lunes, 26 de julio de 2021 | 11:20 PM

El agrio encanto del chisme

Es un comentario amañado, destructivo, de baja ralea, pero al tiempo es tentador de escuchar y difundir. Cuando estamos envueltos en ellos, lo hacemos como con la tele, para entretenernos, y a veces nos pone a pensar.

Es un comentario amañado, destructivo, de baja ralea, pero al tiempo es tentador de escuchar y difundir. Cuando estamos envueltos en ellos, lo hacemos como con la tele, para entretenernos, y a veces nos pone a pensar.

@RinconesRosix

Polémico el chisme. Es un comentario amañado, destructivo, de baja ralea, pero al tiempo es tentador de escuchar y difundir. Cuando estamos envueltos en ellos, lo hacemos como con la tele, para entretenernos, y a veces nos pone a pensar… pero que no sea sobre nosotros mismos, porque lo atractivo del chisme es justamente que descansamos de nosotros mismos, que nos olvidamos de nuestra propia vida.

Las altas motivaciones que tienen los seres humanos para chismear varían en un amplio espectro que va desde los ultravioleta hasta los infrarrojos. Sería fácil moralizar aquí sobre todas las miserias y sobre cuánto prejuicio, venganza, envidia pudiese haber detrás de los comentarios sórdidos, pero no es ese el caso que me ocupa.

El chisme es una manera muy natural y silvestre de obtener conocimientos humanísticos. A través de ellos, en medio de los agregados y omitidos, en medio de esas historias de hechura colectiva, de ese ejercicio de la imaginación a lo Roque Santeiro, siempre se esconde algo creíble, un misterio develado, una epifanía de la condición humana. El chisme nos entretiene porque nos revela sombras o sorprende nuestros esquemas y creencias o porque sus incógnitas nos intrigan. Sobre algunos protagonistas de historias o eternos blancos de chismes, porque hay un rasgo de esa persona que nos abruma u ofende o porque simplemente no los comprendemos y deseamos chismear -buscando compartir puntos de vista con otros- como una forma de estudiarlos, de tratar de saber quiénes son.

El gusto por los chismes es análogo al gusto por las buenas historias, por eso, dependiendo de cómo se le tome, y cuidando de no llevarnos a sus víctimas por delante, puede enseñarnos sobre los personajes y sus circunstancias, sobre aquello que nos hermana, sobre los giros del devenir, los claroscuros, las contradicciones. Porque si los seres humanos trabajamos el tejido de nuestra apariencia, la imagen que deseamos darle a los demás, la forma que deseamos que estos nos vean, el chisme está allí para delatar la imagen detrás de la máscara, o también puede ser el chisme vehículo de la intolerancia de la sociedad hacia cualquier nota que esta considere discordante.

Similar, pero en el mismo orden, están las historias de detectives. Éstos fisgonean sobre las vidas, buscan igualmente ilustrarse sobre los vaivenes de la conducta humana, sólo que son amantes de las evidencias y del método científico. En uno de los tantos casos estudiados por Hércules Poirot, el detective belga de las novelas policiales de Ágatha Christie. Este como es de costumbre empezó a descartar la culpabilidad o no de cada uno de los personajes sospechosos. Una vez resuelto el crimen, Poirot deliberadamente ocultó un detalle sobre la actitud evasiva de una de las descartadas, una profesora de un connotado colegio de señoritas. Después sabemos que la mujer en cuestión llevaba un embarazo aún clandestino y se protegía de ser juzgada en su lugar de trabajo. Poirot actuó como todo un humanista de oficio, un gentleman, y guardó silencio.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/IlKCo7gVPIx2RQo4UGj1js 
| https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

El agrio encanto del chisme

Es un comentario amañado, destructivo, de baja ralea, pero al tiempo es tentador de escuchar y difundir. Cuando estamos envueltos en ellos, lo hacemos como con la tele, para entretenernos, y a veces nos pone a pensar.

Menos mal que Agustín Lara era feo

La vida amorosa de Agustín Lara está enraizada en lo orgánico, en los celos y la desconfianza, en la violencia del mundo lupanar, en su propio dolor, pero sobre todo y por qué no decirlo, para él la mujer fue ansia de exploración y búsqueda.

¿Para qué Bond, si tenemos al Generalísimo?

No nos imaginaríamos esas peripecias amatorias de solo mirar su imagen en el óleo de la barraca, en la que Arturo Michelena retrata a un Miranda sexagenario, traicionado y derrotado.

Sobre la China

Los chinos están haciendo un esfuerzo por convertirse en un poder del discurso. Pero no sé si alguna vez su periodismo podrá producir un debate abierto.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Educación ambiental: una necesidad que se multiplica

San Francisco de Asís es el patrono de los ecologistas. Es buena oportunidad para hablar sobre la importancia de la educación ambiental en un país en donde el ambiente se está deteriorando de manera acelerada, con poca reacción de la sociedad.

Su bien común es mi bien común

La corresponsabilidad y la coherencia en estos tiempos de cuarentena prolongada se vuelven imperativa por el bien de todos. Aunque las responsabilidades no sean del mismo peso para todos. | Foto cortesía

Los primeros poemas escritos en Guayana

Varios hombres, hace 374 años, se desplazaron desde distintos puntos del país para reunirse en algún lugar del Orinoco. Allí se dedicaron, entre otras cosas, a redactar versos. Se dice que esos poemas son los más antiguos que se han escrito en territorio guayanés. | Foto cortesía

La opción de Guayana

No es el abstencionismo pero tampoco lo es perder el voto en la trampa revolucionaria eligiendo personajes que al día siguiente tendrán todas las complacencias con el control dictatorial. | Foto William Urdaneta

Trío de mostachudos

Esta tiranía -que es también de la imagen- me condena a ver cientos de fotografías del ocupante de Miraflores, por lo que no puedo evitar encontrar parecidos, que van más allá de lo deseable, en este caso con Sadam Hussein. | Foto cortesía

Perú, Cuba y el oscurantismo

El comunismo ha sido reflotado en virtud de la convergencia intertropical, moscovita y china que ha dejado en nuestro continente sus efectos irreversibles. | Foto cortesía