domingo, 19 de septiembre de 2021 | 7:56 PM

El delito de preguntar

Bien por Jorge Ramos. Lo suyo fue un notable aporte para el público, agregó mucha información. Sumó elementos contundentes sobre Maduro y el régimen dictatorial bolivariano que somete a Venezuela.

Jorge Ramos, periodista de Univisión, no elige enemigo chico. Vicente Fox, Fidel, Donald Trump, Nicolás Maduro. Ni chicos físicamente, todos grandes, mucho más lomudos que el colega mexicano, ni por sus funciones: todos presidentes y en casos mandamases con atribuciones extras y pretensiones mayores en la materia. Es que a Jorge Ramos le da por preguntar y es sabido que a los hombres de gobierno les gusta poco que les hagan preguntas sobre aquellos temas que quieren evitar. Les cae mal.

Por supuesto que hay periodistas que hacen preguntas tipo centros a la olla -hay de todo en el reino del Señor-; algunos porque no les da para más -ni la cabeza ni el valor- y otros porque les resulta un buen negocio. Son casos que dan vergüenza y uno se pregunta ¿hasta cuándo?, sin perder la fe en que en algún momento se hará justicia y se sabrá cuánto les pagaron.

Pero ese, por cierto, no es el caso de Ramos. Éste hace preguntas que no le gustan a los señores gobernantes, los que no son capaces de admitir que simplemente se trata de los temas que interesan a la gente, de aquellos asuntos sobre los que la gente quiere saber y sobre los que el pueblo reclama información.

El hombre de Univisión lo ejemplifica claramente: viven en una burbuja y para el caso específico de Maduro “en la burbuja del Palacio de Miraflores” en donde “es todopoderoso” y “cree que solo él tiene la verdad y el poder”. Y va Ramos y a ese señor -un legítimo (en este caso sí) energúmeno- y le muestra un video, ni le pregunta, solo un testimonio de lo que pasa en Venezuela. Y Maduro reaccionó. Como tal.

Bien por Jorge Ramos. Lo suyo fue un notable aporte para el público, agregó mucha información. Aventó dudas, muchas sembradas ex profeso. Sumó elementos contundentes sobre Maduro y el régimen dictatorial bolivariano que somete a Venezuela. Pero no solo en ese plano, sino que al tiempo de desnudar a la propia tiranía y el tirano, le ha quitado algunas ropitas más a todos aquellos que han sido socios y cómplices del régimen, que con el cuento de ser partidarios del diálogo, la vía pacífica y la reconciliación, han respaldado a Maduro y le han dado tiempo. Todo ese tiempo, el de por lo menos los últimos dos años, en que los chavistas y sus colectivos facistas han arrasado .

Pero esto de las preguntas indiscretas que molestan no solo pasa en Venezuela -lo que es previsible en una dictadura- sino que pasa en otros lados e infelizmente en los EE UU donde Trump -quien no le va a la zaga a Maduro en determinadas legitimidades- se ha transformado en uno de los mayores enemigos de la libertad de prensa y el derecho de los estadounidenses a saber qué pasa, y lo que está pasando nada menos que en la Casa Blanca.

Noticias venidas desde Vietnam consignan que a tres corresponsales, de las agencias Associated Press, Reuters y Bloomberg, no les fue permitido el ingreso al inicio de la cena entre Trump y el jefe norcoreano Kim Jong-un. No pudieron cubrir esa información por orden de la Casa Blanca según las noticias que indican a la vez que los tres profesionales integraban la lista de trece corresponsales autorizados para “seguir a Trump”.

¿Y cuál fue la razón?

Y ahí está la madre del borrego: estos periodistas, poco antes le habían preguntado a Trump sobre las declaraciones de su exabogado Michael Cohen y si había dado marcha atrás -esto es, reculado- respecto a la desnuclearización de Corea del Norte.

Les dio por preguntar y el efecto fue similar a lo ocurrido en Miraflores cuando Ramos le mostró el video a Maduro. En el caso de Venezuela no habría que sorprenderse mucho pero lamentablemente en el de Trump tampoco dado todo los antecedentes, lo que es tan o más preocupante.

Lo que importa, en definitiva, es que el público se entere de cómo son las cosas, razón por la cual no hay que dejar de preguntar. Les guste o no a los grandes señores.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Dictador, soberbio y además muy ordinario

Habla de unas elecciones, que él ganará de antemano. Pero, por cualquier eventualidad, ha puesto preso a una cincuentena de críticos y opositores y a todos los candidatos a la presidencia que le podían vencer y que sin duda lo vencerían en unas elecciones libres, lo que, para el caso sí se trata de ciencia ficción.

Patente de corso

Estamos todos locos o hay mucho “inútil dañino” que busca algún elemento para disimular su cobardía, desvergüenza y complicidad. Maduro cuando está muy “rodeado” busca el diálogo para ganar tiempo y ese es su juego. | Foto EFE

¿Cínico yo?

Le aconsejó al dictador nicaragüense que no “abandone la democracia” y “la libertad de expresión”. Parece que más allá de la crítica y recomendaciones, cree que en Nicaragua restan algunas pizcas de “democracia” y “libertad de prensa”. | Foto ZUMA Press

Malos olores en Perú

En Perú son de “lengua fácil” para acusar y denunciar e imaginativos para inventarle “malos pasos” a la gente pública. También son muy diligentes y de “gatillo fácil” en materia de disolver congresos y destituir presidentes. | Foto AFP

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta

La triste mirada de los niños de la calle

Muchos de aquellos niños que hicieron brotar las promesas de los revolucionarios en 1999 fueron a parar a las ergástulas socialistas, los asesinaron por estas calles, o por la exclusión y el hambre huyeron de este territorio hostil. | Foto Archivo Correo del Caroní

México: ¿Negociación o capitulación?

En buena hora y enhorabuena, sobre la marcha de los acontecimientos, los jefes parlamentarios más importantes de Occidente, desde afuera, le han dado su respaldo a la Plataforma Unitaria e intimado a Maduro.

Punto crucial de no retorno

No es casual el éxodo de más de seis millones de compatriotas en pocos años, la dispersión familiar y el crecimiento, dentro del territorio, del crimen organizado y la atomización del bandidaje en todo el país.