jueves, 23 de septiembre de 2021

El enemigo está en casa

Ya no basta con hacer referencia exclusiva a la presencia de más de cuarenta mil cubanos que participan en áreas clave de la vida nacional. Ahora el protagonismo del mal está más diversificado. Peligros adicionales se suman a los existentes. El grueso del país los desconoce gracias, entre otras cosas, a la férrea censura sobre la información.

[email protected]

Venezuela llegó a la última etapa de su desmoronamiento. La situación actual es ampliamente conocida dentro y fuera del país. También los factores que controlan y dirigen el proceso. Quien no quiera aceptar lo dicho debe ser cómplice, irresponsable absoluto, cómodo en grado superlativo o digno de cualquier calificativo en esas direcciones.

Ya no basta con hacer referencia exclusiva a la presencia de más de cuarenta mil cubanos que participan en áreas clave de la vida nacional. Ahora el protagonismo del mal está más diversificado. Peligros adicionales se suman a los existentes. El grueso del país los desconoce gracias, entre otras cosas, a la férrea censura sobre la información. Cerca de trescientos cincuenta medios de comunicación han sido eliminados y otros están bajo control estricto incluidos los existentes gracias a unas redes sociales también interferidas. Entiendo que esa labor de censura progresiva no la sienta a plenitud el ciudadano común por las razones señaladas, pero imposible de entender la pasividad y el extraño silencio de buena parte de la dirigencia social, económica y política o la desviación calculada de los debates y declaraciones hacia temas alejados del fondo del problema.

Como ejemplo invito a seguir de cerca los acontecimientos con relación a la marcha de unos cuantos miles de centroamericanos hacia la frontera sur de Estados Unidos. Está financiada, en buena parte, por Venezuela y en su organización y desarrollo juega rol protagónico el régimen nicaragüense de Daniel Ortega. Evento ideal para ser infiltrado por los conocidos enemigos mundiales de la libertad y la democracia. Estados Unidos está en peligro cierto de ser objeto de acciones terroristas selectivas que por acción u omisión afectarán al planeta entero. Nosotros estamos en el ojo del huracán. El régimen gobernante tiene tareas impuestas por sus jefes que deben cumplir.

El terrorismo no es una ideología, ni una organización. Es una herramienta criminal usada por movimientos políticos de muy distinto signo y organizaciones delictivas a su servicio como las mafiosas de variada naturaleza, el narcotráfico por ejemplo.

La guerra contra el narcotráfico y el terrorismo no se agota en las palabras. Es una obligación asumirla para que Venezuela retome su condición de país libre y soberano. Cualquier signo de debilidad impulsa la violencia terrorista. Alguna vez dije que el único camino cierto para proteger nuestra nación es por acciones rápidas bien pensadas, unidos en torno al objetivo de poner punto final a cuanto sucede y decididos a jugarnos el pellejo en la acción liberadora.

Mía es la venganza y la retribución; a su tiempo el pie de ellos resbalará, porque el día de su calamidad está cerca; ya se apresura lo que les está pasando” (Deuteronomio 32:15).

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Profundizar la lucha libertadora

Algunos preguntan, qué proponemos en concreto como vía distinta a lo electoral. Pero, quienes preguntan lo señalado, saben que los caminos establecidos a lo largo de la historia para derrocar tiranías están vigentes. Allí están, a la espera del liderazgo necesario.

Punto crucial de no retorno

No es casual el éxodo de más de seis millones de compatriotas en pocos años, la dispersión familiar y el crecimiento, dentro del territorio, del crimen organizado y la atomización del bandidaje en todo el país.

Una semana en Maracaibo

Tengo la impresión de que lo peor ya pasó, pero aún no podemos darle rienda suelta al deseo creciente del reencuentro con toda Venezuela. Pronto lo haremos, afirma Álvarez Paz

Defender a la universidad

Basta con constatar el abandono de la planta física de las instituciones, la cantidad de robos y asaltos en su seno y, en general, la inseguridad reinante para ratificar nuestra convicción de que esto no puede ni debe continuar.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Dictador, soberbio y además muy ordinario

Habla de unas elecciones, que él ganará de antemano. Pero, por cualquier eventualidad, ha puesto preso a una cincuentena de críticos y opositores y a todos los candidatos a la presidencia que le podían vencer y que sin duda lo vencerían en unas elecciones libres, lo que, para el caso sí se trata de ciencia ficción.

Las batallas por el agua

Los bolivarenses no tienen acceso a los montos asignados para la construcción de acueductos modernos ni a los documentos oficiales para determinar los millones de bolívares o dólares que debían mostrar las obras culminadas, mil veces diagnosticadas en décadas pasadas. | Foto cortesía

¿Epidemia sin vacuna?

El último informe sobre la violencia contra niños, hecho público por Cecodap, el OVV y la Redhnna, da cuenta de 3.738 menores que fueron víctimas mortales y de incremento de la violencia intrafamiliar. | Foto William Urdaneta

El machismo en las tiranías

El expresidente de los Estados Unidos se ha convertido en un modelo para quienes le aplauden su desdén por víctimas, perdedores y débiles, una marca neo-reaccionaria de moda.

“El Coqui” pa’ México

Y si el hombre de la comida pútrida no se presenta por inasistencia muy justificada, digamos su próxima gira por los juzgados del sureste de Miami, seguro que le envían a “El Coqui” de primer suplente. Porque esas oportunidades no se presentan todos los días.

Betancourt y la democracia

Con la presidencia de Rómulo Betancourt se inicia una etapa de consolidación de un inédito modelo sociopolítico, que le proporcionó al pueblo venezolano cuatro décadas de paz.