lunes, 18 de octubre de 2021

El vandalismo en Chile

Ojalá me equivoque, pero si Piñera sigue indeciso, puede venir otro Pinochet, con las consecuencias de un régimen militarista y represor. Ciertamente, el hombre es el único animal que tropieza dos y más veces con la misma piedra.

@cjaimesb

Pocas cosas me han impresionado en los últimos tiempos como el vandalismo de estas últimas semanas en Chile, quizás porque estuve allá en junio y regresé encantada con lo que vi y viví. El país más educado de América Latina se ha comportado como un reducto de salvajes, con el agravante de la falta de decisión y firmeza del presidente Piñera.

Siempre pensé que las grandes diferencias entre Venezuela y Chile se debían, principalmente, a que en Chile tuvieron a Andrés Bello y aquí, por contraste, a los Monagas, Antonio Leocadio Guzmán, Carujo, Zamora, Maisanta y una cuerda de vándalos que mencionarlos me agotaría los caracteres del artículo. ¿Qué le sucedió a una sociedad avanzada y, sobre todo, educada?

No niego que los chilenos tenían razones para protestar. Pero una cosa es protestar y otra, destrozar. Muchas personas piensan que lo que está sucediendo “ha sido instalado” por el Foro de Sao Paulo, hecho que no descarto, pero culpar solamente al foro sería quitarles responsabilidad a los chilenos que han participado en la destrucción. Me recuerda cuando en la primera década del siglo XXI, aquí en Venezuela se decía que los militares que reprimían ferozmente eran todos cubanos. ¡Claro que había cubanos! Pero también había venezolanos, venezolanitos que aprendieron a reprimir con igual o mayor ferocidad que los cubanos. De igual manera, en Chile, la mayoría de los salvajes que han acabado con el metro, incendian universidades e iglesias, son chilenos, chilenitos.

Los argumentos caen por su propio peso. ¿A quién perjudica la quema de más de 70 estaciones del metro? ¿Qué tipo de protesta es quemar una universidad? Aquí en Venezuela, durante la Guerra Federal, el lema fue “mueran los ricos y los que sepan leer y escribir”. Y esa guerra nos convirtió en el pueblo más atrasado de América Latina. Y a quienes arguyen que queman iglesias para “castigar” a los sacerdotes pedófilos, les aseguro que la pedofilia no se cura así. Y si es por eso, deberían buscar a los pedófilos que no pertenecen al clero y castigarlos también, cosa que no han hecho.

Ojalá me equivoque, pero si Piñera sigue indeciso, puede venir otro Pinochet, con las consecuencias de un régimen militarista y represor. Ciertamente, el hombre es el único animal que tropieza dos y más veces con la misma piedra.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Educadora hasta su último suspiro

Luisa Teresa fue un monstruo sagrado de la educación en el estado Aragua. Maestra de varias generaciones de aragüeños, dejó su impronta de excelsa educadora, mujer culta y, sobre todo, de una verticalidad y decencia como pocas. | Foto cortesía

Salvajismo a la orden del día

Me queda la pregunta de por qué la señora Rodríguez no pidió la llave a la Dirección de Cultura. Pero es una tontería hacerse esa pregunta: como los talibanes, el salvajismo en Venezuela está a la orden del día. | Foto cortesía

¿Y si dan un golpe de Estado?

Personas a quienes considero inteligentes, sensatas y corridas en política todavía claman por “un militar que tenga las botas bien puestas” cuando la lección debería ser “más nunca un militar en el poder, ni un régimen militarista como el que tenemos”. | Imagen referencial

¿Empezar o no empezar la escuela?

El regreso a clases no es un decreto, sino una planificación, que no debe ser obligatoria, sino de acuerdo a las posibilidades de cada plantel.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

La irrepetible Angela Merkel

Angela Merkel, una irrepetible política, no apostó por experimentos, fue draconiana cuando la situación lo exigió y tomó duras decisiones que le granjearon el rechazo de millones.

Salvajismo a la orden del día

Me queda la pregunta de por qué la señora Rodríguez no pidió la llave a la Dirección de Cultura. Pero es una tontería hacerse esa pregunta: como los talibanes, el salvajismo en Venezuela está a la orden del día. | Foto cortesía

12 de octubre ¿Juicio a los muertos de ayer o cárcel segura para los asesinos de hoy?

Josep Borrell, con su guerra de micrófonos, bufa, a todas luces, a objeto de hacernos creer que enviará una supuesta veeduría electoral, ceñuda, respondona, imparcial, solo que hasta los menos informados saben que semejantes veedores vienen nada más que a santificar el megafraude del 21 de noviembre.

Definición de objetivo y rumbo

Si el objetivo primario es ponerle punto final al cese de la usurpación, el esfuerzo integral debe concentrarse en la salida de Nicolás Maduro.

La capitulación mexicana de occidente

El emisario del dictador Nicolás Maduro, psiquiatra Jorge Rodríguez, lo dice sin ambages: “Ya sabemos en qué no estamos de acuerdo y de qué manera tan distinta vemos nuestras vidas y vislumbramos el futuro”.

La naturaleza humana

La tarea no es chica. Estos premios deben ser útiles, por sobre todo, para que cada uno reflexione. Para que surja claro que no puede hablarse de democracia si no se sabe, ni hay plena información sobre a quién y qué se va a elegir.