (grupo de Mujica) también “vinculados” a Venezuela. Pero no es solo eso, a fines de este año hay elecciones y el FA no las tiene todas consigo y el apoyo a la dictadura de Maduro le está afectando. Al FA como a Maduro, le convendría ganar tiempo y que prospere “la mediación”.

¿Nicaragua? La dupla dictatorial Ortega-Murillo sigue empeñada en reprimir a los nicaragüenses y no parece que quiera hacer mucho más olas. Lo que está pasando en Venezuela ha beneficiado al matrimonio por cuanto ha desviado la atención del mundo, el que de todas formas no debería descuidarse dado que lo de Nicaragua es tan grave como lo de la dictadura chavista.

Lo mismo le pasa a Evo Morales en Bolivia. Esta quietito. No dice ni una palabra contra Bolsonaro, por ejemplo. Además, hablar de abrirle las puertas a los “chavistas”, en estos momentos en que está tramando quedarse por un cuarto periodo más en el gobierno, no le parece oportuno. Para qué sumar noticias “raras” a las de las continuas renuncias de jueces y juezas del Tribunal Supremo Electoral que se niegan a respaldarlo en su nuevo intento para violar la constitución. Evo está en lo mismo que Ortega, pero más prolijo.

Después está el caso de Argentina. Hoy ni pensarlo, pero los argentinos pueden resultar sorprendentes. Al igual que en Uruguay en octubre próximo tiene elecciones presidenciales y Cristina Kirchner, con numerosos juicios por corrupción en su contra, está entre los favoritos. Es más, a principios de semana hubo en Buenos Aires una manifestación de organizaciones argentinas a favor de Maduro. Entre los organizadores estuvo Juan Grabois, amigo del papa Francisco, de quien se dice que es su representante oficioso en Argentina y a través de quien envía regalitos – rosarios y estampitas- a agitadores kirchneristas. La manifestación no fue grande, es cierto. No tuvo mucho eco el llamado que Grabois hizo a través de las redes. La respuesta de éstas, en cambio, fue muy negativa. Un ejemplo: “Juan Grabois, vocero de la paz y el amor que pregona el Papa, marcha a favor del que mata gente inocente, a balazos y hambre. Linda gente la de Francisco”.

Una expresión elocuente de cuál fue el tono de la reacción popular la que señala, además, una alternativa para la preocupación del principio: ¿dónde meter a Maduro y los chavistas?

¿Por qué no el Vaticano? El papa Francisco ha sido y es quien más ha ayudado a Maduro a “ganar tiempo”.

A través del “diálogo pacífico” (estilo Maduro), por supuesto.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/IlKCo7gVPIx2RQo4UGj1js
| https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Todo empezó con…

El gol que hizo “con la mano” a Inglaterra en el Mundial de México de 1986. Para los argentinos fue la “revancha” por la derrota en la guerra de Las Malvinas. Un triste consuelo. Fue el gol más recordado del astro argentino.

¿Se volvió la tortilla?

Biden, en tanto, bastante tendrá con sus propios problemas internos, con los estadounidenses partidos en dos y con un Trump que, si se muda de la Casa Blanca, va a fastidiar mucho desde el llano.  

Masticar piedras

Bolivianos radicados en Argentina votaron por Luis Arce, el triunfante candidato de Evo. Pero si alguien piensa que tras ello se inició el éxodo desde Buenos Aires hacia el altiplano, se equivoca. Una cosa es votar alegremente -e irresponsablemente- y otra cosa masticar piedras.

La señora Jeanine Áñez

Nada fácil su gestión y hoy también es blanco de las críticas izquierdistas. Sin embargo la señora Áñez se comprometió a llamar a elecciones libres y antes de un año cumplió. Hubo elecciones y ganó el candidato de Evo, Luis Arce.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Mis días en una cola por la gasolina

A muchos venezolanos nos ha tocado pasar tiempo en una cola para poder echar gasolina. Yo estuve 5 días en una en Barquisimeto. Tomé nota del drama y también de lo rescatable como actitudes positivas de los vecinos de la cola. | Foto William Urdaneta

Dos mujeres: palabras que pesan onzas de libertad

El juramento de Guayana está en no dejar en el olvido esas voces silenciadas por la violencia. Hay que fomentar la cruzada por la vida, la felicidad y los derechos. | Foto cortesía

Hay que parar a Herodes

En los últimos días han aparecido noticias sobre asesinatos de niños. Hay informes del 2020 y de lo que va del año que hablan de maltratos, abusos sexuales, violencia doméstica contra niños y adolescentes.

Un remedio eficaz contra el desamor

Una novela alemana publicada hace casi 250 años podría ser la clave para aliviar los nefastos y molestos padecimientos del guayabo...

Hacia el control judicial de la democracia

Con avieso cinismo, Hugo Chávez Frías, pionero del Leviatán o monstruo marino del tiempo que corre y que recién reivindica como “derecho social al Estado” el Grupo de Puebla, afirme que todo vale “dentro de la Constitución, nada fuera de ella”.

El maestro Rafael Rattia

Mi amigo Rafael Rattia desafía al poderoso con la infinita contundencia de su verbo: siempre enjundioso y profundo, porque es un hombre que estudia todos los días.