domingo, 13 de junio de 2021 | 11:01 PM

El Zulia marcará la pauta

El tiempo y la candidaturitis de algunos son aliados del régimen. No podemos hacerle el juego. Nuestra preocupación está centrada en el pueblo, en el ciudadano común y sus familias, en hacer valer sus derechos para que puedan cumplir con los deberes que le corresponden.

oalvarezpaz@gmail.com

Este artículo va con un poco de retraso. Estoy en Maracaibo desde hace varios días cumpliendo un intenso programa de actividades que permiten tener contacto directo con distintos sectores de la comunidad. Estamos al día con los problemas de la región. Dicho sea de paso, siempre lo hemos estado, pero el desarrollo de los últimos acontecimientos de lo que va de año, son lo suficientemente graves y debemos dedicarle toda nuestra atención.

Consideración especial merece la Universidad del Zulia. Participé en el homenaje rendido a la decana de la Facultad de Derecho, doctora Diana Romero La Roche, en el inicio de unas jornadas especiales de Reflexiones Jurídicas, Sociales y Económicas sobre nuestra realidad. Por supuesto que el tema de la autonomía universitaria y también el de la federación auténtica a que aspiramos para que Venezuela sea una república federal descentralizada, integrada por estados y municipios autónomos, ocupó buena parte de estas jornadas que continuarán en los próximos días.

Pero no solamente eso. También tuvimos reuniones con dirigentes de distintos sectores políticos y sociales de la comunidad. Todos convencidos de la necesidad inaplazable de profundizar el trabajo para alcanzar el “cese de la usurpación” como requisito indispensable para emprender planes, proyectos e iniciativas para el desarrollo integral. Los zulianos vamos a retomar la lucha por nuestra autonomía territorial lo cual incluye a la autonomía universitaria que necesita resolver la grave crisis financiera que sufre nuestra primera casa de estudios. Todo es posible con una elevada dosis de cabeza, corazón y coraje hasta alcanzar los objetivos propuestos.

Creo que la crisis zuliana es la más grave del país. No hay tiempo que perder. Por eso no podemos caer en las trampas electoralistas que aparecen por distintos lados como caminos hacia la convivencia, la cohabitación, con este régimen al cual hay que ponerle punto final. Nos proponemos iniciar un camino de rebeldía insurreccional para alcanzar los objetivos propuestos. Ya basta. El tiempo y la candidaturitis de algunos son aliados del régimen. No podemos hacerle el juego. Nuestra preocupación está centrada en el pueblo, en el ciudadano común y sus familias, en hacer valer sus derechos para que puedan cumplir con los deberes que le corresponden.

Se trata de una lucha orientada por principios y valores eternos, muy sembrados en nosotros desde muy jóvenes. La dignidad de la persona humana, la perfectibilidad de la sociedad civil y la justicia social como instrumento para alcanzar el bien común, son orientaciones básicas para no perder el rumbo. El ciudadano común y su familia, su derecho al trabajo, la libertad económica para las personas naturales y jurídicas y el mercado como instrumento insustituible, son temas permanentes en nuestra lucha. Soy un convencido de que la mejor política social que puede existir es una economía que funcione.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/IlKCo7gVPIx2RQo4UGj1js
| https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

La destrucción avanza

El régimen sabe que la cuenta regresiva está en marcha. Aunque algunos piensen lo contrario adquiere pleno valor aquella vieja frase según la cual “lo bueno que tiene la cosa es lo mala que se está poniendo”. | Foto William Urdaneta

Respetar la voluntad popular

En una dictadura lo electoral es un valioso instrumento de los tiranos para mantenerse en el poder mediante el disimulo, el fraude y la conculcación de derechos fundamentales. | Foto William Urdaneta

Punto final al desmoronamiento

Más de dos décadas son suficientes. Pasamos de la dictablanda de los comienzos a la dictadura plena actual. A quienes de manera abierta o encubierta colaboran con la dictadura, les decimos que no hay secretos eternos. Todo se sabe o se sabrá en cualquier momento. | Foto William Urdaneta

Recordar principios fundamentales

Están dadas todas las condiciones para que se produzca el cambio radical necesario. Pero, lamentablemente, en el sector democrático existe un dramático círculo vicioso que no permite avanzar con fuerza hacia el cambio. | Foto William Urdaneta

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Mis días en una cola por la gasolina

A muchos venezolanos nos ha tocado pasar tiempo en una cola para poder echar gasolina. Yo estuve 5 días en una en Barquisimeto. Tomé nota del drama y también de lo rescatable como actitudes positivas de los vecinos de la cola. | Foto William Urdaneta

Dos mujeres: palabras que pesan onzas de libertad

El juramento de Guayana está en no dejar en el olvido esas voces silenciadas por la violencia. Hay que fomentar la cruzada por la vida, la felicidad y los derechos. | Foto cortesía

Hay que parar a Herodes

En los últimos días han aparecido noticias sobre asesinatos de niños. Hay informes del 2020 y de lo que va del año que hablan de maltratos, abusos sexuales, violencia doméstica contra niños y adolescentes.

Un remedio eficaz contra el desamor

Una novela alemana publicada hace casi 250 años podría ser la clave para aliviar los nefastos y molestos padecimientos del guayabo...

Hacia el control judicial de la democracia

Con avieso cinismo, Hugo Chávez Frías, pionero del Leviatán o monstruo marino del tiempo que corre y que recién reivindica como “derecho social al Estado” el Grupo de Puebla, afirme que todo vale “dentro de la Constitución, nada fuera de ella”.

El maestro Rafael Rattia

Mi amigo Rafael Rattia desafía al poderoso con la infinita contundencia de su verbo: siempre enjundioso y profundo, porque es un hombre que estudia todos los días.