lunes, 20 de septiembre de 2021 | 9:32 AM

El mejor alimento

Si no hay honestidad en la Venezuela que queremos reconstruir, vendrá otro Chávez, otro Maduro, o alguien mucho peor que ellos.

@cjaimesb

El 12 de abril, la productora Jorgita Rodríguez escribió en su Facebook:

“Esta noche compré dos panes campesinos, en bolsas separadas, en una panadería de Colinas de Bello Monte. Cuando salí de allí y ya lista para irme, una de las bolsas se me cayó y rodó debajo del carro que estaba estacionado al lado del mío. Entré a la panadería para ubicar al dueño del carro y pedirle que lo moviera y así poder recuperar mi bolsa con el pan. Mientras lo ubicaban me tomé un café y de inmediato salí con el encargado, quien se ofreció a ayudarme. Se agachó para mirar debajo del carro vecino; no había nada. Pero en la siguiente esquina oscura de Caracas sí. Allí había un señor muy venido a menos, casi en harapos y un niño como de ocho añitos que se acercaba rápidamente hasta mí con la bolsa del pan: VENÍA A DEVOLVERLA. Él y su papá habían tomado del piso en el momento en el que yo entré a la panadería, se dieron cuenta que tenía dueño y regresaron a entregarla. Ese papá en extrema pobreza y con todas las urgencias que lo acompañaban, le estaba dando a su hijo el mejor alimento del día: el de la honestidad”.

Su escrito me conmovió hasta las lágrimas. Que alguien que pasa hambre (y peor aún, con un niño que también tiene hambre) devuelva un pan que se encontró en la calle, es una proeza en la Venezuela de hoy. Recordé aquel Aló, presidente cuando Hugo Chávez afirmó que si sus hijos tuvieran hambre él también robaría… Combustible para los antivalores. ¿Por qué no dijo que trabajaría, o si llegaba al extremo de no conseguir trabajo, pediría? ¿por qué su única opción era el robo?…

Este hombre harapiento y magro ha dado una lección a un país donde todos quieren una chamba, un regalo, hasta un trajín: la honestidad. Si no hay honestidad en la Venezuela que queremos reconstruir, vendrá otro Chávez, otro Maduro, o alguien mucho peor que ellos. A estas alturas deberíamos todos tener claro que sí, podemos estar peor; que sí, el fondo no tiene fondo. Esa historia de que ya “tocamos fondo” está más que trillada y con todas las pruebas en su contra.

La honestidad. El mejor antídoto contra bolichicos (lástima que no tuvieron papás como el de esta historia), enchufados y otros corruptos. Gracias, Jorgita, por recordarnos que no todo está perdido.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

USBistas… ¡a defender su universidad!

Mi llamado es a la comunidad USBista en general: tienen que hacer escuchar su voz y plantarse ante esta nueva ignominia con la que el régimen pretende rematar con una estocada mortal a la Universidad Simón Bolívar. | Foto cortesía

Venezuela en blanco y negro

La industria y el comercio viven su peor momento de nuestra historia republicana. Peor que en el siglo XIX, básicamente porque en el siglo XIX los corruptos estaban solo en la cúpula gubernamental. No es esta historia de hoy donde hay corruptos en todas partes. Y no solamente dentro del régimen. Los testaferros, aguantadores y cómplices están a lo largo y ancho de toda nuestra geografía.

¿Cómo debe ser un ministro de Educación?

Un ministro de Educación debe saber organizar, administrar y sistematizar. Debe conocer a fondo qué es lo que está organizando, administrando y sistematizando. | Foto Prensa Presidencial

“Matrimonio”: ¿por amor o arreglado?

Hay que seguir presionando con las herramientas que tenemos. Y aunque suene trillado, tener paciencia. Comportémonos como en un matrimonio arreglado: sin expectativas, para que sepamos reconocer las ganancias. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

México: ¿Negociación o capitulación?

En buena hora y enhorabuena, sobre la marcha de los acontecimientos, los jefes parlamentarios más importantes de Occidente, desde afuera, le han dado su respaldo a la Plataforma Unitaria e intimado a Maduro.

“El Coqui” pa’ México

Y si el hombre de la comida pútrida no se presenta por inasistencia muy justificada, digamos su próxima gira por los juzgados del sureste de Miami, seguro que le envían a “El Coqui” de primer suplente. Porque esas oportunidades no se presentan todos los días.

Punto crucial de no retorno

No es casual el éxodo de más de seis millones de compatriotas en pocos años, la dispersión familiar y el crecimiento, dentro del territorio, del crimen organizado y la atomización del bandidaje en todo el país.

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta