domingo, 19 de septiembre de 2021 | 12:34 AM

El desafío ineludible

Hasta para dialogar en serio habría que tener fuerza para vencer en el campo de batalla; de lo contrario, el diálogo -como ha ocurrido sistemáticamente- es una vía con la que el régimen gana tiempo.

@carlosblancog

María Corina Machado ha publicado un artículo en El Mundo de España que ha causado justificado debate dentro y fuera de Venezuela. Allí plantea la necesidad de una “Operación de Paz y Estabilización en Venezuela (OPE)” cuyo propósito es “controlar el territorio y la neutralización de una compleja y organizada red de bandas criminales y grupos irregulares, mientras se estabiliza el país y se recuperan sus capacidades productivas y el Estado de Derecho. Es, por lo tanto, una “operación de paz multifacética”.

Antes de referirme al contenido es bueno anotar que al lado de la excelente discusión que se desarrolla está la corte de necios que solo afronta los temas propuestos con respuestas del tipo “eso es fantasía”, “coge tu fusil y marcha a Miraflores”, “no seas radical”, “con qué se come eso”. No solo para descalificar sino, sobre todo, para evitar el debate. Esto ha de tomarse como el ruido ambiental que produce la estulticia sin norte.

Lo que me parece el punto central es la necesidad de la recuperación del territorio para restablecer la institucionalidad democrática de Venezuela. Véase que el tema del territorio no es solamente “quitárselo” a Maduro sino a una estructura criminal internacional que lo controla. Esa estructura está integrada por Maduro y su pandilla, el Alto Mando Militar y un grupo de generales y coroneles, también cubanos, iraníes, el ELN, la disidencia de la FARC, carteles de la droga, Hezbolá, grupos paramilitares de diversas nacionalidades, depredadores del Arco Minero, traficantes de personas y otras bestezuelas que recorren impunemente el territorio nacional. Como es obvio, en ese espacio desapareció la ley, el orden institucional, y los ha sustituido el control mafioso nacional, y sus metástasis regional, municipal y local.

Para desalojar esa estructura se requiere una fuerza superior a la que controla el país. Es un hecho ineludible. Si quieres vencer a una fuerza enorme tienes que tener una fuerza superior capaz de disuadir a la otra para que negocie su entrega, se rinda o, si es el caso, vencerla. No se trata de tener más gente que Maduro y su bandidaje, sino de tener más fuerza. Hasta para dialogar en serio habría que tener fuerza para vencer en el campo de batalla; de lo contrario, el diálogo -como ha ocurrido sistemáticamente- es una vía con la que el régimen gana tiempo.

Para oponerse a la ocupación multinacional del territorio nacional que han promovido Chávez y Maduro la fuerza que ha de enfrentársele es multinacional y María Corina la denomina “operación de paz multifacética”. Desde mi punto de vista, significa una intervención liderada por la OEA, con base en el TIAR, en los campos financiero, tecnológico, humanitario, comunicacional y diplomático de una coalición de países. Y, para decirlo claro, sin tropas extranjeras de infantería dentro de Venezuela. Las tareas militares internas les corresponderán a los tenientes, capitanes, mayores, comandantes, coroneles, soldados venezolanos que están dentro y fuera del país; eso sí, con apoyo internacional. Así lo veo.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

El corral electoral

Esas elecciones regionales van a ocurrir porque ambos sectores las necesitan. Ha sido claro el mensaje de quienes en la oposición las promueven abiertamente: es una rendijita que hay que aprovechar porque todo lo demás fracasó; es una oportunidad de ganar “espacios”. | Foto cortesía

Entre el Vacío y la Nada

La convivencia del régimen con el crimen organizado -de cuello blanco, azul y negro- es parte de su estructura genética. Impunemente no se tienen aliados como el ELN, las FARC, el narcotráfico, Hezbolá, Hamas, los gobiernos de Cuba, Rusia y Turquía, sin que la necesidad de permitir sus operaciones conduzca, primero a la permisividad.

Desconexión

El aumento intensivo de la pobreza en sus múltiples dimensiones: los que eran pobres son extremadamente pobres; la clase media se volvió pobre; y los que tienen recursos y viven en Venezuela también están empobrecidos aunque no pasen hambre; el empobrecimiento espiritual y social es también pobreza.

El extraño caso del partido del pueblo

AD ha sido un partido manejado con mano de hierro por Henry Ramos Allup y Bernabé Gutiérrez, de manera conjunta y armónica. Ha sido un partido donde se impuso más que la disciplina un control férreo; toda disidencia ha sido castigada con sanciones.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta

La triste mirada de los niños de la calle

Muchos de aquellos niños que hicieron brotar las promesas de los revolucionarios en 1999 fueron a parar a las ergástulas socialistas, los asesinaron por estas calles, o por la exclusión y el hambre huyeron de este territorio hostil. | Foto Archivo Correo del Caroní

México: ¿Negociación o capitulación?

En buena hora y enhorabuena, sobre la marcha de los acontecimientos, los jefes parlamentarios más importantes de Occidente, desde afuera, le han dado su respaldo a la Plataforma Unitaria e intimado a Maduro.

¿Qué sigue en el caso de Alex Saab?

Nunca habíamos visto una danza de tantos millones de dólares, en procura de la libertad, de quien ni es un mártir por la humanidad, ni luminaria del rock, estrella del deporte, ni un Bill Gates o Jeff Bezos, sino el supuesto testaferro de un corrupto muy desvergonzado.